NO HAY TRASLADO DE JUEGO DESDE GIBRALTAR

Paraíso fiscal… interior: las españolas Codere y Franco se mudan a Melilla y Ceuta

La reforma fiscal de Montoro para atraer firmas de juego 'online' desde Gibraltar a esas ciudades está siendo aprovechada por los operadores españoles para pagar menos impuestos

Foto: La sede central de Codere en Alcobendas. (Wikipedia)
La sede central de Codere en Alcobendas. (Wikipedia)

La filial de juego 'online' del grupo de apuestas Codere trasladó en octubre del año pasado su sede social desde la central de la compañía en la avenida de Bruselas de Alcobendas (Madrid) hasta unas oficinas en la avenida Cándido Lobera de Melilla. La mudanza social se produjo pocos meses después de que el Congreso de los Diputados aprobase los Presupuestos Generales del Estado de 2018, con varios meses de retraso sobre el calendario previsto. Aunque las cuentas recibieron luz verde definitiva con Pedro Sánchez como presidente del Gobierno tras ganar la moción de censura a su antecesor, el popular Mariano Rajoy, lo cierto es que fueron heredadas del Ejecutivo del PP. En ellas, el entonces ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, introdujo una modificación en la fiscalidad del juego 'online' que convirtió 'de facto' a Ceuta y Melilla en una suerte de paraísos fiscales para estas compañías.

A las bonificaciones fiscales propias de las dos ciudades autónomas —60% de la cuota del IRPF, el 75% al impuesto sobre el patrimonio, el 50% en el impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, o el 50% en los impuestos locales comunes—, el Gobierno de Rajoy añadió una específica para los operadores de juego 'online', con una rebaja del 20% al 10% del impuesto sobre los ingresos netos, es decir, cantidades jugadas menos premios entregados. Esta reducción de la fiscalidad tenía como objetivo teórico atraer a Ceuta y Melilla a las multinacionales del juego que están instaladas en Gibraltar o Malta, aunque preferentemente las del Peñón, por cercanía o por la incertidumbre que genera el Brexit en la relación del Reino Unido con Europa.

La reforma fiscal que beneficia a Ceuta y Melilla se presentó como alternativa a Gibraltar, pero la están usando empresas domiciliadas en España

La legislación española permite a compañías ubicadas en otros territorios obtener licencias para operar en línea en España, siempre que lo hagan a través de un dominio con extensión '.es'. Esto ha facilitado que los operadores internacionales se ubiquen en países o zonas de baja fiscalidad parta fijar sus centrales operativas, especialmente Gibraltar y Malta. Ceuta y Melilla llevaban tiempo reivindicando una fiscalidad ventajosa para entrar en el negocio que les fue concedida a través de los Presupuestos del año pasado.

El exministro de Justicia Rafael Catalá, recién fichado por Codere. (EFE)
El exministro de Justicia Rafael Catalá, recién fichado por Codere. (EFE)

Pero lo que tenía que ser un mecanismo de captación de multinacionales extranjeras, reivindicado por las dos ciudades autónomas, se está convirtiendo en realidad en una ventana de mejora de la fiscalidad para empresas que ya tributaban en España a todos los niveles. En octubre del año pasado, Codere Online trasladó oficialmente su domicilio social desde Madrid a Melilla. Esta filial cuenta con licencia [véala aquí] de la Dirección General de Ordenación del Juego desde 2012, siempre con Alcobendas como razón social. La última de las renovaciones [pinche para verla], en concreto para el juego de ruleta, se produjo el pasado 10 de mayo, ya con la ciudad autónoma como sede. La mejora de la fiscalidad que conlleva la mudanza seguro que aportará vitaminas al balance de Codere Online. En 2017, la empresa cerró con 4,9 millones de euros de pérdidas. Ese ejercicio, facturó 188 millones.

Tal como anticipó El Confidencial, Codere acaba de fichar al exministro de Justicia Rafael Catalá como asesor legal para temas regulatorios, con un contrato de prestación de servicios. Según ha admitido el expolítico, cuenta con una retribución fija y otra variable. Catalá formaba parte del Consejo de Ministros que aprobó los Presupuestos y, por tanto, la reforma de la fiscalidad del juego 'online'. Además de dar ventaja fiscal a Ceuta y Melilla, también simplificó la normativa, al eliminar la tributación sobre los ingresos brutos y concentrarla en los netos. En la práctica, esto suponía una relajación general de la presión tributaria para el sector. Catalá formó parte del consejo de administración de Codere Apuestas entre 2005 y 2011, el periodo intermedio entre su puesto de secretario de Estado de Justicia con José María Aznar y el de secretario de Estado de Infraestructuras con Mariano Rajoy, antes de ser nombrado ministro en 2014.

Codere no ha sido la única compañía española que ha movido la sede de su filial de juego 'online' para aprovechar la mejor fiscalidad de Melilla y Ceuta. El pasado 23 de mayo, también se registró el traslado desde Madrid a la avenida Rey Juan Carlos I de Melilla de Rfranco Digital, la división de juego 'online' de Recreativos Franco. Como Codere Online, también es una sociedad que presentó pérdidas en el ejercicio de 2017, 2,4 millones de euros. La coruñesa Luckia Games y la almeriense Veramatic Online también se han mudado este año a Ceuta y a Melilla, respectivamente. Suertia Interactiva, la casa de apuestas de capital francés cuya filial española tenía sede en Barcelona, también se ha movido a Ceuta.

La única compañía británica con licencia para operar en España que ha elegido Ceuta para operar es Betfred Spain, una sociedad limitada constituida en octubre del año pasado. Pero en este caso no se trata de un traslado desde Gibraltar o Malta, sino de una nueva implantación. Es filial de Betfred International Holding, que no contaba todavía con autorización para ofrecer apuestas en línea del Ministerio de Hacienda. La sede matriz de Betfred está en Reino Unido, en la localidad de Warrington, entre Liverpool y Mánchester. Los gigantes del sector, como 888Spain, Betfair International o William Hill, siguen operando en España desde Gibraltar o Malta.

Hasta cinco operadores de juego 'online' radicados en Madrid, Barcelona, Almería o A Coruña se han desplazado a las ciudades autónomas

Los gobiernos de Ceuta y Melilla están poniendo en valor la llegada de compañías de apuestas en red a su territorio, aunque en realidad provengan de la Península. La Administración ceutí incluso se está ofreciendo en la Feria Internacional del Juego de Londres como destino alternativo a Malta por su baja fiscalidad, aunque por ahora con poco éxito. Las dos ciudades autónomas han rebajado la Ordenanza Fiscal Reguladora del Impuesto sobre la Producción, los Servicios y la Importación (IPSI) a un testimonial 0,5% para los servicios de publicidad, servicios de atención al cliente y servicios prestados por vía electrónica, claramente dirigido a la industria del juego.

Miguel Mazón, investigador del área económica de la Unidad de Juego y Adicciones Tecnológicas de la Universidad de Valencia y muy crítico con el modelo fiscal del juego 'online', cree que el Gobierno podría recaudar hasta 1.000 millones de euros con este tipo de empresas adecuando su fiscalidad a su segmento de actividad. "Estos señores mueven 15.000 millones de euros al año y no aportan ni 20 millones, no crean puestos de trabajo y fomentan la ludopatía en sectores de la sociedad como los jóvenes", afirma. A su juicio, el Gobierno de Pedro Sánchez debería haber aprobado ya el decreto que modifica la regulación de la publicidad de las casas de apuestas. "La sociedad lo está demandando, pero todos los equipos de fútbol están firmando contratos y cuando se regule, por la disposición transitoria, esos contratos tendrán que seguir vigentes". "Si el decreto estuviera vigente, impediría que fútbol o baloncesto pudieran publicitar este tipo de juego", añadió.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios