OPERACIÓN ENTRE GROSVENOR Y EL FONDO AUTONOMY

'Gatillazo inmobiliario' del Duque de Westminster con sus oficinas en Madrid

El mejor inversor echa un borrón. Incluso si al pudiente propietario le avala un inmensa fortuna amasada a lo largo de siglos y le adorna un

Foto: 'Gatillazo inmobiliario' del Duque de Westminster con sus oficinas en Madrid
'Gatillazo inmobiliario' del Duque de Westminster con sus oficinas en Madrid

El mejor inversor echa un borrón. Incluso si al pudiente propietario le avala un inmensa fortuna amasada a lo largo de siglos y le adorna un significado título nobiliario. El VI Duque de Westminster, el multimillonario Gerald Grosvenor, ha decidido reconducir el futuro de sus inversiones en España después de haber invertido en el pico de la burbuja. Para ello, la gestora inmobilaria familiar decidió soltar lastre en Madrid a finales del año pasado, después de meses intentando colocar sin éxito dos de los edificios que forman parte del Parque Empresarial Omega.

Situado en la zona norte de la capital, entre La Moraleja y San Sebastián de los Reyes, la firma de real estate Grosvenor consiguió vender dos edificios de oficinas al fondo oportunista Autonomy, que no tenía presencia en España. Aunque en el momento de la transacción no trascendieron detalles, con el paso de las semanas van conociéndose detalles de la venta que hacen pensar en la urgencia del Duque de Westminster por soltar lastre del ambicioso complejo empresarial, impulsado en 2006 junto a la inmobiliaria Lar y a la constructora Ferrovial.

Ideado en pleno pico de la burbuja, el proyecto 'Omega' formaba parte de una alianza entre Lar y Grosvenor para invertir en edificios industriales y de oficinas e industriales en España. El parque empresarial supuso una inversión global de 160 millones de euros para la construcción de seis edificios de oficinas que suman 50.000 metros cuadrados de superficie, además de 18.000 metros cuadrados más de jardines y zonas comunes. Seis años después, el Duque de Westminster ha tenido que deshacerse de dos de ellos sin que ni siquiera tengan inquilino.

Aunque cuenta con unas condiciones privilegiadas, la crisis han hecho que ni los precios de derribo del alquiler, a 10 euros el metro cuadrado, atraigan a potenciales inquilinos. Ante este panorama, sin la garantía de un flujo de rentas que convenza a un inversor inmobiliario tradicional, Grosvenor ha tenido que recurrir a un comprador del perfil del fondo Autnomy. Según fuentes del mercado, el precio pagado por los dos edificios ha estado en torno a los 16 millones de euros, lo que marca una referencia de menos de 900 euros por metro cuadrado.  

Mientras tanto, Grosvenor mantiene otros dos de los edificios de Parque Empresarial Omega, donde ha incorporado como inquilinos a la tecnológica coreana Samsung y a la petrolera británica BP, como señala en la memoria anual de 2011. Sin embargo, aunque España representa un 4,7% de las rentas generadas frente a otras plazas como Alemania, Italia o Francia, nuestro país es el único que pierde peso respecto al conjunto de la cartera de Europa Continental, sobre todo después de que el cinturón sur haya pasado a estar cuestionado ("underperforming").

Esta consideración de Grosvenor del mercado inmobiliario español hace que el resto de sus activos locales tengan el cartel de venta, a pesar del aparente repunte de la actividad. Considerado como la persona más rica de Reino Unido, por delante incluso de la Reina Isabel II, el Duque de Westminster prefiere mercados menos inestables, aunque sólo sea porque los 500 millones de libras que Gerald Grosvenor aporta de los más de 5.000 millones administrados por la firma de inversión bajo distintos formatos (fondos inmobiliarios, vehículos especiales o club deals) no decrezcan.

La fortuna de esta saga aristócrata se reparte a lo largo de todo el mundo gracias al patrimonio amasado desde finales del siglo XVI, aunque fue a partir de la figura de Hugh Grosvenor, primer Duque de Westminster bajo mandato de la Reina Victoria a finales del siglo XIX, cuando esta dinastía consolidó su fortuna. En la actualidad, sus dominios abarcan desde los campos escoceses a las calles de Vancouver o Londres, posee los distritos de Mayfair y Belgravia, pasando por Ciudad Real, donde adquirió la finca de caza La Garganta por casi 100 millones de euros.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios