Ante el desplome del negocio postal

Correos acelera su internacionalización y su transición a la logística por el covid

La empresa pública no quiere volver a las pérdidas y confiesa que el covid le ha obligado a cambiar el plan estratégico que presentó en enero, acelerando todos los procesos

Foto: .
.

La transición en Correos para competir con Amazon ya no es suficiente, creen que toca renovarse o morir. El negocio postal, que ya se encontraba en una importante decadencia, ha recibido un golpe muy fuerte con la actual crisis. Desde la empresa afirman que los ingresos de este negocio han caído un 26% en lo que va del año. El grupo ha evaluado la situación y ha entendido que, ante un nuevo escenario, hay que cambiar el plan trazado. Quieren hacerse fuertes en logística, paquetería y expandirse internacionalmente para minimizar al máximo la dependencia postal cuanto antes. Si hasta hace poco querían convertir poco a poco ese mercado en algo decorativo en sus cuentas, ahora han acelerado para llegar a ese punto lo antes posible.

"La nueva situación surgida a raíz del impacto del covid-19 ha obligado a la compañía a revisar el Plan Estratégico en el que se estaba trabajando para rehacerlo y adaptarlo a las nuevas circunstancias", explican fuentes de Correos. "Necesitamos fortalecer aún más la presencia en otros sectores y la diversificación del negocio".

La principal transición a la que apuntan es a la logística. Entienden este mercado como su futuro si quieren mantener la rentabilidad conseguida el año pasado. En ese sentido, la empresa cuenta cómo han cogido carrerilla en los últimos meses y han abierto un centro logístico de Correos Express en Getafe, con capacidad de clasificación de 12.000 paquetes por hora.

También han reanudado las obras de 'Rampa 7' un centro logístico de 12.500 metros cuadrados que se dedicará en su totalidad a la importación internacional que llegue a España. Se han dejado en este proyecto más 13,9 millones de euros.

El objetivo de ambas operaciones sería "lograr los dos principales retos que nos hemos puesto" que son "adaptar los procesos e infraestructuras al gran crecimiento de la paquetería y aportar valor yendo más allá del 'delivery' de última milla para ofrecer el proceso logístico completo".

De China a América, pasando por Portugal

El otro ángulo del plan que quieren potenciar por el covid-19 es el de la expansión internacional. La idea es llevar cuanto antes la marca 'Correos Express' a muchos otros países. Actualmente, tienen algo de presencia en Portugal y algunas bases en China. Según indican fuentes de la compañía van a desarrollar más de lo previsto en el plan estos dos frentes para llegar a 2021 listos para poder plantar cara en nuevos mercados.

Respecto al desembarco en el país vecino, desde la empresa explican que ya cuentan con once delegaciones pero han potenciado su actividad en el país para lograr aumentarla un 50% a finales de 2020. Actualmente, tienen una capacidad en el país de 7.000 paquetes por hora.

Respecto a su posición dentro del gigante asiático, actualmente tienen una sola planta para la admisión y clasificación de paquetería, pero quieren lograr aumentar su capacidad en la región. El objetivo que se han marcado, cambiando el original que tenían asignado, es llegar entre 2021 y 2022 a los 2 millones de paquetes diarios.

Con estas dos bases, su principal objetivo, como ya anunciaron en la presentación de sus últimos resultados, es "crear un eje logístico que una Asia, Europa y Latinoamérica". Debido a ello, no esconden su intención hacerse un hueco al otro lado del atlántico, en países como México, Argentina o Chile, y en países de la UE como Francia o Alemania.

El plan para hacer rentable Correos

Correos logró en 2019 abandonar sus pérdidas logrando un beneficio neto de 14,8 millones de euros. El grupo público no lograba esto desde hacía seis años y lo consiguió apoyándose en una subida de precios de su sección postal y de paquetería. Y la intención de Juan Manuel Serrano, presidente de la empresa, que solo lleva un año y medio en el cargo, era clara: "El negocio postal está en decadencia por la digitalización y hay que cambiar hacia otro modelo".

En aquel entonces apostó por solucionar esta situación con una oferta de contratación importante de más 7.000 empleos en 2020 que servirían para potenciar el negocio logístico. Además, habló de crear un "ruta de la seda" que una tres continente mediante un proceso activo de expansión a otros mercados, pero la idea es que esa red se construyera más poco a poco.

Finalmente, el covid ha cambiado la situación. No ha alterado el rumbo que estaba trazado, pero sí que les ha obligado a quemar etapas mucho más rápido acuciados por el desplome del sector postal.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios