proyecto qian

Un nuevo retraso en 'la parcela que destapó la Gürtel' pone en jaque Majadahonda

Es la licencia que más tiempo lleva tramitándose en Majadahonda. Tres años, con recusación del arquitecto municipal incluida e interrogantes como por qué no estaba informatizado el expediente

Foto: Promoción de Estudio Lamela para Aedas proyectada en la parcela RN-1.
Promoción de Estudio Lamela para Aedas proyectada en la parcela RN-1.
Adelantado en

La sombra del caso Gürtel vuelve a sobrevolar el Ayuntamiento de Majadahonda. Aunque, quizá, sería más correcto decir que parece que nunca se fue, ya que las irregularidades continúan marcando el día a día de la parcela RN-1, un pedazo de tierra conocido por ser el origen que llevó a Esperanza Aguirre a asegurar que ella destapó la Gürtel.

La expresidenta de la Comunidad de Madrid se arrogó este mérito al asegurar que ella ordenó paralizar el concurso para la venta de este solar, y de la parcela 2D, por 83 millones, proceso que había dado como ganadora a la constructora Afar-4, tras un polémico cambio de criterio de los técnicos municipales. La decisión de Aguirre conllevó la dimisión del entonces alcalde de Majadahonda, Guillermo Ortega, condenado por Gürtel, y la organización de otro nuevo concurso que dio como ganadora a Vallehermoso con una oferta de 157 millones (95 millones por la RN-1). Corría el año 2005 y el signo diferencial de su oferta fue que contemplaba la construcción de 1.334 plazas de aparcamiento, seis por vivienda.

Quince años, dos alcaldes y varios técnicos municipales después, el polvo sigue siendo lo único que habita esta parcela, que vuelve a estar de plena actualidad porque, cuando parecía que al fin iba a concederse la licencia para levantar 240 viviendas, el actual regidor, José Luis Álvarez Ustárroz, ha decidido contratar a un experto independiente para que valore si fue legal la venta de este solar al fondo Castlelake, que años después creó con todos sus suelos la promotora Aedas, informe que prevé elevar a la Comisión Jurídica Asesora de la Comunidad de Madrid, que está obligada a pronunciarse en un mes.

Entre las condiciones del concurso público que Vallehermoso ganó para hacerse con esta parcela, estaba que no podía vendérselo a un tercero —solo podía recuperarlo el propio consistorio por incumplimiento—, limitación que se levantó en un pleno del ayuntamiento de diciembre de 2014 y cuya validez es la que ahora ha decidido Álvarez Ustárroz revisar por tercera vez, a pesar de que nadie ha impugnado aquel acuerdo y de que la Fiscalía Provincial de Medio Ambiente acaba de archivar una denuncia por presunto delito de prevaricación urbanística.

Ubicación de Residencial Qian.
Ubicación de Residencial Qian.

El calendario que maneja el actual equipo de gobierno pasa por lanzar el concurso para contratar al experto independiente este mismo viernes, trabajo que deberá estar hecho y analizado por la secretaría general del consistorio en un plazo máximo de tres meses, para remitirlo a la comunidad, lo que dilata hasta septiembre-octubre la decisión final.

Un nuevo retraso que ha convertido la tramitación de la licencia de Residencial Qian, nombre de este proyecto, es la más lenta de todo Majadahonda, ya que lleva tres años esperando ver la luz, el doble de los 18 meses de tiempo medio del municipio, con la agravante de que esta obra residencial bien podría definirse como la más importante de toda la localidad, algo crítico en el momento de grave crisis económica que se avecina, ya que se trata de una inversión de 100 millones de euros y de la creación de 200 puestos de trabajo.

La tramitación de esta licencia es la más lenta, por diferencia, de todo Majadahonda, hasta el punto de que dobla la media de 18 meses del consistorio

“Existen numerosos informes jurídicos y técnicos contradictorios, lo que hace imposible tomar una decisión fundamentada y transparente. La voluntad política no puede estar por encima de la seguridad técnica y jurídica”, señalan desde fuentes municipales. Un argumento similar al esgrimido en las últimas semanas tanto ante los responsables de la promotora, Aedas, como del centenar de vecinos que han dado ya 25.000 euros de entrada y a quienes se aseguró, el pasado marzo, que la licencia estaba al caer.

Para entender el grado de desesperación de estos vecinos y su temor a que este nuevo informe sea otra estrategia para seguir dilatando ‘sine die’ la concesión de la licencia, basta con dar unas pocas pinceladas sobre la polémica tramitación de este expediente, como el hecho de que no estuviera informatizado, y por tanto no se podía seguir el rastro de quién accedía a él; que haya sido revisado tres veces, sin que nadie lo haya impugnado, o que el arquitecto municipal que ha llevado históricamente el expediente haya sido retirado del caso tras pedir su recusación la promotora por sospechas de que su único fin era bloquear la licencia.

Quince años de historias

A diferencia de la parcela 2D, que Vallehermoso sí llegó a edificar antes de que la burbuja inmobiliaria se llevase por delante a la compañía, la RN-1 corrió distinta suerte y, como tantos proyectos de aquella época, fue víctima de la crisis. Pero este no era un solar cualquiera, sino que estaba sujeto a una serie de cargas y condicionantes, que, si se saltaban, solo dejaban dos opciones: exigir su cumplimiento, lo cual era imposible porque la antigua filial de Sacyr estaba en un proceso de liquidación ordenada, o dictar la resolución contractual.

Esta segunda opción conllevaba que el Ayuntamiento recuperaba la parcela y devolvía a la promotora el dinero que había pagado, algo que también era inviable, sobre todo, en aquel momento de crisis económica. Con Sareb reclamando a Vallehermoso la deuda que tenía con ella (heredada de Bankia) por la compra de la parcela, se aprobó resolver el contrato y, con él, el resto de cargas que tenía asociadas la parcela, como la construcción de las 1.334 plazas de aparcamiento.

Con este acuerdo, el consistorio evitó devolver los 95 millones que debería haber puesto sobre la mesa para recuperar el solar, y además se quedó con los cuatro millones del aval de la promotora. Esta pudo vender a Castlelake y con el dinero saldar la deuda con Sareb, que estaba ya en fase de ejecución, mientras que el fondo estadounidense había condicionado su compra a que la parcela estuviera libre de cargas, como se aprobó en el pleno.

Durante los siguientes dos años y medio, Castlelake fue haciéndose con más terrenos y formando el equipo que dio lugar a la actual Aedas, sin que nadie impugnara aquel pleno. Así, en julio de 2017, la promotora solicitó la licencia con un proyecto de Estudio Lamela, obra que fue una de sus grandes cartas de presentación ante la salida a bolsa que protagonizó en otoño de ese año. Ocho meses después, empezaron los problemas.

El caso Gürtel investiga una trama de corrupción en torno al PP.
El caso Gürtel investiga una trama de corrupción en torno al PP.

Fuentes conocedoras aseguran que, desde la promotora, siempre se ha sospechado del anterior arquitecto responsable del expediente, Pedro Sánchez, como demuestra el hecho de que terminara solicitando su recusación. Coincidencia o consecuencia, la realidad es que, tras la llegada del actual alcalde, hace casi un año, y la retirada de este técnico, es cuando más se ha avanzado en la tramitación, hasta el punto de que se han resuelto todas las pegas técnicas que lo tenían bloqueado hasta ahora, como una linde de 1.200 metros de terreno, o un exceso de 400 metros cuadrados.

De hecho, tanto el nuevo arquitecto municipal responsable, como la secretaria general han dado el visto bueno al proyecto de Qian, luz verde que se suma a otras anteriores, como la que dio ya Anderse Tax Legal como experto independiente, en una revisión anterior del expediente, pero que chocan con los pronunciamientos de Sánchez, de su antiguo jefe de Servicio Jurídico de Urbanismo y del informe independiente que encargó UPyD, aunque en este último caso el peritaje iba más a aclarar si había sido lícita la primera venta a Vallehermoso y la parcela tenía que volver al patrimonio municipal.

Coincidencia o consecuencia, tras la llegada del actual alcalde y la decisión de retirar al anterior arquitecto, se ha avanzado más en la licencia

Toda una historia de sombras y sospechas que, ya sea por purismo administrativo, o como estrategia para cubrirse la espaldas ante futuras responsabilidades, la realidad es que ha llevado al actual alcalde a decidir una nueva revisión que obligará a pronunciarse hasta a la Comunidad de Madrid.

Si la respuesta es que todo está en orden, se pondrá fin a 15 largos años de polémicas. Pero, si el fallo es que aquel pleno fue nulo, Majadahonda se enfrenta a reclamaciones que doblan su presupuesto de 60 millones, ya que debería devolver los 95 millones que le pagaron por el terreno, indemnizar a Aedas, a los compradores… y volver a abrir la caja de los truenos en 'la parcela que destapó la Gürtel'.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios