Se llega a pagar 65.000 € por una hectárea

La 'burbuja' en el precio de la tierra para viñedos en la Ribera del Duero no toca techo

Profesionales bodegueros o ejecutivos especializados en el sector buscan tierra en busca de buena uva que luego venden a las respectivas marcas sin necesidad de tener bodega propia

Foto: Vendimia en la Ribera del Duero en 2018. (EFE)
Vendimia en la Ribera del Duero en 2018. (EFE)
Autor
Tags
Tiempo de lectura3 min

La Ribera del Duero sigue económicamente como un cañón. Se vende todo, incluso antes de recoger las cosechas. La del pasado año 2018, calificada como “muy buena” por los expertos, recogió 133 millones de toneladas de uva, la segunda mayor de su historia, repartidos entre 315 bodegas acogidas a las Denominación de Origen (DO) en un total de 23.200 hectáreas de viñedo y 8.300 viticultores.

Algunos expertos consideran que hay demasiadas bodegas y llegaron a vaticinar que habría un estallido de la 'burbuja' en el precio de la tierra dedicada a este cultivo que ha hecho de la comarca una de las más pujantes de toda España.

Pero algo está cambiando en el perfil de los inversionistas. Ya no son gente con dinero y con mucha liquidez que antes invertían en las bodegas acogidas a la Denominación de Origen en busca de rentabilidad como lo podían hacer en el ladrillo. Ahora son profesionales bodegueros o ejecutivos especializados en el sector los que persiguen tierra a la caza de buena uva que luego venden a las respectivas marcas sin necesidad de tener bodega propia para la elaboración de los caldos. Lo que hace que a la demanda de uva por parte de las grandes bodegas se une también las “bodegas de autor” y la de aquellos inversionistas/profesionales del sector vitivinícola que ponen su dinero en la compra de tierra para viñedo.

Operación récord

"Hace unas semanas, según una fuente de la consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, se llegó a cabo una transacción por la que se pagaron 65.000 euros por hectárea en la zona de Pedrosa de Duero, localidad donde se consiguen algunas de las marcas más famosas y cotizadas de la Denominación de Origen".

Se trata de un récord en la cotización de la tierra dentro de la DO Ribera del Duero. En términos generales el precio se mantiene al alza con un porcentaje estimado entre el 5 y 6 por ciento en relación con años anteriores.

"Se trata de un mercado de la tierra muy dinámico y sin referencia alguna en los estándares tradicionales al respecto", subraya la misma fuente oficial.

Los que compran quedó dicho: profesionales de la viticultura. Los que venden, por lo general, son personas que han heredado las tierras de cultivo y su familia e hijos no quieren estar en el sector.

"La diferencia con hace unos años, cuando los vinos de la Ribera del Duero comenzaron a cotizarse en todo el mundo, es que venía todo tipo de gente a invertir en bodegas y tierras como lo podían hacer en otros sectores del 'boom' inmobiliario o el sector tecnológico. Ahora solo son profesionales que viven de esto. La inversión es en la compra de tierra, no en la instalación de nuevas bodegas y marcas, debido fundamentalmente al gran número existente en la actualidad y la enorme competencia desatado entre ellas. Aun así, se sigue vendiendo todo", señalan distintas fuentes del sector. "Desde los grandes 'reservas' a los vinos de crianza jóvenes, que son mucho más asequibles en el precio".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios