Golpe al negocio petroquímico de Repsol por la explosión de Tarragona y el coronavirus
  1. Empresas
Prevé impacto por menor demanda de China

Golpe al negocio petroquímico de Repsol por la explosión de Tarragona y el coronavirus

El consejero delegado de la firma, Josu Jon Imaz, alerta de que han tenido que reducir su programa de producción por la deflagración de Iqoxe, único proveedor en España de óxido de etileno

Foto: Golpe al negocio petroquímico de Repsol por la explosión de Tarragona y el coronavirus
Golpe al negocio petroquímico de Repsol por la explosión de Tarragona y el coronavirus

El negocio de petroquímicos de Repsol se está viendo afectado por dos complicaciones sobrevenidas en el inicio de 2020. El consejero delegado de la petrolera, Josu Jon Imaz, alertó de las potenciales complicaciones sobre esta área de actividad de la compañía derivadas, en primer lugar, de la explosión de la fábrica de Iqoxe en Tarragona y también por la menor demanda china provocada por la emergencia sanitaria declarada por la OMS del Covid-19, más conocido como el coronavirus de Wuhan, que ya se ha cobrado casi 2.500 muertes con cerca de 80.000 afectados a nivel mundial.

Reducción en Tarragona

Imaz ha advertido al mercado de que los pronósticos de resultados para este 2020 en el apartado de productos químicos derivados del petróleo tendrán un impacto en la producción de poliolefinas, ya que Iqoxe es el único proveedor del óxido de etileno, compuesto necesario para la fabricación de derivados de Repsol. El suministrador cesó su actividad el pasado 14 de enero de forma repentina tras la explosión de una parte de la fábrica que provocó tres muertos y siete heridos.

Según explicó el CEO a Biraj Borkhataria, analista de RBC preocupado por la difícil marcha de los productos químicos de Repsol en 2019, la compañía ha tenido que reducir la producción de su planta de Tarragona durante semanas por la potencial falta de suministro.

Vista del polígono y alrededores donde se ubica Iqoxe, la empresa química que sufrió una explosión en su complejo industrial de La Canonja (Tarragona). (EFE)
Vista del polígono y alrededores donde se ubica Iqoxe, la empresa química que sufrió una explosión en su complejo industrial de La Canonja (Tarragona). (EFE)

No obstante, matizaba que ya a finales de este mes de febrero iban a operar la planta a pleno rendimiento tras encontrar proveedores alternativos fuera de España. Hasta el accidente, Repsol se abastecía de óxido de etileno de la fábrica de Iqoxe, situada en el mismo polígono industrial tarraconense donde produce productos químicos la cotizada, cuyo máximo accionista es Sacyr. Esto significa que Repsol verá incrementados los costes logísticos de abastecimiento de esta materia prima, cuyo transporte es delicado y se tendrá que hacer desde Europa.

Pese a la inminente firma de un nuevo proveedor, Imaz deja claro que esto no significa que las ventas se vayan a recuperar al 100% a finales de febrero, ya que se ha generado una brecha entre producción, recuperación e inventarios.

Menores márgenes por China

Por si esto fuera poco, el negocio de productos químicos, para el que el primer ejecutivo estima unos 220 millones de euros de EBIT en este ejercicio, se puede ver impactado también por el coronavirus. Josu Jon Imaz saca a colación el impacto de la pandemia sobre el crecimiento de la demanda de productos petroquímicos en China y, por ende, a esta área de su negocio.

Pese a las complicaciones, Imaz concluye que están notando recuperación en los últimos días y que los márgenes actuales están alineados con su presupuesto. Incluso cree que pueden tener una mejora respecto a lo previsto en la segunda mitad del año, aunque prefiere ser prudente, principalmente por la incertidumbre que está generando el coronavirus.

Vuelos cancelados como consecuencia de la alerta de la OMS por el coronavirus. (Reuters)
Vuelos cancelados como consecuencia de la alerta de la OMS por el coronavirus. (Reuters)

No en vano, el informe de los estados financieros de Repsol a cierre de 2019, presentado al mercado el pasado jueves, ya advierte de las potenciales consecuencias sobre el crecimiento que puede tener el virus nacido en la ciudad de Wuhan. De esta forma, la cotizada española es la primera firma del Ibex en poner el acento sobre la alerta sanitaria mundial, cuyos efectos se han agravado durante el fin de semana en Italia, manteniendo la alerta máxima a nivel mundial.

Estos efectos sobrevenidos en el inicio de 2020 sobre el negocio de petroquímicos de Repsol agravan el debilitamiento de esta área de negocio registrado en 2019. La compañía destaca que "a lo largo de 2019, la actividad química se ha visto afectada por una situación del entorno internacional que muestra cierto debilitamiento frente a los máximos históricos del periodo 2015-2017, tanto en lo referente a demanda como a márgenes".

Repsol Tarragona Josu Jon Imaz Petróleo Cataluña OMS Mercados Ibex 35 Transporte
El redactor recomienda