Es noticia
Menú
Enel renovará a Bogas como CEO de Endesa con un premio de 26 M para la jubilación
  1. Empresas
EN LA PRÓXIMA JUNTA GENERAL

Enel renovará a Bogas como CEO de Endesa con un premio de 26 M para la jubilación

Una renovación que se considera clave, dada la buena sintonía que tiene con la ministra de Transición Ecológica, en pleno debate por la subida de la luz hasta máximos históricos

Foto: El consejero delegado de Endesa, José Bogas. (EFE)
El consejero delegado de Endesa, José Bogas. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

José Bogas continuará a partir de 2022 como consejero delegado de Endesa después del pacto alcanzado con Francesco Starace, el consejero delegado de Enel, la compañía pública italiana propietaria de la mayoría del capital de la eléctrica española. Según fuentes próximas al consejo de administración, Starace ha pedido a Bogas, de 66 años, continuar al menos un año como primer ejecutivo del grupo energético, momento a partir del cual se podrá jubilar con una compensación monetaria total de 26 millones de euros, 31 millones si se incluye el seguro de vida. Una renovación que se considera clave, dada la buena sintonía que tiene con la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, en pleno debate por la subida de la luz hasta máximos históricos.

Starace, cuyo mandato al frente de Enel finaliza en 2023, confía plenamente en Bogas, ingeniero industrial por ICAI, que ha hecho toda su carrera, cerca de 40 años, en Endesa. Después de haber sido director general de España y Portugal entre 2004 y 2014, el ejecutivo italiano le ascendió a consejero delegado para compensar el poder de Borja Prado, presidente de la eléctrica en aquel momento, con el que hubo diferencias en la gestión.

Foto: El consejero delegado de Endesa, José Bogas. (EFE)

Tras la salida de Prado en 2019 y el nombramiento de Juan Sánchez-Calero como presidente no ejecutivo, Bogas asumió toda la responsabilidad en Endesa, en colaboración directa con Starace. El máximo directivo de Enel le otorgó mando en plaza para desarrollar el nuevo plan estratégico, que, entre otros objetivos relevantes, incluía el desmantelamiento de las últimas centrales térmicas de carbón en Andorra (Teruel) y As Pontes (A Coruña), así como la digitalización, la apuesta por las renovables y el ahorro de costes. Un aspecto, este último, que le causó graves enfrentamientos con la plantilla por la firma del nuevo convenio colectivo, que acabó en un tribunal de arbitraje, con sentencia favorable para la compañía.

Pero su mandato de cuatro años finaliza en mayo de 2022, por lo que Starace y Bogas iniciaron antes del verano las conversaciones para apalabrar la continuidad del segundo como consejero delegado. El italiano le pidió al español que siguiera al menos hasta mediados de 2023, fecha en que expira el cargo no prorrogable del principal ejecutivo de Enel. A partir de ese momento, Bogas, que cumplirá 68 años, tendrá plena libertad para irse en paralelo a Starace o agotar su nuevo periodo de mando hasta 2026.

Aunque, formalmente, su renovación tendrá que ser propuesta por el consejo de administración y aprobada por todos los accionistas, el hecho de que Enel sea dueña del 70% del capital y controle el órgano de gestión garantiza la renovación de Bogas tras el pacto con el CEO del grupo público transalpino. Por tanto, el ingeniero industrial podrá liderar la nueva hoja de ruta de Endesa 2021-2023, presentada en noviembre del pasado año, plan estratégico en el que prevé invertir 7.800 millones de euros y crear 7.500 puestos de trabajo.

Foto: Imagen de archivo de la construcción de un parque solar.

Fuentes oficiales de Endesa indican que “la renovación de los consejeros depende exclusivamente del consejo de administración y de la junta de accionistas. No está previsto abordar este asunto en el corto plazo”, en referencia a que la junta se celebrará en abril y mayo del próximo año. Pero otras fuentes próximas al grupo subrayan que “Bogas tiene ganas, fuerzas y está muy comprometido con el proceso de transformación energética en el que está inmersa Endesa”. Además, agregan que “mantiene una excelente relación con Francesco Starace y su intención es seguir, por lo que es muy probable que sea renovado”.

La fidelidad de Bogas a Endesa tendrá su premio. El consejero delegado tiene acumulados 13 millones de euros en concepto de pensión y, cuando abandone el cargo, percibirá otros 13 millones de euros brutos (6,52 millones netos), según el contrato depositado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores, en concepto de cláusula de no competencia. Es decir, por no fichar por otra compañía del sector eléctrico. En total, 26 millones de euros. Además, cuenta con un seguro de vida de cinco millones en caso de fallecimiento.

Su renovación se presenta muy relevante gracias a su buena sintonía con el Gobierno a través de Ribera, que en sus últimas intervenciones ha atacado a las eléctricas por su escasa "empatía social", en referencia a sus pingües beneficios, mientras millones de clientes sufren la subida de la luz. Pero la ministra ha evitado siempre citar a Endesa, mientras ha lanzado dardos a Iberdrola, especialmente tras vaciar un pantano que abastecía de agua a una planta hidroeléctrica.

José Bogas continuará a partir de 2022 como consejero delegado de Endesa después del pacto alcanzado con Francesco Starace, el consejero delegado de Enel, la compañía pública italiana propietaria de la mayoría del capital de la eléctrica española. Según fuentes próximas al consejo de administración, Starace ha pedido a Bogas, de 66 años, continuar al menos un año como primer ejecutivo del grupo energético, momento a partir del cual se podrá jubilar con una compensación monetaria total de 26 millones de euros, 31 millones si se incluye el seguro de vida. Una renovación que se considera clave, dada la buena sintonía que tiene con la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, en pleno debate por la subida de la luz hasta máximos históricos.

José Bogas Endesa Enel
El redactor recomienda