CONSOLIDACIÓN BANCARIA

Unicaja y Liberbank se tantean de nuevo para una fusión ante la flexibilidad del BCE

Accionistas y altos directivos de las dos entidades han hablado en los últimos días para volver a analizar su fusión. Todavía no hay asesores, pero podrían contratarse pronto

Foto: Exterior de una oficina de Unicaja Banco. (EFE)
Exterior de una oficina de Unicaja Banco. (EFE)
Adelantado en

La fusión de Unicaja Banco y Liberbank vuelve a estar sobre la mesa. Accionistas y altos directivos de las dos entidades han mantenido conversaciones en los últimos días para analizar una posible unión, como hicieron entre 2018 y 2019, según diversas fuentes financieras consultadas por El Confidencial. De momento no hay asesores contratados para la 'due diligence' (revisión de activos), algo que podría ocurrir en cuestión de semanas.

A consultas de este medio, Liberbank respondió que no hace comentarios sobre este tipo de cuestiones, y Unicaja Banco no aportó información. Directivos de las dos entidades señalaron a finales de julio ante analistas que están dispuestos a estudiar fusiones si generan valor para sus accionistas.

La reactivación de las conversaciones entre ambas entidades es consecuencia directa de la fusión pactada la semana por CaixaBank y Bankia. Manuel Azuaga, presidente de Unicaja Banco, y Manuel Menéndez, consejero delegado de Liberbank, han tomado buena nota de la flexibilidad mostrada por el Banco Central Europeo (BCE) para la operación entre CaixaBank y Bankia.

De hecho, este fue uno de los obstáculos que hizo descarrilar las negociaciones entre el grupo malagueño y el asturiano en mayo de 2019. Hasta el año pasado, el supervisor imponía que estos dos bancos ampliaran capital en caso de fusionarse, ya que la norma no escrita fijaba que el grupo resultante tuviera, al menos, la ratio de capital del banco más solvente de los dos. Eso abocaba a levantar dinero a las dos entidades, forzando a sus principales accionistas, la Fundación Unicaja y la Fundación Cajastur, a diluirse en el nuevo grupo.

El BCE abre la mano

El BCE cambió estas normas ante la crisis del covid-19, con el objetivo de facilitar una oleada de fusiones. Así, CaixaBank y Bankia no tendrán que ampliar capital para su fusión y la entidad nacionalizada ha visto como el supervisor aprueba sus modelos internos de capital a unos días de dar luz verde a la operación, lo que le sumó 160 puntos básicos de solvencia.

Unicaja Banco vale actualmente 1.001 millones de euros en bolsa y Liberbank, 668 millones. La ecuación de canje de una fusión a día quedaría en un 60% para la entidad malagueña y en un 40% para la asturiana, porcentaje similares a los que estuvieron sobre la mesa en 2019. De hecho, este es el precio que Unicaja y su principal accionista, la Fundación presidida por Braulio Medel, pusieron como línea roja. Mientras, Menéndez exigió un reparto algo más generoso para Liberbank, del 42% del nuevo grupo.

Manuel Menéndez y Manuel Azuaga. (EC)
Manuel Menéndez y Manuel Azuaga. (EC)

Otro de los obstáculos que tuvo las negociaciones fue el diseño de la cúpula. El BCE y el Banco de España no vieron con buenos ojos el planteamiento las entidades, con Azuaga como presidente ejecutivo y Menéndez como CEO. Los supervisores prefieren un modelo en el que el presidente tenga funciones limitadas, como las que se asignarán a José Ignacio Goirigolzarri en la nueva CaixaBank, y el consejero delegado lleve el día a día de la entidad.

A la espera de que prosperen las conversaciones preliminares entre las dos entidades, los asesores de las dos entidades en 2018 y 2019 fueron Deutsche Bank, Deloitte y Ramón y Cajal, en el caso de Liberbank, y Mediobanca, PwC y Uría Menéndez, en el de Unicaja.

Uno de los factores que juega actualmente a favor de esta fusión es que estas dos entidades son de las menos afectadas por la crisis del covid-19, al tener un modelo más hipotecario y menos de banca de empresas. Además, los dos bancos figuran entre los mayores del país por ratio de solvencia, con un 14% en el caso de Liberbank y un 14,4% en el de Unicaja. Los dos bancos también están a niveles parejos de rentabilidad sobre fondos propios (ROE), del 3%. Mientras, el grupo asturiano se ha mantenido por delante en otras variables en las que estaba mejor, como la morosidad y la eficiencia.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios