Kutxabank pone en venta la joya inmobiliaria de su corona: Torre Iberdrola
  1. Empresas
rascacielos valorado en 250M

Kutxabank pone en venta la joya inmobiliaria de su corona: Torre Iberdrola

La entidad vasca encarga a Savills organizar un proceso formal de venta del 30% que posee en el rascacielos, el octavo de España, una oportunidad única para inversores estables

placeholder Foto: Vista de Torre Iberdrola, con el Museo Guggenheim y la ría de Bilbao al fondo.
Vista de Torre Iberdrola, con el Museo Guggenheim y la ría de Bilbao al fondo.

Es el octavo rascacielos de España, la sede social de la mayor eléctrica del país y el cuartel general de importantes firmas como PwC, KPMG, EY, Accenture, Aon o Uría en Bilbao. Se trata de Torre Iberdrola, todo un activo trofeo que, ahora, una década después de su inauguración, abre por primera vez la puerta de sus oficinas a un nuevo accionista.

Kutxabank, propietaria del 30% del edificio, ha sacado al mercado su participación y ha encargado a Savills-Aguirre Newman organizar un proceso formal de venta, según ha podido confirmar El Confidencial.

Foto: Sede de BBVA en Bilbao, en el número 12 de Gran Vía. (Triplecaña/Wikipedia)

La operación, que quiere tener cerrada para verano, ha despertado el interés de mutualidades, aseguradoras, fondos de pensiones y grandes 'family offices', todos ellos inversores institucionales a largo plazo que ven en esta operación la oportunidad de convertirse en socio de la eléctrica, dueña del otro 70%, en uno de los edificios más icónicos de toda España.

Valorado en 250 millones de euros, el rascacielos vasco es un gigante de 165 metros de altura, 41 plantas y 50.000 metros cuadrados obra de César Pelli, cuya firma también está estampada en las torres Petronas de Kuala Lumpur o en la madrileña Torre de Cristal.

placeholder Torre Iberdrola es la sede social de la eléctrica.
Torre Iberdrola es la sede social de la eléctrica.

Kutxabank, que heredó esta participación de BBK (una de las tres cajas vascas cuya integración dio lugar a la actual entidad), considera que ya ha cumplido el objetivo inicial de esta inversión, que era respaldar la construcción de un proyecto singular y de gran interés para la capital vizcaína.

De hecho, en el último cuarto de siglo, desde la revolución que supuso el Museo Guggenheim, toda la ciudad, y en especial la zona de la ría, ha vivido una profunda transformación urbanística que ha cambiado por completo la imagen de Bilbao y en la que este edificio ha sido uno de los elementos principales.

Foto: El nuevo presidente de Kutxabank, Gregorio Villalabeitia

Una década después, con el proyecto ya consolidado, a plena ocupación y con el Banco Central Europeo (BCE) exigiendo a las entidades romper con el modelo pasado de participaciones industriales, Kutxabank considera que ha cumplido ciclo.

El momento, además, juega en favor de una operación de este tipo, ya que el exceso de liquidez de los grandes inversores, unido a los bajos tipos, convierte esta participación en una oportunidad única de entrar en un activo trofeo, de los pocos que se pueden encontrar fuera de Madrid y Barcelona, y capaz de ofrecer rentabilidades por encima del 4%.

Con su venta, según fuentes de mercado, la entidad podría conseguir unos 80 millones de euros, mientras que el comprador se convertiría en casero de Iberdrola (ocupa ocho plantas, el 20% de la torre) y de un amplio abanico de grandes compañías, todas ellas con contratos de arrendamiento de larga duración, en un edificio que, además, cuenta con todas las exigencias de sostenibilidad que ahora se están exigiendo.

Es el octavo rascacielos de España, la sede social de la mayor eléctrica del país y el cuartel general de importantes firmas como PwC, KPMG, EY, Accenture, Aon o Uría en Bilbao. Se trata de Torre Iberdrola, todo un activo trofeo que, ahora, una década después de su inauguración, abre por primera vez la puerta de sus oficinas a un nuevo accionista.

Kutxabank
El redactor recomienda