JUICIO POR LA SALIDA A BOLSA DE BANKIA

Linde revela que Bankia estuvo "cerca de la catástrofe" en medio del rescate de 2012

El exgobernador explica por primera vez que el BCE estuvo a punto de quitar a Bankia la condición de contrapartida en verano de 2012: la factura hubiera sido de 80.000 millones

Foto: Luis María Linde, exgobernador del Banco de España, a su llegada a la Audiencia
Luis María Linde, exgobernador del Banco de España, a su llegada a la Audiencia

A nadie se le escapa que Bankia estuvo al borde del colapso en mayo de 2012, tras la dimisión de Rodrigo Rato y nacionalización de la entidad. Lo que se desconocía es que el grupo financiero estuvo muy cerca del caos en verano de ese año, cuando ya se había solicitado el rescate financiero a Europa. Así lo ha revelado el exgobernador del Banco de España, Luis María Linde, en su declaración como testigo en el juicio de Bankia.

"A finales de agosto, Bankia presentó unas cuentas [primer semestre de 2012] con unas pérdidas muy importantes, por provisiones. A raíz de ello, los problemas de liquidez eran muy graves, ante nuevas bajadas de las agencias de ráting. Hubo riesgo de que el BCE quitara la calidad de contrapartida a Bankia, y exigir la devolución" de toda la liquidez prestada a Bankia, 80.000 millones en octubre. Por ello, el Gobierno -Frob- aprobó un préstamo provisional a Bankia de 4.500 millones "para evitar esa catástrofe inminente", ha explicado Linde.

El exgobernador ha dado estas explicaciones ante preguntas de por qué no abrió expediente a los entonces gestores de la entidad por dejar descapitalizada a Bankia: "Hubiera sido absurdo expedientar al equipo que estaba intentando salvar" al grupo nacionalizado.

Linde llegó al frente del Banco de España en junio de 2012, tras la nacionalización de Bankia, por lo que apenas se ha pronunciado sobre hechos anteriores. Tan solo ha hecho una pequeña crítica a los SIP (fusiones frías), que "no tuvieron el efecto que se deseaba".

Y ha recordado que se vivió en el sector financiero a comienzos de 2012: "España sufría una auténtico colapso financiero. Y, sin dramatizar, estaba en una situación desconocida desde la Guerra Civil", ha explicado el testigo. Ha añadido que a comienzos de 2012, la banca había recibido 150.000 millones en liquidez del BCE, de los que 20.000 millones los tenía BFA. En octubre, esta cifra se multiplicó hasta 409.000 millones, un 40% del PIB, de los que 82.000 millones los pidió el grupo nacionalizado.

Respeto crítico a los peritos

Linde también ha sido preguntado por la posición del Banco de España sobre el informe pericial del caso Bankia, elaborado por los inspectores Antonio Busquets y Víctor Sánchez Nogueras. "Yo siempre fui contrario a que hubiera una contrapericial. Nada de lo que hizo el Banco estaba orientado a ir contra los peritos. El informe al Frob y al juzgado de Navalcarnero respondieron a peticiones. [...] Los informes son independientes, con su técnica y experiencia, pero no pueden limitar lo que piensa el Banco de España. Los peritos hacían su trabajo y la Comisión Ejecutiva el suyo", ha explicado el exgobernador sobre las diferencias que hubo entre los peritos y la cúpula del regulador.

El testigo también ha hecho mención al "error espectácular" que supuso que nadie viera la segunda recesión en 2011, que marcó el futuro de entidades como Bankia.

El "ordenanza" de Bankia

Junto a Linde, también declaraba este lunes el secretario del consejo de Bankia, Miguel Crespo, uno de los testigos más importantes del caso, por su cercanía a algunos de los hechos que marcaron la caída de Bankia. Su intervención podría resumirse en una frase que le dijo al abogado de la consejera Araceli Mora: "Podría responder a eso pero va a perjudicar a su clienta", ante lo que ha sido criticado por la Sala. Crespo ha tratado de salvar su declaración sin perjudicar a ninguno de los acusados, dado que entre ellos está la propia entidad que le da trabajo. Para ello, el secretario ha dicho desconocer todo o casi lo que no esté probado que sepa en el juicio. Así, por ejemplo, se ha pronunciado sobre correos suyos de finales de abril de 2012 y principios de mayo, restando importancia al polémico informe del FMI que señalaba a Bankia y transmitiendo "normalidad" a pesar de que la entidad había entregado sus cuentas sin informe de auditoría. "En una organización, que mande un secretario es como que mande un ordenanza en un ayuntamiento", ha explicado al respecto, señalando por estos correos a Rodrigo Rato.

Crespo también se ha pronunciado sobre la ausencia del informe de Deloitte a finales de abril. El secretario ha dicho que él nunca conoció ningún borrador de opinión de auditoría, y ha defendido que las cuentas firmadas estuvieron a disposición de la 'Big Four'.

A preguntas de la defensa de Bankia, Crespo ha culpado de todo lo que pasó con Bankia en 2011 y 2012 al "marco inestable e impredecible" legal. "De haber sabido que iban a llegar los reales decretos de 2012 [Guindos 1 y 2], igual los consejeros no hubieran aprobado la salida a bolsa".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios