DEMANDA ADMITIDA EN BARCELONA

Un tribunal abre el melón judicial de la 'jet set' catalana contra Qrenta

Un juzgado de Barcelona admite una demanda de Asufin contra la agencia de valores por presunto conflicto de interés con sus inversiones en el MAB y mal asesoramiento

Foto: Fachada de la Bolsa de Barcelona. (borsabcn.es)
Fachada de la Bolsa de Barcelona. (borsabcn.es)

Guerra abierta entre la 'jet set' catalana y la firma de asesoramiento financiero Qrenta. El juzgado número 25 de Barcelona ha admitido la primera demanda por incumplimiento de contrato y conflicto de interés de esta agencia de inversión, cuyos fondos fueron bloqueados el año pasado por la CNMV por su sobreexposición a pequeñas empresas cotizadas, 'pillando' a centenares de clientes, principalmente de Barcelona.

La demanda, presentada por dos asociados de Asufin con un abogado colaborador, reclama entre 200.000 y casi 400.000 euros a la agencia de valores catalana. Sostienen que Qrenta invirtió de forma inadecuada gran parte de su patrimonio en empresas del Mercado Alternativo Bursátil (MAB), en las que posteriormente se descubrió que los gestores de la agencia tenían intereses económicos. La CNMV dio la voz de alarma al suspender los reembolsos de los fondos y sicavs asesorados por Qrenta debido a la iliquidez de estas compañías.

"Existen evidencias suficientes para afirmar la existencia de conflictos de interés en la práctica inversora y en la prestación de servicios de Qrenta, ya que existe conexión directa entre las empresas cotizadas en el MAB, cuyas acciones y bonos fueron colocados por la misma agencia de valores, y algunos agentes relevantes, administradores o apoderados", expone la demanda admitida a trámite.

Así, Qrenta habría asesorado en la emisión de acciones y bonos de ocho compañías del MAB —Eurona, Euroconsult, Inkemia, Home Meal, Elzinc, Cerbium, Inclam y Clever— "que han formado parte en algún momento entre diciembre de 2012 y febrero de 2019 de las carteras de inversión" de sus clientes y del patrimonio de 15 fondos y sicavs.

"La facilidad con la que Qrenta pudo manipular este mercado pone todo el foco en la opacidad y falta de liquidez del MAB. BME, como gestor del mercado, ha dejado en muy mala posición a la CNMV al no advertir a tiempo para que pudiera tomar medidas en defensa de los inversores", señala Patricia Suárez, presidenta de Asufin.

Perfil inadecuado

Junto al presunto conflicto de interés, la demanda también acusa a Qrenta de "especular con sus ahorros, invirtiendo en productos financieros de alta complejidad, con un perfil de riesgo superior al otorgado por los test de idoneidad". Los clientes "no habían suscrito nunca ningún producto complejo, que pudiera poner en peligro los ahorros de toda su vida, lo que no supuso impedimento alguno para Qrenta", añade el escrito.

Esta es la primera demanda admitida contra Qrenta, aunque hay muchas más en curso, por la vía civil y penal, por administración desleal y estafa. Suárez defiende la vía civil frente a la penal "para recuperar el dinero de los afectados lo antes posible".

Preguntados por este medio, desde Qrenta no hicieron comentarios sobre la admisión a trámite de la demanda. Hace unas semanas, su director general, Jaime Miquel, señaló: "Nosotros no hemos invertido el dinero de ningún cliente sin su permiso en el Mercado Alternativo Bursátil. Estamos supervisados por la CNMV y no hacemos cosas que no sean legales".

Tras años de cosechar beneficios —250.000 euros en 2016 y 150.000 euros en 2017—, Qrenta perdió 787.000 el año pasado, según datos de la CNMV. Sus fondos propios ascendían entonces a 1,37 millones de euros.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios