La banca se juega 175 millones al año en los nuevos bonos públicos de Sareb
  1. Empresas
BANCO MALO

La banca se juega 175 millones al año en los nuevos bonos públicos de Sareb

Las entidades que traspasaron activos tóxicos a Sareb sacan actualmente medio punto de rentabilidad a sus bonos en la ventanilla del BCE. El Tesoro podría sustituirlos por nuevos

placeholder Foto: Jaime Echegoyen, presidente de Sareb. (EFE)
Jaime Echegoyen, presidente de Sareb. (EFE)

Nuevo debate sobre la voluminosa deuda de Sareb, de 35.000 millones de euros. Estos bonos, que recientemente han pasado a computar como públicos, están en los balances de entidades como CaixaBank y Bankia —cuya fusión se hace efectiva este viernes—, Abanca, BBVA, Sabadell, Unicaja, Liberbank e Ibercaja, que pueden hacer negocio con ellos en la ventanilla del Banco Central Europeo (BCE).

Esta deuda, con la que Sareb pagó los activos tóxicos traspasados entre 2012 y 2013, tiene una cláusula cero por la que las entidades a las que se debe el dinero se han librado de pagar intereses a la sociedad semipública a pesar del euribor en negativo. En cambio, sí que pueden usarlos para obtener liquidez en el BCE con un margen del 0,5%. El negocio anual que pueden estar haciendo estas entidades ronda los 175 millones de euros.

Foto: Jaime Echegoyen, presidente de Sareb, y su predecesora en el cargo, Belén Romana. (EFE)

Fuentes financieras consultadas por este medio explican que el Tesoro podría amortizar los 35.000 millones en manos de la banca española y sustituirlos por una nueva colocación en mercado, que a día de hoy sería en negativo. Con ello, Sareb podría ahorrarse a partir de ahora esos 175 millones que se embolsan las entidades. Desde el Ministerio de Economía señalan que no hay nada en marcha todavía, pero no lo descartan a futuro.

Las fuentes consultadas reconocen que todavía es pronto para ello, ya que el Tesoro Público se ha encontrado de la noche a la mañana con 35.000 millones más de deuda que no esperaba hace unos meses. El 'trasvase contable' se ha producido tras las pérdidas sufridas por Sareb en los últimos años, que han hecho que se quede sin patrimonio. Desde el Eurostat consideran que con ello se ha dejado de cumplir la única condición que impedía que su deuda fuera pública: tener una mayoría de capital privado.

A esta situación se ha llegado principalmente por la caída del precio de los activos que compró a las entidades cedentes —todas las que recibieron ayudas en 2012—, por encima del valor de mercado, y por un 'swap' —derivado sobre cobertura de tipos de interés— que ha costado ya 3.000 millones de euros. Este derivado fue impuesto por la troika como una estrategia para minimizar los riesgos de una sociedad altamente endeudada, aunque finalmente generó el efecto contrario.

Por todo ello, Sareb se ha ido quedando sin patrimonio neto en los últimos años. Esta sociedad nació con 4.800 millones de euros, 1.200 millones en capital y 3.600 millones en deuda subordinada. De ellos, el Fondo de Reestructuración (FROB) público aportó 2.200 millones y el sector financiero 2.600 millones.

Situación actual

Tras las últimas pérdidas, el patrimonio neto de Sareb quedará en negativo. Aun así, no va a tener que pedir nuevo capital ya que un cambio legal que hizo el Gobierno el año pasado le permite estar en esta situación sin entrar en causa de disolución.

Las fuentes consultadas no prevén ningún cambio en el accionariado o en el consejo de la sociedad a corto plazo debido a la nueva situación de su deuda. El FROB controla un 45% y las entidades un 55%. Se hizo así para conseguir el visto bueno del Eurostat a que la deuda de Sareb no computara como pública, hasta ahora. Lo mismo ocurrirá con las pérdidas de la sociedad, que a partir de ahora computarán como déficit, un argumento más para que el Tesoro rebaje su carga financiera.

Nuevo debate sobre la voluminosa deuda de Sareb, de 35.000 millones de euros. Estos bonos, que recientemente han pasado a computar como públicos, están en los balances de entidades como CaixaBank y Bankia —cuya fusión se hace efectiva este viernes—, Abanca, BBVA, Sabadell, Unicaja, Liberbank e Ibercaja, que pueden hacer negocio con ellos en la ventanilla del Banco Central Europeo (BCE).

Sareb Banco Malo Tesoro Público
El redactor recomienda