WiZink ficha a Jefferies para negociar la venta de su 'pelotazo' Aplazame
  1. Empresas
M&A

WiZink ficha a Jefferies para negociar la venta de su 'pelotazo' Aplazame

El banco de Värde Partners compró la firma de pago flexible en 2018 por 20 millones y podría obtener más de 150 millones ahora por su venta

Foto: Sede de WiZink en Madrid. (WiZink)
Sede de WiZink en Madrid. (WiZink)

Värde Partners confía en Jefferies su primera gran oportunidad de hacer plusvalías en WiZink Bank. La entidad especializada en financiación al consumo ha decidido que sea este banco de inversión quien la asesore en la venta de su filial Aplazame, por la que ha recibido muestras de interés en los últimos meses. WiZink pagó 20 millones por esta filial en 2018 y podría colocarla ahora por al menos 150 millones, según fuentes financieras consultadas por este medio. Esta operación podría ayudar a la entidad a corregir las pérdidas que registró en la primera parte del año.

Se trata de la primera gran operación de Jefferies en España tras la nueva estragia que tiene al margen de Arcano, con quien ha estado aliado durante los últimos seis años. El banco de inversión norteamericano ha fichado a uno de los banqueros estrella de Credit Suisse, Armando Rubio, especializado en banca, para el desembarco en este mercado.

Foto: Álvaro de Remedios, presidente de Arcano. (EC)

WiZink Bank no contemplaba hasta ahora la venta de Aplazame, una de las filiales con las que buscaba diversificar sus fuentes de ingresos y depender menos de las tarjetas 'revolving'. Sin embargo, el 'boom' de compraventas en financieras BNPL (siglas de 'pague ahora, compre después', en inglés) y el acercamiento de inversores extranjeros han hecho que la entidad se replantee esta estrategia, como publicó 'Expansión'.

Entre otras operaciones, Square pagó 29.000 millones en agosto por Afterpay y PayPal ha comprado recientemente una firma japonesa de BNPL —Paidy— por 2.700 millones. En España, Bankinter está entrando en este negocio con un producto llamado Pago Cómodo.

Números rojos rentables

Aplazame nació en 2014 y fue en 2018 cuando dio un salto con la compra por parte de WiZink. Sus ingresos pasaron de 1,6 millones de euros a casi 5,7 millones entre 2019 y 2020, un crecimiento que hubiera sido mayor de no ser por la crisis del covid, que frenó el consumo. Las fuentes consultadas explican que 2021 ha sido el año de la 'explosión' de este negocio.

Esta sociedad perdió 12,9 millones en 2020, más del doble de los 5,7 millones del año anterior. Este aumento se debió por un lado a los mayores gastos de personal y a los 5,3 millones que cargó en concepto de provisiones para cubrir su cartera ante la crisis del covid. Aplazame tenía una cartera crediticia de unos 78 millones en 2020.

placeholder Miguel Ángel Rodríguez, CEO de WiZink.
Miguel Ángel Rodríguez, CEO de WiZink.

¿Cómo una sociedad en pérdidas puede multiplicar su valor por más de cinco veces en casi tres años? Las fuentes consultadas explican que el negocio del pago aplazado es uno de los que más potencial tienen en España y a nivel global, lo que hace que los inversores paguen múltiplos sobre los ingresos y no sobre el beneficio. También añaden que se está pagando entre 15 y 30 veces los ingresos, lo que en 2020 arrojaría una valoración de Aplazame de entre 85 y 170 millones. Estas cifras se están disparando en 2021, lo que situaría una valoración base de 150 millones, según las fuentes consultadas.

Este segmento del crédito al consumo es uno de los que más crecen, a doble dígito en los últimos años. De hecho, España es el tercer mercado donde más está repuntando el comercio electrónico. Aplazame cuenta con 1.600 socios comerciales y 400.000 clientes.

WiZink perdió 31 millones de euros en el primer semestre de 2021, frente a los 10 millones que ganó en el mismo periodo del año pasado. Las plusvalías de Aplazame servirían para salvar el año. En caso de venta de Aplazame, la entidad está diversificando las líneas de negocio en segmentos como el de los automóviles y los préstamos personales.

Venta
El redactor recomienda