COP25

Sánchez pide a las empresas del Ibex 35 que financien la cumbre climática en Madrid

La oficina de Moncloa y el Ministerio de Transición han hecho una ronda de contactos entre las grandes compañías para pagar los 60 millones que cuesta la cumbre

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. (EFE)
Adelantado en

Las grandes empresas españolas han recibido una visita inesperada a final de año. El traslado de la sede de la cumbre climática (COP25) desde Santiago de Chile a Madrid por los disturbios en el país andino, ha obligado al Gobierno a buscar 60 millones con los que financiar el evento. Y precisamente para ello, altos cargos de Moncloa y del Ministerio para la Transición Ecológica llevan varios días de 'tour' por los despachos del Ibex 35, pasando el cepillo para cuadrar las cuentas del acontecimiento, que se celebrará entre el 2 y el 13 de diciembre.

Cuando a escasos días de unas elecciones generales, Pedro Sánchez ofreció Madrid como sede, el presidente en funciones recibió críticas de electoralismo. Aunque desde el Gobierno han defendido la organización de la cumbre como una política de Estado, la invitación a financiar el evento ha cogido a contrapié a las grandes compañías, con los presupuestos de 2019 casi agotados y sin apenas margen de maniobra.

Tampoco ha sentado bien el delicado 'timing' político, que hace que la propuesta sea prácticamente irrechazable. Las grandes compañías se sienten en el punto de mira del nuevo Ejecutivo que el PSOE está negociando con Unidas Podemos, con potenciales subidas de impuestos y otras medidas legislativas en el horizonte que amenazan sus cuentas de los próximos años.

Cuatro categorías

Moncloa y Transición han puesto sobre la mesa cuatro opciones de financiación a las empresas: la categoría 'Diamante', con un coste de patrocinio de 2 millones; y otras tres categorías valoradas en 1 millón, 500.000 euros y 150.000 euros.

La propuesta ha cogido a contrapié a las grandes empresas, con los presupuestos de 2019 casi agotados y amenazadas por subidas de impuestos

La situación ha creado bastante incomodidad entre las grandes compañías del Ibex. La petición de Moncloa las ha dejado midiéndose unas a otras para saber cuánto invertirán sus competidoras. Ninguna quiere llegar a lo máximo, pero tampoco quedarse descolgada frente al resto. Fuentes próximas a la negociación señalan que la que suena más fuerte para el patrocinio es Iberdrola, que ya jugó un papel clave en Katowice, en el COP24. En segunda línea figuran Acciona, Santander y BBVA, que se quedarían un peldaño por debajo.

Por su parte, Telefónica, que ya iba a ser patrocinador de la COP25 en Chile, está ofreciendo costear su parte con servicios de telecomunicaciones y redes para los asistentes.

Pedro Sánchez conversa con el presidente de Iberdrola, José Ignacio Sánchez Galán. (EFE)
Pedro Sánchez conversa con el presidente de Iberdrola, José Ignacio Sánchez Galán. (EFE)

Las empresas se quejan extraoficialmente de que la propuesta les desequilibra el presupuesto a final de año sin posibilidad de sacarle partido. Al llegar con tan poco margen de maniobra, no podrán realizar campañas con las que rentabilizar la inversión. Y gran parte del público que acudirá a la cumbre es internacional, sin relación con los mercados donde operan.

Ni siquiera convence el gancho fiscal ofrecido por la ministra Teresa Ribera, de poder deducir parte de la inversión. Para ello, las empresas tienen que hacer una inversión publicitaria cinco veces mayor de lo que hayan destinado al patrocinio. Y debe de ser en el mismo ejercicio. Por lo que una empresa de la categoría 'Diamante' tendría que hacer una campaña de 10 millones (con un mensaje que dejara claro que tiene que ver con COP25) de aquí a final de año, para poder deducir los 2 millones en la próxima declaración.

Impacto en el consumo y reputacional

El Gobierno gastará 86 millones de euros en la celebración, aunque espera recuperar el 20% de esta cantidad, unos 17 millones de euros, según recoge en la memoria de impacto económico del decreto ley aprobado por el Consejo de Ministros con motivo de este evento.

En el informe realizado por el Ejecutivo, recogido por Europa Press, se especifica que el Ministerio de Transición Ecológica pondrá a disposición de la COP25 "créditos por 86 millones de euros", una cifra superior a la que la ministra del ramo, Teresa Ribera, anunció esta semana, cuando cifró el coste de la cumbre "en torno a los 60 millones de euros". Sin embargo, esta cantidad sería el resultado de restar a estos 86 millones de euros las aportaciones que, según el Gobierno, realizarán los distintos asistentes a la conferencia. En concreto, organizaciones civiles, asociaciones y empresas que aportan recursos "para hacerse visibles en esta cumbre".

Aunque este importe es "difícil de calcular", según recoge la memoria, al departamento que dirige Ribera no le parece arriesgado entender que podrían alcanzar "al menos el 20% de los costes presupuestarios", es decir, más de 17 millones de euros. Restados al crédito inicial, el gasto del Ejecutivo se reduciría hasta los 69 millones de euros.

A pesar de todas estas reticencias, las empresas consultadas dan por hecho que se cubrirán sin problema los gastos que pide el Gobierno. El cambio climático está en todos los discursos de las compañías del Ibex desde hace meses. No responder a una llamada así sería poner en cuestión su palabra. Y quien está al otro lado del teléfono es el Gobierno, al que pocas empresas hacen oídos sordos, menos en un momento de incertidumbre política como el actual.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios