GOLDMAN SACHS SE SUMA AL PRÉSTAMO EXPRÉS

El Corte Inglés se pone a dieta para obtener su crédito de 1.300 millones contra el Covid

El grupo de grandes almacenes se compromete con la banca a reducir de forma drástica sus costes y su inversión para devolver el nuevo préstamo tras el desplome de las ventas

Foto: El Corte Inglés de Nuevos Ministerios, en Madrid. (EFE)
El Corte Inglés de Nuevos Ministerios, en Madrid. (EFE)
Adelantado en

El Corte Inglés ha citado esta mañana a un grupo de más de 10 bancos nacionales y extranjeros para firmar una línea de financiación exprés de hasta 1.500 millones de euros con los que afrontar el impacto del coronavirus en las cuentas del grupo. Según indican fuentes próximas a las conversaciones, Goldman Sachs y Commerzbank han sido las últimas entidades en poner su dinero a disposición del 'holding' de distribución para hacer frente a las necesidades urgentes de circulante.

Las mismas fuentes indican que los bancos que van a actuar como prestamistas son Banco Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell, Bankia, Ibercaja, Liberbank, Kutxabank, BNP Paribas, Société Générale, Crédit Agricole, Commerzbank y Goldman Sachs. Cada entidad va a portar cheques que oscilan entre los 200, los 100 y los 50 millones de euros, siendo las dos primeras las que más riesgo asumen en esta línea con vencimiento a 12 meses y con un diferencial de Euribor más de 125 puntos básicos.

No obstante, el papel del banco estadounidense es muy significativo. No por el importe que va a prestar —está entre los que menos conceden esta vez, por debajo de sus homólogos franceses—, sino porque fue la entidad que lideró, junto a Santander y Bank of America Merrill Lynch, el anterior crédito a cinco años por 2.000 millones firmado el 28 de febrero y que sirvió para refinanciar la deuda vigente a un precio mucho más barato. Ese préstamo se firmó a Euribor más 55 puntos básicos, por lo que el nuevo se ha encarecido pese a ser un precio aún así bastante bajo.

En principio, Goldman Sachs no iba a participar en esta nueva línea de financiación por tratarse de dinero a corto plazo, préstamos poco habituales en los bancos estadounidenses, que sirven para atender los pagos a proveedores y las nóminas. Pero finalmente ha decidido arrimar el hombro ante la situación extraordinaria que están viviendo El Corte Inglés y sus cerca de 80.000 empleados, casi un tercio de los cuales se han visto afectados por un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE).

Una mujer con mascarilla camina ante un establecimiento de El Corte Inglés. (EFE)
Una mujer con mascarilla camina ante un establecimiento de El Corte Inglés. (EFE)

A cambio de este nuevo crédito, el grupo presidido por Marta Álvarez se ha comprometido a aplicar un plan de ajuste de costes en todas las líneas operativas y en una reducción del presupuesto de inversiones o 'capex'. Víctor del Pozo, consejero delegado de El Corte Inglés, lleva ya varias semanas trabajando con Óscar Fernández de Llano, el director financiero del 'holding', en distintos escenarios dependiendo de cuánto se prolongue el cierre de dos terceras partes de sus áreas comerciales.

Plan de ajuste inmediato

Hasta la fecha, la clausura forzosa de los departamentos de moda, electrodomésticos, deportes, hogar, droguería y joyería, entre otros, ha provocado un descenso de las ventas de entre el 60 y el 65%, lo cual hace inviable cubrir los costes. Dado el bajo margen con el que trabajan estas compañías de grandes almacenes y el deterioro que tendrá que aplicar a los productos de moda comprados para la campaña de primavera, Del Pozo ha acordado con la banca que reducirá de forma significativa los costes para devolver este nuevo crédito lo antes posible.

La presidenta y el consejero delegado van a partir del plan de ajuste que incluía el cierre, la reforma o la venta de una cuarta parte de su red de 100 puntos de venta, como adelantó El Confidencial el 22 de enero, antes que se expandiera el coronavirus. Si antes se quería ejecutar de forma paulatina, tratando de afectar lo menos posible al empleo, ahora el impacto del coronavirus requiere otro ritmo. Especialmente en lo que se refiere a los cierres, ya que la transformación requería inversión y la venta parece ahora muy difícil ante la más que previsible caída de los precios de los centros comerciales.

De los 25 centros que están en la lista negra, 15 de ellos están ya abocados al cierre, como son los casos de Arroyomolinos (en la Comunidad de Madrid), Arapiles (centro de Madrid), Guadalajara, Albacete, Ademuz (Valencia), Constitución (Valladolid), El Capricho (Marbella), Marineda (A Coruña) o El Tiro (Murcia).

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios