RESULTADOS TRIMESTRALES

Banco Sabadell recupera el beneficio tras la crisis de TSB y quiere ganar 900M. en el año

La entidad catalana gana 258 millones en los tres primeros meses del año -mismo resultado hace 12 meses- y deja el capital en el 11,15% a la espera de la venta de su promotora

Foto: Josep Oliu (izda.) y Jaime Guardiola, presidente y CEO de Banco Sabadell
Josep Oliu (izda.) y Jaime Guardiola, presidente y CEO de Banco Sabadell

Banco Sabadell endereza el vuelo tras la crisis de 2018. La entidad financiera catalana cosechó un beneficio de 258,3 millones en los tres primeros meses del año, prácticamente el mismo resultado que en 2018 antes de que estallara la crisis de su filial británica, TSB.

El banco presidido por Josep Oliu ha obtenido este beneficio sin extraordinarios ni casi ventas de carteras de deuda (ROF). Y lo hace tras asumir por adelantado impactos negativos en 2018, como por la venta de carteras de activos tóxicos a Cerberus que todavía están por cerrarse. Además, se fija el objetivo de obtener un ROE (rentabilidad sobre fondos propios) del 7% a final de año, lo que implicaría ganar cerca de 900 millones.

Sabadell ha anunciado al mercado una ratio de capital de máxima calidad (fully loaded) del 11%, en línea con la de final del año pasado. La diferencia es que desde que concluyó 2018 han entrado dos normativas que penalizan la solvencia del banco (TRIM e IFRS 16) y se han vendido activos para mejorar la ratio. Entre otros, la plataforma inmobiliaria Solvia, con el que el capital FL se situaría en el 11,3% teniendo en cuenta también el trapaso a Cerberus todavía por aprobar. El objetivo de la entidad es llegar al 12% en el próximo año, para lo que tiene en venta su promotora inmobiliaria Sdin.

La cuenta de resultados del grupo refleja una desaceleración de los ingresos recurrentes por los bajos tipos de interés, la estacionalidad y el ROF; menores costes y provisiones; y un negocio británico que al menos ya no resta.

Crisis británica

Una de las principales mejoras de la entidad es la morosidad, que se sitúa en el 4,1%, un punto porcentual por debajo de hace un año.

La entidad también destaca que su filial británica ha recuperado el pulso comercial tras la crisis sufrida hace un año durante la migración tecnológica, que provocó reclamaciones y que incluso haya tenido que cambiar de consejero delegado en TSB.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios