La crisis llega al sector de material sanitario: Iturri baraja un ERTE al 18% de la plantilla
  1. Empresas
MARRUECOS LE CIERRA LA PLANTA DE TÁNGER

La crisis llega al sector de material sanitario: Iturri baraja un ERTE al 18% de la plantilla

El grupo de la familia sevillana Iturri busca salvaguardar liquidez ante el pago anticipado que exigen proveedores y el enorme 'stock' acumulado. Clientes petroleros reducen compras

Foto: Soldados de la UME, con equipos de protección. (EFE)
Soldados de la UME, con equipos de protección. (EFE)

Las consecuencias de la crisis del coronavirus están afectando incluso a las empresas que antes de la llegada de la pandemia eran —y son— un referente en España en el suministro de equipos de protección individual a sanitarios, militares o trabajadores de industrias hoy esenciales como la petroquímica o la eléctrica. Es el caso del grupo familiar sevillano Iturri, proveedor de material para servicios de salud autonómicos o para el Ejército español, que está barajando presentar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para un máximo del 18% de su plantilla de 1.350 empleados. Y por una horquilla de entre el 25% y el 30% de la jornada laboral.

Según fuentes de la compañía, consultadas por El Confidencial, dos motivos principales explican la posible adopción de esta medida, con la que se pretende salvaguardar el empleo para cuando la situación de emergencia pase. En primer lugar, el consumo acelerado de liquidez que está teniendo que acometer la firma que codirigen los hermanos Juan y Javier Iturri Franco. Ello porque los proveedores están exigiendo los pagos por adelantado y la propia empresa está haciendo un acopio extraordinariamente elevado respecto al habitual para poder atender necesidades urgentes de sus clientes sanitarios y de Fuerzas Armadas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Y, en segundo lugar, por el cierre de su fábrica de Tánger ante las medidas drásticas tomadas por el Gobierno del país vecino.

Foto: Efectivos del Ejército de Tierra en el hospital de campaña anexo al Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid. (EFE)

La empresa, según las fuentes consultadas, quiere además mantener su estrategia comercial invariable: ofrecer productos de calidad a precios razonables y limitando las unidades a la venta por cada cliente para evitar que terceros hagan acopio de equipos a través de ella. "No somos oportunistas, llevamos 65 años en este negocio y mantenemos nuestra manera de trabajar", explican desde la compañía andaluza. Iturri opera en 'renting' de EPI y calzado, y su posterior lavado, para la mayoría de los servicios de salud autonómicos, como el de Madrid. Está, además, proporcionando buzos completos para soldados de la Unidad Militar de Emergencias. Iturri ya era el principal proveedor de botas militares para el Ejército español, experiencia que ha extendido a otras fuerzas armadas como las de Reino Unido.

A estas circunstancias se suma, en paralelo, la caída de ventas a clientes tradicionalmente importantes como las petroleras Cepsa o Repsol, que ante el derrumbe de la venta de combustibles para automoción y aeronáutica están conteniendo costes. La empresa se ha visto obligada además a paralizar desarrollos en marcha de vehículos eléctricos para el suministro de queroseno a aviones en aeropuertos ante el brusco cese de la actividad aeroportuaria y las inciertas perspectivas sobre su recuperación.

Fabricante de mascarillas

Junto a las medidas de contención de costes, Iturri está también invirtiendo en nuevos desarrollos y productos para luchar contra el covid-19. En pocos días, ha logrado desarrollar un sistema de fumigación para los vehículos militares de la UME que facilita la desinfección y que ha sido instalado en decenas de vehículos. Está, además, trabajando en traer a España la tecnología de descontaminación a base de ozono que utiliza su filial de vehículos de descontaminación adquirida en Alemania en 2018. Iturri está vendiendo vehículos de este tipo a China en esta coyuntura.

Otra de las líneas de trabajo es la entrada en fabricación de mascarillas desde sus fábricas españolas, siguiendo la estrategia del Gobierno de tender al autoabastecimiento nacional de productos clave para luchar contra pandemias. La decisión aún no está tomada, pero será en alguna de sus instalaciones andaluzas en Sevilla o Huelva. Iturri facturó 235 millones en 2018, últimas cifras depositadas en el Registro Mercantil. En sus instalaciones centrales de Sevilla, suministra a diario mascarillas, guantes y gafas de protección a policías municipales y nacionales. Como anécdota, ha tenido que instalar una cafetería improvisada ante el cierre general de bares y las esperas necesarias para adquirir ese material por parte de los agentes.

placeholder Juan Iturri (derecha), en una imagen de archivo. (Iturri)
Juan Iturri (derecha), en una imagen de archivo. (Iturri)

La compañía opera en los sectores industrial, de servicios de emergencias, de defensa y sanitario. Junto a la división de fabricación y alquiler de equipos de protección individual y ropa de trabajo específica para cada uno de esos sectores, opera también en fabricación de vehículos especiales y de emergencias, en su gran mayoría, para servicios de bomberos. A ellos se añaden los de descontaminación en Alemania. Tiene plantas de vehículos en España, Brasil y Alemania, y plantas textiles en Marruecos, España y Polonia.

ERTE Militar Empresa familiar Sevilla
El redactor recomienda