El Corte Inglés recompra las acciones 'cubanas' de los empleados por 300 millones
  1. Empresas
TIENEN EL 4% DEL HOLDING

El Corte Inglés recompra las acciones 'cubanas' de los empleados por 300 millones

La compañía lanza un plan para adquirir el 4% del capital que está en manos de la plantilla, a la que ofrece un seguro de ahorro con una rentabilidad mínima del 2%

placeholder Foto: Entrada de El Corte Inglés de Callao (Madrid), en una imagen de archivo. (EFE)
Entrada de El Corte Inglés de Callao (Madrid), en una imagen de archivo. (EFE)

El Corte Inglés ha puesto en marcha un plan que había diseñado a principios de año y que la irrupción del covid-19 paralizó hasta mejor momento. Se trata de la recompra de las acciones del grupo que están en manos de los empleados desde hace años y que les fueron entregadas por un viejo modelo de remuneración de origen cubano. La compañía va a destinar cerca de 300 millones de euros a adquirir el 4% del capital que tienen actualmente sus trabajadores a cambio de darles participaciones en un vehículo de ahorro de Seguros El Corte Inglés.

Según han confirmado fuentes próximas a los grandes almacenes, la dirección del grupo ha enviado un comunicado a los empleados dueños de acciones de El Corte Inglés para que se adhieran a este nuevo modelo de remuneración más acorde a las tendencias actuales de gobierno corporativo, que pretende alinear los intereses de la plantilla con los resultados de la sociedad. El plazo finaliza el próximo 8 de diciembre.

Foto: El Corte Inglés de paseo de la Castellana, en Madrid. (Luis García/CC)

Para ello, El Corte Inglés les ha propuesto que le vendan sus títulos a cambio de suscribirse a un fondo de ahorro gestionado por la división de Seguros, la más rentable del 'holding'. Este vehículo garantiza a los empleados una rentabilidad del 3% desde el 1 de enero de 2021 y hasta agosto del próximo año. A partir de lo que se considera como segundo año fiscal, gozarán de un rendimiento mínimo del 2%, que podría llegar hasta el 6% en función de los resultados que obtenga El Corte Inglés.

La operación fue aprobada en febrero, en un consejo de administración en el que se apartaron 144 millones de euros para hacer frente a esta inversión. Pero, tras la declaración del estado de alarma, que obligó a cerrar todas las tiendas y a pedir un crédito de 1.300 millones de euros, El Corte Inglés decidió paralizar la operación y suspenderla hasta al menos 2021, como explicó en su memoria anual, presentada en julio.

Sin embargo, El Corte Inglés ha cambiado de opinión y quiere recomprar las acciones cuanto antes por un importe cercano a los 300 millones, según fuentes internas, para que el seguro de ahorro se ponga en marcha el 4 de enero de 2021 a más tardar.

Un sistema del siglo XX

De esta manera, Víctor del Pozo, consejero delegado del grupo, quiere implicar a la plantilla en la evolución de las cuentas del 'holding', ya que cuanto más venda y más gane la casa, más beneficios obtendrán los trabajadores que tengan acciones. Aunque el precio del intercambio no se ha fijado oficialmente, será muy parecido al que la compañía ha utilizado para recomprar las acciones de los directivos que han ido dejando la matriz, ya sea por voluntad propia o por jubilación. Este precio ronda los 78 euros por título y supone valorar El Corte inglés por debajo de los 10.000 millones en los que se tasó cuando entró en el capital el inversor catarí que compró el 10%.

Foto: La presidenta de El Corte Inglés, Marta Álvarez, en un acto. (EFE)

Marta Álvarez, presidenta del grupo, y Víctor del Pozo, que es quien ha ideado el plan, quieren cambiar el modelo actual de remuneración a empleados que hace varias generaciones trajeron de Cuba los fundadores de El Corte Inglés. En concreto, Ramón Areces, tío de Isidoro Álvarez, que emigró a la antigua colonia española en los años veinte para trabajar en los almacenes El Encanto, donde era gerente César Rodríguez, quien después sería el primer presidente del 'holding' español.

En esa empresa, había tres categorías laborales, denominadas interesado, vicegerente y gerente, que daban derecho a unas remuneraciones distintas en función de la escala. Cuando Areces regresó a Madrid y creó El Corte Inglés, el empresario asturiano replicó estas categorías de El Encanto por las que los beneficiarios percibían un salario distinto y un número de acciones diferente. Estas acciones eran recompradas posteriormente por la compañía cuando el empleado dejaba el grupo a un precio que decidía anualmente el consejo y que difería según el rango.

Isidoro Álvarez Noticias de El Corte Inglés Víctor del Pozo Marta Álvarez Gull Seguros de Ahorro
El redactor recomienda