a través del alquiler de su vivienda

Sabadell y Pensium se unen para ayudar a los mayores que necesitan pagar una residencia

ResiRent permite pagar el coste de la plaza residencial privada o los cuidados asistenciales necesarios sin perder su patrimonio, sin ningún tipo de hipoteca y sin gastar sus ahorros

Foto:

Banco Sabadell apuesta por el sector de las personas mayores dependientes y, más concretamente, por las que dejan su vivienda en propiedad para trasladarse a una residencia. Lo va a hacer entrando en el accionariado de Pensium, una 'startup' española que ayuda a las personas mayores con necesidades asistenciales a pagar el coste de su residencia adelantándoles el dinero y obteniendo, a cambio, la gestión del alquiler de su propia vivienda.

Fruto de la unión de estas dos compañías nace ResiRent, un servicio con el que los clientes podrán acceder a la financiación del Sabadell para sufragar los gastos derivados del pago de la residencia geriátrica y el adelanto económico por parte de Pensium.

Cómo acceder al servicio

ResiRent está disponible para aquellas personas mayores de 75 años con un grado de dependencia II o III que posean una vivienda en propiedad libre de cargas en poblaciones con mercado activo de alquiler. Además, los solicitantes deben tener la necesidad de ingresar en una residencia o de requerir cuidados en otro domicilio y, por ello, de aprovechar la vivienda que queda libre para que les pague los gastos.

El servicio parte de no de poner en riesgo la vivienda en propiedad, al contrario que otras soluciones como las hipotecas inversas, que sí consideran la posibilidad de la pérdida patrimonial. Así pues, el cliente siempre mantiene la propiedad de su vivienda, que cede a Pensium para que la alquile y genere un rendimiento económico para el propietario.

Además, permite complementar estos ingresos anticipando las entregas de dinero que se necesiten para pagar las mensualidades de la residencia. En caso de deceso del cliente o de acceso a una plaza pública, los propietarios recuperan el uso de la vivienda una vez se haya cubierto el importe recibido mediante el alquiler de la misma. Banco Sabadell se ha asegurado la exclusiva de ResiRent para sus clientes.

El 30% de los mayores, dependientes

Con esta unión, la entidad financiera se acerca a un volumen demográfico más que representativo. Como demuestran los datos del Insituto Nacional de Estadística (INE), el número de personas mayores de 64 años con algún grado de dependencia no ha parado de crecer en España. Así, mientras en 1975 la tasa era del 16,82%, en pleno 2019 prácticamente se ha duplicado, llegando al 29,94%, más de 1,3 millones de personas.

Estos datos, además, apuntan a seguir subiendo. Sobre todo si tenemos en cuenta que España es el segundo país con una mayor esperanza de vida de todo el mundo, tan solo superado por Japón, con lo que las necesidades asistenciales de nuestros mayores irán aumentando cada año.

"ResiRent es ideal para las personas con dependencia y para sus familias", asegura Albert Figueras, subdirector general y director de Customer Solutions de Banco Sabadell. "Además, frente a otras opciones de financiación para personas mayores como la hipoteca inversa, este servicio aporta una innovación: los beneficiarios no ponen nunca en riesgo la propiedad de sus viviendas".

Empresas