CASO BANCO POPULAR

Saracho se desliga de las filtraciones del Popular: "Fue la ley de Murphy"

El expresidente concluye su declaración responsabilizando de las filtraciones a su consejo o a agentes del mercado. Defiende ante el juez que también trabajó en la posible ampliación

Foto: Emilio Saracho (d), expresidente del Popular, con su abogado José María Alonso (Efe)
Emilio Saracho (d), expresidente del Popular, con su abogado José María Alonso (Efe)

Emilio Saracho se desliga de las filtraciones de información que hubo en Banco Popular durante su presidencia. Interrogado por el fiscal Antonio Romeral, el banquero de inversión ha justificado los principales hitos que agravaron la desconfianza hacia la entidad, perjudicaron a su evolución en bolsa y derivaron en la fuga de depósitos que condujo a la resolución.

Así, ha explicado que fue la "ley de Murphy" la que hizo que coincidieran en el tiempo el hecho relevante de la reexpresión de cuentas anuales de 2016 -a comienzos de abril de 2017- con la dimisión de su entonces consejero delegado, Pedro Larena.

Sin control

Aunque ha reconocido que hubiera sido mejor que estas noticias hubieran llegado después de la junta de accionistas en la que dijo que el banco necesitaba una ampliación o una venta, ha señalado que no estuvo en su mano, y que él no decidió ni el momento ni por qué se filtraron las noticias. Respecto a la reexpresión, ha dejado el asunto en manos de la Comisión de Auditoría, a la que él había encargado la revisión de las anteriores cuentas, y a la CNMV.

Mientras, sobre la dimisión de su exCEO, Saracho señala que fue por motivos personales y que él se lo comunicó al resto del consejo antes de que se filtrara.

El interrogatorio también ha girado en torno a la noticia que publicó este medio, del encargo de la venta del banco a JPMorgan y Lazard. Saracho ha negado ser el autor de la filtración, justificando que esta información ya estaba en manos de decenas de asesores del banco y de las entidades interesadas. Y ha añadido que la posterior entrevista publicada fue "un robado".

El juez y el fiscal también han preguntado por la fuga de depósitos, que según Saracho fue inevitable por todas las malas noticias y la bajada del ráting del banco; y por la posible ampliación de capital, que según el expresidente fue una opción real que se iba a anunciar el 12 de junio, si no se hubiera resuelto el banco.

Según abogados presentes en el interrogatorio, las preguntas del fiscal y el juez han sido "neutras", aunque demuestran que "no se fían del todo". Por ello, será clave lo que respondan el resto de implicados y testigos en los próximos meses.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios