Reacción al último desencuentro en Vigo

Pemex cesa al presidente del astillero Hijos de J. Barreras a petición de The Ritz-Carlton

Tras descubrir un auditor que varios trabajadores subcontratados por el astillero Barreras no trabajaban en su horario, la dirección de Pemex tomó una decisión sobre la empresa viguesa

Foto: Directivos de Pemex posan con Alberto Núñez Feijóo en la botadura de un buque encargado a Barreras. (EFE)
Directivos de Pemex posan con Alberto Núñez Feijóo en la botadura de un buque encargado a Barreras. (EFE)

Las reacciones al descubrimiento realizado por una auditoría encargada por The Ritz-Carlton para supervisar las tareas de construcción de un buque de la firma estadounidense, en el astillero Barreras de Vigo, no han tardado en llegar. Así, tras hacerse público que varios de los trabajadores subcontratados para el turno nocturno fueron sorprendidos durmiendo, viendo una película en un dispositivo móvil y pescando, durante su jornada laboral, no solo el astillero tomó medidas al respecto, sino que los órganos de control de la empresa viguesa también se sumaron a las reacciones.

La junta general de accionistas de Hijos de J. Barreras, el astillero vigués, celebrada ayer no dio opción a renovar el mandato de su presidente, José García Costas, el cual ya llevaba varios meses en la cuerda floja. Tras seis años en el cargo, la accionista mayoritaria de la compañía, Pemex, optó por cesar al máximo dirigente del astillero, aún teniendo la posibilidad de ratificarlo en el cargo. Sin embargo, el malestar de The Ritz-Carlton por lo sucedido en Vigo, así como los retrasos y el sobrecoste que acumula el buque, no dieron lugar a la renovación, la cual también se veía comprometida por la deriva que sufre la empresa en los últimos tiempos.

Junto a él, de Barreras también se marchan Juan González Crespán, director financiero y el hombre cercano de Costas, y Alfonso López Loureiro, director general de la compañía. El desencadenante del cese corrió de mano de la petición llevada a cabo por Douglas Prothero, consejero delegado de The Ritz-Carlton, quien pidió responsabilidades por lo ocurrido con la subcontrata portuguesa.

Situación de Barreras

Este hecho llega en un momento trascendental para la historia de Barreras, en el que la empresa, que actualmente controla la petrolera mexicana, será vendida a la compañía estadounidense The Ritz-Carlton, la cual se hará cargo de la atarazana viguesa a través de una fórmula de compra en la que todavía están trabajando. Así, en un futuro próximo se conocerá como resultará el nuevo reparto de acciones, que actualmente encabeza Pemex.

En la misma junta de accionistas en la que se cesó a Costas, también se discutieron otros temas como la ampliación de capital de la compañía, aunque en este caso no hubo ningún acuerdo. Así, en la actualidad Barreras cuenta con una cartera de pedidos que supera los 900 millones de euros, aunque la estructura de la compañía es limitada, de diez millones de euros, los cuales están suscritos de forma principal por Pemex, quien quiere salir del accionariado y ha puesto sobre la mesa su 51% de títulos, así como la adjudicación de dos floteles.

Además, las cuentas de Barreras pasan por una situación compleja, puesto que la armadora Havila Kystruten, la cual encargó dos cruceros al astillero vigués, todavía no formalizó los pagos, dado que los barcos deberán ser alargados para compensar el sobrepeso que tienen por un error de diseño de Havyard Design. Asimismo, el sobrecoste del crucero de The Ritz-Carlton también pesa en las cuentas, puesto que se estima que alcance los 50 millones de euros.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios