Veolia integra Agbar como activo estratégico y cierra la puerta a la venta que planteó Suez
  1. Empresas
Agbar en la matriz, fuera de la Nueva Suez

Veolia integra Agbar como activo estratégico y cierra la puerta a la venta que planteó Suez

La multinacional francesa ha declarado tras la fusión que mantendrá todos los activos estratégicos identificados, entre los que consideró a Agbar tanto por su actividad de agua en España como en Latinoamérica

placeholder Foto: Logo de Veolia. (Reuters)
Logo de Veolia. (Reuters)

Veolia cierra la puerta a una de las operaciones más esperadas por la industria financiera en España desde 2019: la venta de Agbar que planteó la antigua directiva de Suez a instancias, entre otros, del fondo activista Amber Capital.

La adquisición del 100% de la multinacional francesa por su principal competidor ha acarreado una dura batalla entre ambas compañías, con el Gobierno de Emmanuel Macron y varios fondos de inversión (Ardian, GIP, Meridiam) dentro de la guerra. Sin embargo, este lunes firmaban el acuerdo definitivo por el que Veolia aspira a convertirse en un "campeón mundial de la transformación ecológica" con una fuerte presencia en los negocios de residuos y agua.

placeholder Crecimiento de Veolia tras la integración de Suez. (Fuente: Veolia)
Crecimiento de Veolia tras la integración de Suez. (Fuente: Veolia)

En el acuerdo, la firma dirigida por Antoine Frérot advertía de que la implementación del plan de Veolia para crear un gigante con ingresos de 37.000 millones de euros a través de la opa de Suez implica mantener todos los activos estratégicos identificados por Veolia. De hecho, en los términos del acuerdo pide la suspensión de cualquier enajenación significativa de los activos estratégicos identificados en la opa que lanzó el 8 de febrero.

Dicho documento recoge las bondades que para Veolia implica mantener Agbar, la firma de aguas con sede en Barcelona que gestiona el agua de diversos municipios en España y en Latinoamérica a través de Aguas Andinas.

¿Por qué interesa Agbar a Veolia?

Según explica Veolia, Agbar cuenta con complementariedad geográfica tras la fusión. De esta manera, explica que "mientras Suez es la número uno en agua municipal, en particular a través de Agbar, Veolia está presente principalmente en energía y servicios a clientes industriales y terciarios", con lo que cuenta con gran encaje en ambos negocios.

En este sentido, Veolia señala que "está presente principalmente en servicios energéticos a edificios en España y tiene algunas operaciones de residuos sólidos, incluido el reciclaje de plásticos". Y, por su parte, "Suez es, con su filial Sociedad General de Aguas de Barcelona (Agbar), un gran operador privado de agua en España, donde también ha desarrollado algunas actividades en residuos peligrosos".

Foto: Foto: Reuters.

Por otro lado, Agbar permite a Veolia consolidar su posición en Latinoamérica gracias a su filial Aguas Andinas de Chile. "Las posiciones muy complementarias de los dos grupos en agua y residuos ofrecen oportunidades de desarrollo", justifica Veolia.

Agbar en Veolia, al margen de la Nueva Suez

La posición de Agbar es estratégica para Veolia, al punto de que la firma ha decidido hacer una filial llamada Nueva Suez que se compromete a desarrollar en el largo plazo y al margen de la propia Veolia una serie de activos donde no estará Agbar, ya que quedará integrada en la matriz.

Nueva Suez englobará activos de diversas geografías como Italia (incluida la participación en Acea), República Checa, África (incluido Lydec), Asia Central, India, China, Australia y las actividades digitales y ambientales globales (SES), además de las actividades de aguas municipales y residuos sólidos de Suez en Francia (incluido el Cirsee, el principal centro de investigación de Francia). Se trata de una firma que pretende aportar 7.000 millones al total de Grupo Veolia (37.000 millones).

Foto: El presidente de la Fundación la Caixa, Isidre Fainé. (EFE)

En línea con la apuesta por Suez, el consejero delegado de Veolia, Antoine Frérot, garantizaba el pasado mes de enero el empleo para Agbar tras la toma de control. De hecho, ya entonces pidió a Suez que no se vendiera la firma con sede en Barcelona. Según informó entonces EFE, Frérot mostró su interés particular por Agbar, tanto por sus posiciones en España y en Latinoamérica como por su experiencia en el tratamiento de aguas, que a su juicio interesa al conjunto de Veolia para incorporarla a sus servicios en el resto del mundo.

Con este capítulo, se cierra la puerta sobre una operación de desinversión que despertó el interés de toda la industria financiera en España. Una operación que instigó el fondo activista Amber, participante en Suez, y que puso en el centro de todas las miradas a la Caixa. Las quinielas pusieron el grupo liderado por Isidre Fainé como uno de los potenciales compradores de Agbar, del que ya fue máximo accionista en el pasado. Una opción que ya ha borrado Veolia.

Veolia cierra la puerta a una de las operaciones más esperadas por la industria financiera en España desde 2019: la venta de Agbar que planteó la antigua directiva de Suez a instancias, entre otros, del fondo activista Amber Capital.

Veolia Agbar Amber Capital Fondos de Inversión Activos estratégicos Desinversiones Isidre Fainé
El redactor recomienda