BBVA gana músculo para dividendos y liderar (si quiere) el baile de fusiones
  1. Empresas
GIRO ESTRATÉGICO

BBVA gana músculo para dividendos y liderar (si quiere) el baile de fusiones

La mano derecha de Torres, Rodríguez Soler, cierra la mayor desinversión para BBVA en un momento clave. El capital era una de los obstáculos para comprar Sabadell

placeholder Foto: Carlos Torres, presidende de BBVA. (EFE)
Carlos Torres, presidende de BBVA. (EFE)

Golpe de timón de BBVA en medio de la tormenta. La entidad presidida por Carlos Torres ha sorprendido este lunes al mercado con la venta de su filial norteamericana por 11.600 millones de dólares (9.700 millones de euros). El segundo banco español sacrifica su posición en Estados Unidos a cambio de "flexibilidad estratégica": poder hacer lo que quiera respecto al dividendo y a posibles fusiones y adquisiciones.

De hecho, el capital era hasta ahora el muro que hacía insalvable una posible compra de Banco Sabadell, entidad con cuyo presidente, Josep Oliu, ha estado Torres reunido desde la vuelta de verano. Quedarse esta entidad suponía para BBVA acudir al mercado con una ampliación de capital de varios miles de millones con la cotización en mínimos y el caso Villarejo como telón de fondo. Ahora, podría atacar la adquisición sin necesidad de preguntar a los accionistas.

Foto: Edificio NASDAQ con publicidad del banco BBVA en Nueva York. (EFE)

De hecho, BBVA se va a encontrar con presión a partir de ahora en este sentido. Con una futura tasa de capital del 14,5% cuando se apruebe la operación, hacia septiembre de 2021, el banco presidido por Torres podría tener voces en el mercado que le pidan diversificar la generación de resultados. Sin EEUU, casi la mitad del beneficio de BBVA procede de México, seguido de Turquía (20%), España (17%) y América del Sur (12%).

La clave de la venta del negocio de Estados Unidos está en el precio, que supone 2,5 veces la valoración que los analistas estaban dando a esta filial dentro del grupo, de unos 3.800 millones de euros. Aunque sacrifique el resultado futuro, BBVA ha decidido aprovechar este tren, que spone además un 50% de su valoración en bolsa.

Deterioro clave

La venta generará una plusvalía neta de impuestos de 580 millones y un aumento del patrimonio tangible de 1.400 millones. Para la operación ha sido clave el deterioro del fondo de comercio que registró BBVA en Estados Unidos en el primer trimestre, de 2.084 millones. Gracias a ello, ha podido vender ahora con plusvalías.

En declaraciones tras la operación, Torres destaca el refuerzo en la posición financiera del banco, la flexibilidad para invertir "de forma rentable en nuestros mercados" e "incrementar la remuneración al accionista". Esta última vía es clave para BBVA y el resto de la banca, ya que el tope del BCE a los dividendos se considera el tapón que está impidiendo repuntar las cotizaciones del sector financiero.

placeholder Javier Rodríguez Soler, directivo de BBVA (Foto BBVA).
Javier Rodríguez Soler, directivo de BBVA (Foto BBVA).

Tras la venta del negocio de EEUU, el banco tendrá que resolver dos dudas: si acomete la compra del Sabadell y el cargo con el que reubica a su responsable en ese mercado, Javier Rodríguez Soler, directivo de confianza de Torres, que incluso sonó para consejero delegado, al que enviaron a ese mercado hace casi dos años. Rodríguez Soler ha cumplido este encargo de acuerdo a su perfil (M&A, fusiones y adquisiciones).

Carlos Torres
El redactor recomienda