La banca da por superada la crisis y prepara un reparto de dividendos de 7.000 millones
  1. Empresas
RESULTADOS

La banca da por superada la crisis y prepara un reparto de dividendos de 7.000 millones

Los bancos dejan atrás las pérdidas históricas de 2020 con un beneficio agregado de 11.500 millones de euros que les va a permitir volver con fuerza al dividendo

placeholder Foto: Goirigolzarri (i), Botín (c) y Carlos Torres (d). (EFE)
Goirigolzarri (i), Botín (c) y Carlos Torres (d). (EFE)

Lluvia de dividendos en la banca española. Los directivos de las principales entidades financieras han vuelto a respirar con tranquilidad en las presentaciones de resultados de las últimas dos semanas. Tras más de un año con limitaciones, el Banco Central Europeo (BCE) les va a permitir remunerar a sus accionistas a partir de octubre. Algo que prevén hacer con generosidad.

Los grandes bancos del país han anunciado su intención de repartir dividendos por valor de unos 7.000 millones de euros. Una cuantía que está pendiente del visto bueno del BCE y que corresponde tan solo a las cuentas de la primera mitad del año. En caso de que el segundo semestre fuera idéntico, los dividendos de 2021 se elevarían por encima de los 10.000 millones de euros.

Foto: Sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort. (Reuters)

Este vendaval de dividendos llega gracias a la mejora de los resultados del sector en la primera mitad de año. Las principales entidades ganaron 11.505 millones en los seis primeros meses del año, frente a las pérdidas de 11.100 millones del mismo periodo de 2020, en plena crisis del covid.

La mayor parte de este beneficio es orgánico, aunque también han contribuido dos operaciones que no computan en términos de resultado distribuible a los accionistas: la fusión entre CaixaBank y Bankia, que provoca un efecto contable sin el cual el grupo catalán ganó 1.278 millones, 2.900 millones menos de los 4.181 millones declarados; y la salida a bolsa de Línea Directa, que 'infla' los estados de Bankinter en 900 millones, por encima del resultado de 244 millones que computa para el dividendo.

El BCE tomó la decisión de limitar los pagos a accionistas en marzo de 2020 ante las incertidumbres del covid. El objetivo de esta medida era que las entidades reforzaran sus colchones de solvencia por si la crisis iba peor de lo previsto. Así lo han hecho los bancos españoles, con 10.000 millones más de capital ahora que antes del covid. Aun así, este refuerzo ha costado a las entidades 16.000 millones en bolsa.

Tras un 2020 sombrío, el optimismo cunde actualmente entre los banqueros españoles. Salvo algunos apuntes de inquietud, casi todos los directivos del sector creen que la morosidad no va a crear problemas a sus cuentas de resultados y confían en que los fondos europeos impulsen la actividad este año y el próximo. Aun así, reconocen que todavía hay sombras por aclarar por los efectos de la nueva ola de contagios en el turismo y en las pymes.

Este entorno es en el que el BCE ha decidido levantar de nuevo la mano con los dividendos, pero pidiendo que las entidades sean prudentes. Por ello, revisará a fondo la política de dividendos de cada entidad.

placeholder Andrea Enria, presidente del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), del BCE. (Reuters)
Andrea Enria, presidente del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), del BCE. (Reuters)

En esa línea, cada grupo ha anunciado en los últimos días un 'pay out' (porcentaje del beneficio que se distribuye entre los accionistas), que va desde el 30% de Banco Sabadell hasta el 50% declarado por CaixaBank, Bankinter y Unicaja Banco. Santander ha dado una banda de entre el 40% y el 50%, aunque ha descontado del capital el máximo, y BBVA se mantiene entre el 35% y el 40%.

A pesar de este menor porcentaje, la entidad vasca va a ser la más generosa con sus accionistas en los próximos meses. El grupo presidido por Carlos Torres prevé recomprar un 10% de sus acciones a partir de noviembre, usando parte del capital obtenido de la venta de su filial norteamericana. Este paquete accionarial está valorado a día de hoy en unos 3.000 millones de euros. A esto se sumarían los entre 668 y 764 millones generados de dividendo en efectivo durante la primera parte del año.

Calendario

Uno de los primeros en pagar dividendo podría ser Santander, que como reconoció su consejero delegado, José Antonio Álvarez, abordará su remuneración al accionista en la reunión del consejo de septiembre. La entidad cántabra suele pagar el primer dividendo a cuenta en octubre. Durante los seis primeros meses del año ha devengado una retribución de 1.837 millones.

Otro de los dividendos más esperados es el de CaixaBank, cuyo consejo ya ha aprobado distribuir "en efectivo el 50% del beneficio neto consolidado ajustado por los impactos extraordinarios relacionados con la fusión con Bankia, pagadero en un único pago en el ejercicio 2022". En el primer semestre, este resultado fue de 1.278 millones, por lo que correspondería una remuneración de 671 millones, de los que la Fundación la Caixa recibiría 201 millones y el FROB (Fondo de Reestructuración) unos 100 millones.

Del resto de entidades ninguna ha comunicado todavía su 'pay out', salvo Unicaja Banco, cuyas cuentas tendrán diversos extraordinarios en el segundo semestre por la fusión con Liberbank.

Lluvia de dividendos en la banca española. Los directivos de las principales entidades financieras han vuelto a respirar con tranquilidad en las presentaciones de resultados de las últimas dos semanas. Tras más de un año con limitaciones, el Banco Central Europeo (BCE) les va a permitir remunerar a sus accionistas a partir de octubre. Algo que prevén hacer con generosidad.

Banca Dividendos Banco Central Europeo (BCE)
El redactor recomienda