Guindos pide evitar fuertes caídas de los precios inmobiliarios por su efecto dominó
  1. Empresas
Ante la nueva ley inmobiliaria

Guindos pide evitar fuertes caídas de los precios inmobiliarios por su efecto dominó

El vicepresidente del BCE ha subrayado el buen comportamiento que está teniendo por el momento el sector residencial, pero también ha advertido de los riesgos de un derrumbe

placeholder Foto: Luis de Guindos, vicepresidente del BCE.
Luis de Guindos, vicepresidente del BCE.

Seria advertencia del vicepresidente del Banco Central Europeo a España ante la inminente aprobación de la ley de vivienda que ultima el Gobierno. Luis de Guindos ha pedido “intentar que los ajustes de precios sean moderados para evitar un efecto de segunda ronda” en el resto de la economía, ya que, en su opinión, “si tenemos un derrumbe inmobiliario, que ya digo que no creo que se vaya a producir, sería muy negativo”.

Guindos ha hecho estas declaraciones en el marco del encuentro 'El sector inmobiliario tras la Covid-19', organizado por Asval y Europa Press, en el que ha explicado el riesgo que existe de provocar un efecto dominó en el toda la economía, por el fuerte impacto que tendría un desplome el sector inmobiliario en el efecto riqueza de las familias, en las garantías otorgadas y por las pérdidas que provocaría a todo el sector financiero.

Foto: La compraventa de vivienda.

A esta amenaza se une la imperiosa necesidad de ofrecer seguridad jurídica, hasta el punto de que el vicepresidente del BCE lo considera la clave para que los precios se regulen de manera natural. “La seguridad jurídica es fundamental, los mercados en los que existe mayor oferta de alquiler y mayor moderación de precios es en los que hay mayor garantía jurídica”, ha destacado Guindos.

No obstante, en su análisis, ha querido establecer una clara diferencia entre el sector inmobiliario residencial y el comercial. Del primero ha subrayado la solidez con la que ha sortedo este primer año de crisis del covid-19. “La principal aportación es que no hemos tenido un estallido de una burbuja inmobiliaria”, ha señalado, probablemente, por una parte, porque los precios no estaban hinchados, y por otra, porque gracias a medidas como los ERTE se ha conseguido contener la caída de las rentas familiares.

placeholder El mercado residencial se ha comportado mejor que el inmobiliario comercial.
El mercado residencial se ha comportado mejor que el inmobiliario comercial.

Desde este punto de vista, de cara al futuro, va a ser clave el juego de equilibrios que diseñen las instituciones para ir retirando estas las ayudas sin desatar un desplome de los ingresos familiares, políticas que, como en cualquier crisis económica, determinarán el ajuste de precios que sufrirá este mercado y que ya se está dejando sentir tanto en compra como en alquiler de vivienda.

“Si se diera un aumento del paro o una caída de las rentas de las familias, tendría un impacto rápidamente en el sector residencial”, ha advertido el exministro de España, quien ha destacado el dato de que frente a la caída del 11% del PIB, la de los salarios ha sido inferior al 4%, elemento que ha sido crítico en la evolución del mercado residencial en este primer año de crisis del covid-19.

Guindos sostiene que a mayor seguridad jurídica, mayor oferta; y a mayor oferta, menor precio

Para evitar la amenaza de un derrumbe de los precios de la vivienda, y su efecto dominó en toda la economía, además de este juego de equilibrios se deberá ofrecer al mercado (ya sean grandes inversores o pequeños propietarios) seguridad jurídica que atraiga inversiones y amplíe la oferta, sin que esto esté reñido con corregir los errores del mercado, ya que el propio Guindos ha reconocido que ya “existían desequilibrios y vulnerabilidades” que la crisis, sencillamente, ha agravado.

Respecto al sector inmobiliario comercial, ha advertido de una fuerte corrección de precios que está siendo anticipada ya por indicadores como la caída del 50% del número de transacciones, "y eso siempre precede a ajustes", ha dicho, y por el serio castigo en bolsa que están sufriendo las socimis (REIT fuera de nuestras fronteras), cuyas cotizaciones están de media un 20% por debajo de los niveles precovid. La única excepción a esta regla se ha visto en los fondos que invierten en logístico e industrial, que prácticamente no han tenido pérdidas.

Foto: Vista de Azca

Para construir la senda de la recuperación, va a ser crítico el ritmo y la forma en que se retiren las ayudas extraordinarias actuales, ya que un exceso podría provocar el temido derrumbe, pero tampoco se puede caer en lo que ha definido como una 'zombificación' de la economía. Este equilibrio y la vacuna serán los dos pilares sobre los que se contruirá la salida de esta crisis, sin poderse hablar de recetas únicas para todos los países, ya que cada país tiene una realidad diferente y partía de posiciones muy diferentes.

Por ejemplo, a España nos condiciona nuestro elevado déficit público (las administraciones gastan más de lo que ingresan), disparada deuda (nuestro país debe más de toda la riqueza que es capaz de generar en un año) y alta tasa de paro (ya antes del covid estaba en el 14% y ahora supera el 16%). Con esta radiografía, Guindos ha lanzado un alegato en favor de la búsqueda de consensos. "Si esta crisis no junta a todas las instancias sociales y políticas de un país, no sé qué lo va a juntar", ha dicho, además de remarcar que "la calidad de la gobernanza institucional es un factor que va a estar de la recuperación de los distintos países".

En este sentido, ha dejado bien claro que "por supuesto España es una democracia plena" y se ha mostrado contrario a condonar la deuda de los estados por considerarlo una medida irracional.

Mercado inmobiliario Crisis Banco Central Europeo (BCE) Burbuja inmobiliaria Sector residencial Luis de Guindos
El redactor recomienda