por 80 millones

El duque de Westminster (Grosvenor) compra la sede de Citi en La Moraleja

El renovado apetito de Grosvenor por el mercado inmobiliario español ha llegado, incluso, a las oficinas, un mercado donde la fortuna británica sufrió con fuerza el estallido de la burbuja

Foto: Edificio MB One.
Edificio MB One.

El renovado apetito de Grosvenor por el mercado español ha permitido, incluso, borrar los fantasmas del pasado y que la inmobiliaria del duque de Westminster vuelva a apostar por el mercado de oficinas nacional.

Según confirman varias fuentes conocedoras, la compañía ha llegado a un acuerdo para hacerse con el edificio MB One, famoso por ser sede de Citi en La Moraleja (Alcobendas, Madrid), por un importe cercano a los 80 millones de euros.

El edificio es propiedad de Blackstone a través de Chameleon, una de las sociedades que se engloban bajo la socimi Corona, la cual tiene todos sus activos a la venta, dentro del proceso de desinversión puesto en marcha por el gigante estadounidense.

MB One cuenta con una superficie bruta alquilable de 22.129 metros cuadrados, distribuidos en cuatro módulos y cinco plantas. Además, posee 830 plazas de garaje, 449 en el 'parking' subterráneo y 381 en el exterior.

Pero, más allá de los números de esta operación, que ha contado con el asesoramiento de JLL y Savills, es significativa porque supone la vuelta de Grosvenor al mercado de oficinas tras su aventura en el proyecto Omega.

Con este nombro se bautizó la alianza entre Grosvenor y Lar para invertir en edificios industriales y de oficinas, una apuesta que realizaron justo en el pico de la crisis, en 2006, y que cristalizó en la promoción de seis edificios de oficinas y la inversión de 160 millones.

Con esta operación, Grosvenor deja atrás los fantasmas del pasado: la fallida inversión que supuso el proyecto Omega para la firma británica

Pero, apenas dos años después de embarcarse en esta aventura, estalló la burbuja inmobiliaria y se llevó por delante los sueños de grandeza de este parque empresarial, ubicado entre La Moraleja y San Sebastián de los Reyes.

Precisamente, parte de estos inmuebles fue vendida a precio de derribo a Autonomy, uno de los primeros fondos oportunistas en comprar oficinas en España en los peores momentos de la crisis, que a su vez acaba de vendérselos, junto a otros inmuebles en 22@, a Starwood Capital por 125 millones.

Este cambio de ciclo ha vuelto a despertar el interés de Grosvenor por nuestro país, especialmente en el mercado residencial de lujo, donde prevé invertir 200 millones de euros en proyectos que ya posee en los elitistas barrios de Salamanca y Chamberí, en Madrid.

Pero, además, con la compra de MB One, Grosvenor amplía su diana hacia el terciario, terreno donde podría protagonizar más operaciones tras la compra del 'búnker' de Citi.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios