Ven implicaciones para telecos y audiovisual

Netflix y HBO pueden salvar a Mediaset y Atresmedia del multazo de la CNMC

La actualidad política ha eclipsado el duro varapalo que la CNMC ha asestado a los dos principales grupos audiovisuales de España. No obstante, dentro de la institución han surgido discrepancias

Foto: Sede de Mediaset España en Fuencarral. (Juan Naharro Gimenez - Mediaset)
Sede de Mediaset España en Fuencarral. (Juan Naharro Gimenez - Mediaset)
Adelantado en

La intensa semana política ha eclipsado uno de los expedientes sancionadores más duros perpetrados por Competencia. La institución presidida por José María Marín Quemada ha impuesto una multa de 38,9 millones a Mediaset y de 38,2 millones a Atresmedia. 77,1 millones en total.

Entiende la CNMC que los dos grupos audiovisuales más grandes de España acaparan más del 85% del mercado de la televisión en abierto e incurrieron en prácticas anticompetitivas en la comercialización de la publicidad en televisión.

Gracias a su poder, pagaban extraprimas a las agencias de publicidad para incentivar una mayor cuota de inversión en publicidad respecto al total de televisiones. Difundían la publicidad en paquetes o módulos de canales (a través de todos los canales de los que disponen en abierto) y recurrían a la pauta única (desconexión publicitaria a la vez en todos los canales del grupo), argumenta el organismo de Competencia.

El efecto combinado de estas prácticas supuso, explica la CNMC, que el resto de operadores televisivos tenga dificultades para competir por la publicidad, lo que conlleva a dificultades para rentabilizar sus contenidos. Además de la multa, el organismo independiente obliga al grupo de Berlusconi y de Planeta a cesar en sus conductas y adaptar sus relaciones comerciales y contractuales en el plazo máximo de tres meses. Para ello serán vigilados con lupa.

El expediente sancionador ha sido aprobado por la unanimidad de los componentes de la sala de Competencia a la que pertenece Marín Quemada. No obstante, dicho expediente necesita de un informe cruzado de la sala de Supervisión Regulatoria, encargada de velar por el comportamiento de los mercados de telecomunicaciones y de audiovisual afectados por la sanción.

Este informe cruzado contiene dos votos en contra. El de la vicepresidenta de la CNMC, María Fernández y el del consejero de la misma sala, Benigno Valdés, según adelantó 'Vozpópuli'. La relevancia de sus opiniones no es baladí, ya que tanto Atresmedia como Mediaset han anunciado que presentarán recurso ante la Audiencia Nacional para tratar de evitar la sanción, equivalente al 4% de los ingresos anuales de ambas cadenas.

El terreno de juego ha cambiado

Según fuentes conocedoras del expediente, los votos en contra no entran en las cuestiones de competencia que determina la sala presidida por Marín Quemada, pero consideran que las imposiciones que se hacen a las compañías pueden tener efectos adversos tanto para el mercado audiovisual como para el de las telecomunicaciones.

Su análisis parte de una premisa que, según entienden, no tiene en cuenta el expediente sancionador a la hora de determinar las nuevas restricciones para las cadenas; y es que tanto Atresmedia como Mediaset compiten en un terreno de juego mucho más amplio que el de la televisión en abierto. En este sentido, tienen en cuenta que ahora mismo existen ya en España siete millones de abonados a la televisión de pago que son los verdaderos competidores de los grupos sancionados en el mercado de contenidos.

Prueba de lo anterior es que tanto Atresmedia como Mediaset ya han lanzado al mercado sus plataformas de contenido bajo pago siguiendo el modelo de potentes plataformas como Netflix, Amazon Prime, HBO o Dazn. Esta fuga de potencial audiencia hasta estas plataformas limita su capacidad de acceso a la publicidad que se está desplazando hacia otras plataformas como YouTube o diferentes redes sociales, lo que mete presión sobre su cuenta de resultados. Esto limita las posibilidades de los grupos de televisión en abierto de competir por los activos más preciados actualmente en el mercado de contenidos: las series y los eventos deportivos. Todo ello, lo sustentan con datos de Infoadex, estudio que mide la inversión en publicidad.

Cotización en mínimos

En este sentido, la cotización de Mediaset está cerca de mínimos y es casi la mitad que a principios de 2017. Por su parte, Atresmedia también está cerca de mínimos. Desde 2015, la acción ha pasado de los más de 15 euros hasta los actuales 3,6 euros. Casi cinco veces menos ahora que hace cuatro años.

Además, se asume que el nivel de inversión de las cadenas que componen el grupo era similar cuando había seis cadenas de seis grupos distintos, antes de las fusiones. Por otro lado, los consejeros discrepantes de la CNMC cree que las restricciones para Atresmedia y Mediaset tienen también afectación en el mercado de las telecomunicaciones, ya que el principal reclamo para captar usuarios de las grandes operadoras (Telefónica, Orange, Vodafone y MásMóvil) son, de nuevo, los contenidos audiovisuales.

Todo ello no pasa desapercibido para la Comisión Europea. En septiembre de 2020, España deberá transponer la directiva del servicio de comunicación audiovisual habida cuenta de que el mercado ha cambiado.

Findentiis ve ventaja para Google y Facebook

Estos argumentos están en línea con los de un informe del banco de inversión Fidentiis, quién entiende que la multa a Atresmedia y Mediaset favorece a Google y Facebook. Esta casa de análisis afirma que "La CNMC se une así a un ilustre y creciente club de reguladores de medios europeos que no han notado que los mercados que regulan están siendo interrumpidos agresivamente por los gigantes estadounidenses".

Fidentiis recuerda que Ofcom (la CNMC de Reino Unido) bloqueó en 2007 la aparición de un gigante audiovisual compuesto por BBC, ITV y Channel 4, que tenía como objetivo crear una plataforma de pago similar a Netflix. En 2018, Anacom (la CNMC de Portugal) bloqueó la compra de Mediacapital por parte de Altice por razones de concentración de mercado pese a la dura competencia de Netflix, HBO o Amazon Prime.

Ahora, Fidentiis recuerda que mientras la publicidad del mercado español cayó un 8% en el tercer trimestre, Google y Facebook aumentaron su presencia en el mercado global de publicidad.

La realidad es que los dos consejeros que han emitido discrepancias son minoría, pero ahora habrá que ver hasta qué punto tiene en cuenta sus argumentos la Audiencia Nacional y si mantiene, aumenta, rebaja o anula la multa a las dos centrales mediáticas con mayor capacidad de influencia sobre la opinión pública. Las grandes tecnológicas de Silicon Valley estarán atentas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios