caídas más pronunciadas

Apocalipsis retail: España es el peor mercado para los gigantes de los centros comerciales

Unibail-Rodamco, Klepierre y Carmila, tres de las mayores compañías de centros comerciales europeas, registran en España las peores marcas de los mercados donde operan

Foto: Los gigantes de los centros comerciales están sufriendo mayores caídas en España que en otros mercados.
Los gigantes de los centros comerciales están sufriendo mayores caídas en España que en otros mercados.
Adelantado en

Unibail-Rodamco, Klepierre y Carmila, tres de las mayores compañías de centros comerciales europeas, han puesto de relieve el momento especialmente crítico que vive este negocio en nuestro país. Una actividad que, debido a la crisis desatada por la pandemia del covid-19, está sufriendo con fuerza en todo el planeta, cierto, pero con especial virulencia en España.

Así se desprende de los datos publicados por estas tres cotizadas, que permiten comprobar cómo, en España, la caída es superior a la del resto de mercado. El caso más destacado es el de Unibail-Rodamco, compañía que este jueves anunció oficialmente un plan de saneamiento por 9.000 millones de euros, con el que espera fortalecer su balance mediante la combinación de ventas de activos, ampliación de capital y congelación de inversiones previstas.

Los números y la negativa evolución de la pandemia han obligado al referente del sector a tomar esta drástica medida: en Europa Continental, la caída media de ventas de sus centros en junio fue del 26%, del 16% en julio y del 12% en agosto; mientras que en términos de afluencia el recorte fue del 33%, 25% y 22%, respectivamente. Pero, si se mira solo el mercado español, el ajuste es mucho mayor: con una caída del 35% en ventas y del 42% en visitas en junio; del 26 y 35% en julio, y del 23% y 30% en agosto.

El caso más destacado es el de Unibail-Rodamco, compañía que este jueves anunció oficialmente un plan de saneamiento por 9.000 millones de euros

Su caso, lejos de ser una excepción, es la foto más actualizada de la situación que viven las principales compañías de centros comerciales en España, que con motivo de la presentación de resultados del primer semestre, han desvelado el Talón de Aquiles que tienen en la piel de toro.

El centro comercial La Maquinista de Barcelona, el día que La Generalitat, ordenó el cierre de comercios.
El centro comercial La Maquinista de Barcelona, el día que La Generalitat, ordenó el cierre de comercios.

Klepierre, por ejemplo, registró en junio una caída del 26% en las ventas de sus centros en el mercado ibérica (España y Portugal), frente al recorte del 2% de los países escandinavos, del 13% en Francia y Bélgica, del 16% en Alemania, del 18% en la República Checa, del 21% en Italia o del 22% en Polonia. Solo Turquía registra un recorte de las dimensiones del español.

De media, todos los grandes centros comerciales de España están arrastrando caídas superiores al 20%

Carmila, la empresa de centros comerciales del Grupo Carrefour, también ha reconocido en su informe del primer semestre que España es el mercado de los tres donde opera —también está presente en Francia e Italia— con mayores caídas tanto en términos de número de visitantes como de facturación. Y eso que este grupo se ha visto favorecido por la presencia de los supermercados galos en sus centros, cuyas áreas de alimentación e higiene han actuado como un imán de atracción de visitantes, y han permitido que los recortes sean algo menores.

En términos de afluencia, en las primeras cuatro semanas del periodo posconfinamiento, pasaron de un recorte del -31% al -21% en los centros españoles, con un recorte promedio del 27%; frente al 16% de los franceses y el 26% de los italianos. Por lo que respecta a la facturación, la caída en los centros galos ha sido del 7,1%, del 11,8% en los italianos y del 12,8% en los españoles.

Fuentes consultadas por El Confidencial aseguran que, de media, todos los grandes centros comerciales de España, especialmente aquellos considerados trofeo de Madrid y Barcelona, están arrastrando caídas superiores al 20%, promedio que llega al 30% en el caso de los centros ubicados en centros financieros de las grandes capitales, que se han visto golpeados por el trabajo en remoto.

Las tiendas de alimentación han sido una de las excepciones a la crisis del comercio.
Las tiendas de alimentación han sido una de las excepciones a la crisis del comercio.

Estos números contrastan, por ejemplo, con la mejor evolución que están teniendo otros grupos como Castellana Properties, cuyos establecimientos han recuperado este verano el 90% de las ventas, aunque las visitas sigue registrando una caída del 25%; o Lar, que en julio tenía ya unas cifras de afluencia que representaban el 95% de hace un año.

Los megacentros de las grandes ciudades tenían en la masificación una sus notas de personalidad

Las fuentes consultadas explican que el mayor castigo que están recibiendo los grandes grupos internacionales frente a los nacionales responde a dos aspectos. El primero tiene que ver con el tipo de activo: los megacentros de las grandes ciudades tenían en la ahora denostada masificación una sus notas de personalidad; mientras que la fuerza de los más pequeños y regionales está en la menor competencia y gran influencia en la zona.

El segundo tiene que ver con que muchos de estos centros más pequeños son, en realidad, parques de medianas, donde la fuerte presencia de firmas de electrónica, bricolaje y deportes ha actuado de locomotora de las ventas, gracias a la elevada demanda que hay actualmente por estos productos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios