ALMEIDA REFUERZA SU PARQUE DE VIVIENDA SOCIAL

Sareb cierra con el Ayuntamiento de Madrid su mayor venta de viviendas sociales

Se trata de la mayor operación de venta de viviendas sociales cerrada entre la entidad que preside Jaime Echegoyen y una Administración pública

Foto: El presidente de Sareb, Jaime Echegoyen. (EFE)
El presidente de Sareb, Jaime Echegoyen. (EFE)
Adelantado en

De la cesión a la venta. La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) ha vendido al Ayuntamiento de Madrid más de un centenar de viviendas —108 unidades—. Se trata de la mayor operación sobre pisos sociales aprobada jamás entre la entidad que preside Jaime Echegoyen y una Administración. Ambas partes han formalizado ya la venta de 16 unidades y está previsto que en las próximas semanas se complete la compraventa de las otras 92, según confirman a El Confidencial fuentes del mercado, que aclaran que estos hogares forman parte de las 300 viviendas que Sareb cedió al ayuntamiento en 2016.

Con esta compra, el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, reforzará su bolsa de vivienda social en un momento en que la crisis sanitaria y económica generada por el coronavirus ha dejado en una situación habitacional muy delicada a miles de familias.

A través de la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda de Madrid (EMVS), el Ayuntamiento de Madrid tiene en propiedad casi 6.300 viviendas en alquiler, del que se benefician otras tantas familias que deben cumplir una serie de requisitos, entre ellos, tener unos ingresos inferiores o iguales a 3,5 veces el salario mínimo interprofesional, si bien los adjudicatarios abonan como máximo un 30% de sus ingresos para el pago del alquiler.

Hasta ahora, Sareb había optado por la cesión de viviendas a los ayuntamientos de toda España, pero en los últimos tiempos ha formalizado dicha colaboración mediante la venta directa de esas viviendas. Lo ha hecho con Madrid, pero también con varios ayuntamientos más. En concreto, en diciembre de 2019, Sareb cerró la venta de dos pisos al Ayuntamiento de Badalona, mientras que en febrero de este año cerró su primera operación de compraventa de vivienda con una comunidad autónoma. Fue con el Gobierno vasco, que adquirió nueve pisos a través de la agencia pública de alquiler del Gobierno vasco (Alokabide).

Posteriormente, en mayo de 2020, el banco malo cerró la segunda operación con una comunidad autónoma tras vender al Gobierno de Canarias para usos sociales 11 viviendas, ubicadas en Fuerteventura, que han pasado a formar parte del parque gestionado por la empresa pública Viviendas Sociales e Infraestructuras de Canarias (Visocan), cuyo objeto es la gestión y promoción de las viviendas protegidas en el archipiélago canario. Galicia y Castilla y León también han mostrado interés por adquirir viviendas a Sareb.

Siete años cediendo viviendas sociales

Sareb lanzó su programa de vivienda social en octubre de 2013, que incluía 2.000 viviendas, y en 2015 duplicó el mismo hasta alcanzar las 4.000 unidades, mientras que han sido cerca de 9.000 las familias beneficiadas. En la actualidad, el parque destinado a fines sociales alcanza los 10.000 inmuebles, después de aprobar, a principios de 2020, como adelantó El Confidencial, la ampliación del mismo con el objetivo de impulsar la cesión de viviendas a ayuntamientos de municipios de menor tamaño que presentan problemas habitacionales.

Desde 2013, Sareb ha firmado convenios con 12 comunidades autónomas y 22 ayuntamientos

En estos siete años, la sociedad ha firmado convenios con 12 comunidades autónomas y 22 ayuntamientos —muchos de ellos capitales de provincia como Madrid, Barcelona, Sevilla, Santander, Málaga o Córdoba—, mientras que en la actualidad está en conversaciones con un centenar de ayuntamientos más pequeños de toda España.

Hasta ahora, la política aplicada por Sareb en este tipo de acuerdos ha consistido en la cesión temporal del inmueble a las administraciones. Viviendas que en muchos casos se encuentran okupadas o con serios problemas de morosidad, obligando a los consistorios a adecuarlas para poder acoger a una familia, lo que conlleva una inversión que hasta ahora han tenido que asumir ambas partes, Sareb y ayuntamientos.

En la actualidad, la entidad tiene comprometidas con las administraciones 2.764 viviendas —de las que pueden beneficiarse más de 11.050 personas—, en tanto que 7.236 inmuebles se encuentran todavía disponibles para esos mismos fines. Adicionalmente, Sareb mantiene un programa propio en el que actualmente se gestionan más de 300 viviendas que sirven de hogar a unas 1.200 personas.

El primer acuerdo con Madrid, en 2016

Sareb firmó su primer acuerdo con el Ayuntamiento de Madrid en 2016, con la entonces alcaldesa Manuela Carmena. Aquel acuerdo recogió la cesión temporal de 300 viviendas para destinarlas a fines sociales y con una vigencia de ocho años, siendo la EMVS la encargada de la gestión de los inmuebles cedidos y de la selección de los beneficiarios de las viviendas en el marco de sus programas sociales. Las viviendas que ahora se han vendido pertenecen al perímetro que ya gestionaba el consistorio madrileño.

A cambio de aquella cesión, Sareb percibía una contraprestación fija mensual de 75 euros en el caso de las viviendas ocupadas y de 125 euros en el caso de las viviendas vacías. Con dicha contraprestación, la entidad hacía frente a los gastos de seguros, comunidad y reparaciones extraordinarias. Por su parte, el Ayuntamiento de Madrid asumía los gastos correspondientes a la gestión de la vivienda, así como su mantenimiento ordinario y el impuesto de bienes inmuebles (IBI).

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios