La 'jet set' catalana gana el primer juicio a Q-Renta por engañar a sus clientes
  1. Empresas
SENTENCIA

La 'jet set' catalana gana el primer juicio a Q-Renta por engañar a sus clientes

Un juzgado condena a la agencia de valores a pagar 387.000 euros a dos clientes de Asufin por manipular acciones del MAB en su beneficio y en contra de los intereses de sus clientes

placeholder Foto: 'Skyline' de Barcelona.
'Skyline' de Barcelona.

Primer asalto ganado por las grandes fortunas catalanas contra Q-Renta. El Juzgado número 25 de Primera Instancia de Barcelona decretó el pasado 11 de noviembre que la agencia de valores indemnice con 387.000 euros a dos antiguos clientes a los que asesoró mal y de los que se aprovechó con la compraventa de acciones de baja liquidez, del Mercado Alternativo Bursátil (MAB).

Esta es la primera sentencia tras la ofensiva liderada por la asociación de consumidores Asufin en nombre de 35 antiguos clientes de Q-Renta, que reclaman en total 2,5 millones. Su abogado en esta causa es Fernando Gavín.

El escándalo de esta agencia de valores estalló en verano de 2018 cuando la CNMV suspendió los reembolsos de dos fondos gestionados por esta pequeña firma catalana. A raíz de ello, se difundió el escándalo dentro de la 'jet set' catalana, con centenares de clientes con pérdidas millonarias por presuntas prácticas irregulares de Q-Renta.

Foto: La sede de la CNMV. (EFE)

En esta línea, el supervisor español anunció hace algunas semanas multas por medio millón de euros a la agencia de valores por abuso de mercado y una inadecuada gestión de los conflictos de interés. Fuentes legales conocedoras de los cuatro expedientes señalan que estos prueban que la agencia usaba el dinero de sus clientes en su perjuicio para comprar y vender acciones de empresas del MAB de escasa capitalización y volumen, teóricamente más fáciles de manipular. Estas operaciones, añaden, beneficiaban a sociedades ligadas al grupo o a sus familiares.

"Las adquisiciones de tales acciones no se realizaban en las mejores condiciones económicas para los clientes, lo que redunda en la conclusión arriba alcanzada en cuanto a la infracción de los deberes de lealtad de la gestora y asesora respecto a sus clientes, al anteponer sus intereses propios a los de aquellos", resume la sentencia del Juzgado número 25 de Barcelona.

Concurso de acreedores

La suspensión de los reembolsos de verano de 2018 y las noticias sobre las presuntas irregularidades en Q-Renta provocaron la salida de clientes y que esta acabara en concurso de acreedores, oficialmente decretado el pasado 29 de enero. Este proceso está siendo liderado por uno de los socios de Lexaudit, Luis Alberto Arqued. Los clientes que demandaron a la agencia de valores dependen de cómo vaya este proceso para recuperar su dinero.

Las mismas fuentes señalan que los primeros análisis del concurso apuntan a que Q-Renta tiene activos para pagar sus deudas —hipoteca con Bankinter y sueldos de empleados— y poco más. Por ello, la clave para que los antiguos clientes recuperen su dinero está en que el juez califique el concurso como culpable. Eso ocurriría si el tribunal considera que las irregularidades de los gestores son los que han llevado la sociedad a su colapso. En tal caso, los demandantes podrían ir contra el patrimonio de los antiguos responsables de Q-Renta. Los principales gestores de la agencia de valores eran su presidente, David Albacete Sánchez, y su consejero delegado, Jordi Martí Taulé.

placeholder Fachada de la Bolsa de Barcelona. (borsabcn.es)
Fachada de la Bolsa de Barcelona. (borsabcn.es)

Junto a las presuntas irregularidades destapadas por la CNMV, la sentencia apunta que Q-Renta traspasó los límites de inversiones arriesgadas que había fijado el test de idoneidad de sus clientes.

"Este fraude revela la facilidad con que los chiringuitos financieros captan el patrimonio de pequeños inversores y escapan al radar de los supervisores. Es inadmisible que cuando las unidades de detección de fraude dan con el paradero de estos estafadores, sea demasiado tarde para un buen número de inversores, a los que no llegó ninguna señal preventiva de que iban a ser engañados", asegura Patricia Suárez, presidenta de Asufin.

Primer asalto ganado por las grandes fortunas catalanas contra Q-Renta. El Juzgado número 25 de Primera Instancia de Barcelona decretó el pasado 11 de noviembre que la agencia de valores indemnice con 387.000 euros a dos antiguos clientes a los que asesoró mal y de los que se aprovechó con la compraventa de acciones de baja liquidez, del Mercado Alternativo Bursátil (MAB).

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
MAB Barcelona CNMV
El redactor recomienda