Un nuevo negocio en peligro: las 'fintech' se atascan en el Banco de España
  1. Empresas
AVALANCHA DE REGISTROS

Un nuevo negocio en peligro: las 'fintech' se atascan en el Banco de España

La irrupción de 'fintech' a España, muchas derivadas del Brexit, se ha topado con un cuello de botella en su registro en el Banco de España. El supervisor ha reforzado sus equipos

Foto: Sede del Banco de España. (EFE)
Sede del Banco de España. (EFE)

Las 'fintech' podrían morir de éxito en España. Estas compañías tecnológicas, especializadas en el sector financiero, se han topado con un atasco imprevisto en su aterrizaje en España: su registro en el Banco de España se está demorando en ocasiones el doble o el triple de lo previsto, por lo que algunas podrían poner rumbo a otros países, según fuentes financieras consultadas por este medio.

El plazo legalmente estipulado, de tres meses, llegó durante el año pasado a convertirse en 'un parto' de nueve meses para algunas 'fintech'. Fuentes cercanas al regulador sostienen que la situación se desbocó durante 2020, ante la avalancha de solicitudes de empresas 'fintech' y de medios de pago, muchas derivadas del Brexit. Por ello, añaden, el Banco de España reforzó los equipos destinados a revisar solicitudes de registro (Supervisión, Medios de Pago y Conducta de Mercado) en el último trimestre, lo que desatascó en cierto modo la situación. Desde entonces, el plazo medio se ha reducido a entre cuatro meses y medio y cinco meses.

Fuentes cercanas al regulador señalan que parte de este retraso es culpa de las deficiencias con que llegan las solicitudes de registro. Desde las 'fintech', piden más flexibilidad al regulador, sobre todo, cuando los proyectos están en una fase inicial.

Foto: Capchase cierra una de las mayores rondas de financiación a Fintech. (iStock)

Sea como sea, estos plazos siguen muy por encima de los de otros países como Irlanda, Estonia y Lituania —que tardan 15 días en dar el visto bueno a las 'fintech'—, desde los que se puede operar en España a través de un pasaporte. Algo que, según las fuentes consultadas, debería abrir un debate sobre la posición que debe tomar el país sobre este nuevo negocio en auge, más si cabe en un momento en que la competencia bancaria puede sufrir por las fusiones.

Este dilema tiene distintos ángulos. Por un lado, el de negocio, que invitaría a flexibilizar los trámites regulatorios para atraer inversión extranjero. Y por otro lado, la seguridad, ya que las 'fintech' también están expuestas a riesgos como los bancos.

Oportunidades y riesgos

Todos los expertos reconocen que el negocio de las 'fintech' será clave en los próximos años y, por tanto, España debería potenciarlo. En la actualidad, el embudo del Banco de España genera tres posibles situaciones. La primera es que la 'fintech' que está esperando sea también española. En ese caso, suelen esperar, ya que, como señala un consultor, "somos muy pueblerinos, nos cuesta hacer la maleta para cosas como estas".

La segunda posible situación es que la 'fintech' sea extranjera y ya tenga equipo y negocio detectado en España. En tal caso, la opción sería conseguir una 'ficha exprés' en otro país más laxo y empezar a operar con pasaporte. Lo más normal es que posteriormente se tramite el registro en España, ya que las licencias en países como Lituania o Estonia pueden generar desconfianza entre los clientes.

Hay inversores que quieren el sello de un regulador con reputación y exigente

El tercer escenario es el más dañino: que la 'fintech' sea extranjera y esté decidiendo a qué países expandirse. Como explican desde una de estas empresas, "un inversor que se encuentre con esto [plazos de nueve meses para registrarse] y sin saber a ciencia cierta que el negocio funciona, se va". "Ocho o nueve meses es un mundo para esta gente", añade un asesor implicado en este tipo de negocios.

En la otra cara de la moneda está la prioridad de que las 'fintech' sean seguras y no generen incendios financieros. A esto se suma el valor de que el Banco de España actúe como un supervisor duro, lo que, al margen de retrasos, puede servir de efecto llamada para inversores que quieran operar con este sello. "España tiene muy buenos mimbres para estar en un punto intermedio entre países como Lituania o Estonia [que aprueban licencias en 15 días] y Francia, que es un infierno de burocracia", señala un banquero tecnológico.

placeholder El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. (EFE)
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. (EFE)

Para el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, una de las prioridades con este sector es "evaluar las interrelaciones en el sistema financiero, que podrían aumentar de manera significativa en el nuevo entorno competitivo y tecnológico, incluido el sector bancario, facilitando la propagación de las perturbaciones", como señaló en un discurso centrado en las 'fintech' en 2019.

Entre los posibles riesgos que podrían generar las 'fintech', Hernández de Cos destacaba la ciberseguridad, incluida la protección de datos; los reputacionales, por escándalos que puedan afectar a todo el sector, y otros macroprudenciales, ya que "todavía no disponemos de un ciclo crediticio completo con estas nuevas tecnologías, desconocemos la potencial influencia de estas, los algoritmos o los nuevos actores en cuestiones básicas como la relajación de los estándares de concesión de crédito o en la 'prociclicidad' de las políticas crediticias, lo que podría tener importantes consecuencias macroeconómicas".

Contrapeso a las fusiones

El lado positivo de las 'fintech' es que elevan la competencia en un momento en que está en tela de juicio por las fusiones bancarias, que cada vez van a dejar menos jugadores. Además, ofrecen mejores servicios a los clientes y permiten un aumento de la eficiencia en las entidades financieras.

Junto al filtro regulatorio, otra de las claves para el desarrollo de las 'fintech' es el 'sandbox', el campo de pruebas creado por el Ministerio de Economía para impulsar el sector. Sin embargo, desde el sector, se muestran contrariados con que las únicas noticias que se han trasladado desde la reciente creación del 'sandbox' sean que lo van a estrenar Santander, BBVA y CaixaBank. "Los bancos tienen licencias para todo, no necesitan el 'sandbox', es decepcionante", zanjan desde una 'fintech'.

Las 'fintech' podrían morir de éxito en España. Estas compañías tecnológicas, especializadas en el sector financiero, se han topado con un atasco imprevisto en su aterrizaje en España: su registro en el Banco de España se está demorando en ocasiones el doble o el triple de lo previsto, por lo que algunas podrían poner rumbo a otros países, según fuentes financieras consultadas por este medio.

Fintech Banco de España
El redactor recomienda