"Dinero no vas a perder", así engañó una agencia de valores a varios famosos
  1. España
ofrecían rentabilidad de hasta el 4%

"Dinero no vas a perder", así engañó una agencia de valores a varios famosos

"Al principio fue bien, pero llega verano de 2018 y la CNMV me manda una carta en la que me advierten que bloquean mi dinero", narra una afectada

placeholder Foto: Foto: EFE
Foto: EFE

Labia nivel predicador americano de televisión y sonrisas que transmiten seguridad y confianza ilimitada. Este es el 'kit' con el que se presentaban algunos comerciales de la empresa Qrenta a sus potenciales clientes y con el que lograban convencerles de que con ellos solo había una opción: ganar dinero. Perder era un verbo que no conjugaban. Así los captaban. Entre los que claman que han sido estafados hay unos cuantos famosos del cine y la televisión que se han unido para preparar una demanda conjunta.

Este es el testimonio de una conocidísima presentadora de nuestro país que, de momento, quiere mantener el anonimato: "Era 2013, estábamos todavía en plena crisis. Fue entonces cuando me llama un antiguo comercial de un banco y me dice que ha empezado a trabajar en una sociedad que se dedica a gestionar inversiones. Me explica que puede resultar muy interesante para mí y concretamos una reunión. La empresa en cuestión se llamaba Qrenta. Me hacen un plan conservador y me garantizan: 'Dinero no vas a perder'".

"Me explicaron que invertirían mis ahorros en los siguientes porcentajes: un 80% de forma conservadora y un 20% un poco más arriesgado. Y me tranquilizaron: 'El dinero no está preso, en cuanto quieras lo puedes recuperar. Tienes liquidez automática'. La rentabilidad que ofrecían era entre un 0% y un 4%. Si ganaban más, ellos cobraban un suculento plus por objetivos. Al principio fue bien, pero llega verano de 2018 y la Comisión Nacional del Mercado de Valores me manda una carta en la que me advierten de que bloquean mi dinero".

Foto: Detenidas por planear el asesinato y venta de órganos de un hombre que las estafó en Madrid. (Efe)

La misiva dispara las alarmas de la presentadora, que llama muy enfadada a la agencia de valores: "¿Qué narices pasa? ¿Dónde habéis invertido mi dinero?", pregunta. "No te preocupes", le responde su gestor. "La Comisión ha cambiado de criterio bursátil, pero nosotros te vamos a buscar una solución". Según esta popular periodista: "Pasó el tiempo y ni solución ni nada. En mi opinión aquello era una estafa piramidal. Ellos invirtieron mi dinero en empresas del Mercado Alternativo Bursátil que a nadie interesaban. Luego, aunque ponían a la venta las acciones, no se vendían. Ellos debían captar nuevos clientes y usar su dinero para comprar nuestras acciones, pero mientras el precio bajaba y ellos cobraban sus comisiones. Además, luego me enteré de que encima los de Qrenta invertían nuestro dinero en empresas en las que ellos tenían algún grado de responsabilidad o vinculación. ¿Me van a decir que si luego cerraban o iban a la quiebra y declaraban concurso de acreedores, ellos no lo sabían y aun así invirtieron mi dinero ahí?".

El conflicto de intereses era brutal: por un lado, proteger el dinero de los clientes. Y por otro lado, buscar rentabilidad para las empresas y en ese balance los que se llevaron la cruz fueron los clientes. Se calcula que Qrenta ha hecho perder más de 100 millones de euros a las personas que contrataron sus servicios. La presentadora se atreve a responder a la pregunta de cuánto ha perdido: "En total, 40.000 euros. Pero es que además se lo recomendé a una amiga y a mi padre y entre los dos suman una cantidad superior que la que he perdido yo".

"En mi opinión aquello era una estafa piramidal. Ellos invirtieron mi dinero en empresas del Mercado Alternativo Bursátil que a nadie interesaban"

Una treintena de ex clientes de Qrenta que se sienten engañados, estafados, timados y vilipendiados se ha unido para ejercer acciones legales. Han contratado al despacho de abogados Iuris&factor que esta misma semana va a presentar una potente demanda encaminada a que los inversores recuperen su dinero. "Hay gente que conozco", sigue contando la presentadora, "a los que les han dilapidado un millón de euros. Saben que no van a recuperar semejante importe y han abierto una vía penal porque quieren ver a los responsables de Qrenta en la cárcel".

Hay cientos de afectados, quizá miles. Nadie lo sabe con exactitud. Los exclientes de la agencia de valores se comunican entre ellos y comparten sus experiencias por grupos de WhatsApp o en foros de Internet: "Con un par, después de perder 100 millones de los clientes por su incompetencia y avaricia, nos colocan las acciones de empresas que ellos asesoraban", clama uno de sus clientes en un chat. Otros denuncian que en Qrenta ni siquiera responden a sus llamadas: "Sé que parece increíble, pero después de más de tres meses de pedir la liquidación del dinero de mis cuentas, aún no lo he conseguido. Dicen que me llamarán, pero nunca lo hacen".

La presunta mala praxis de Qrenta queda plasmada en este testimonio: "Firmé un contrato con Qrenta muy conservador. Yo solo quería renta fija. Me insistieron infinidad de veces en que invirtiera en el Mercado Alternativo de Bolsa y otros temas. Mi respuesta siempre fue que no, y fui muy tajante. A mediados de este año 2018, detecté que a pesar de que me había negado, ellos habían metido mi dinero en renta variable 100%. Mi sorpresa fue mayúscula. Pedí que liquidaran todo mi capital. Pasaron de mí. Todo fueron excusas, justificaciones, y largas por parte de Qrenta. Jamás lo liquidaron. He perdido el 90% de mi capital".

Foto: Billetes de euro de 100 y de 200. (EFE)

Qrenta, en contra de lo que desearían los denunciantes, que están indignados, sigue abierto. "Nosotros no hemos invertido el dinero de ningún cliente sin su permiso en el Mercado Alternativo de Bolsa", explica Jaime Miquel, Director General de Qrenta. "Estamos supervisados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores y no hacemos cosas que no sean legales. Y si nos pide un cliente que le reintegremos su dinero lo hacemos", aunque a continuación matiza, "todo lo que se pueda y todo lo que sea legal, desde luego". Afirma que les amparan 26 años de experiencia y niega la acusación de que no informan de las operaciones a los clientes.

Cuando se le plantean más preguntas, Jaime Miquel se excusa en que se trata de información confidencial. "Algunos de sus clientes se quejan de que es imposible hablar con ustedes para que le cierren las cuentas", aprovecho para recordarle. "Les atendemos a todos, incluso a usted, a lo mejor no con la rapidez de 24 horas, pero intentamos contestar a todos", responde con voz suave. "¿Entiendo que no ha habido ningún cliente ha perdido una importante cantidad de dinero?", le pregunto para comprobar si la promesa que le hicieron a la presentadora se cumple. "Yo no he dicho esto", responde escabulléndose. Parece una enorme ironía que en la web de Qrenta, sancionada en 2011 por malos hábitos, el eslogan sea "Protegiendo tu patrimonio desde 1993".

Este es el ejemplo de un texto alternativo

Sociedad MAB Mercado Alternativo Bursátil CNMV
El redactor recomienda