TOMA EL 45% EN MANOS DE LOS VALLVÉ Y HORTALÀ

Gala Capital compra la mayoría de Beka Finance a los brókeres ‘independentistas’

El fondo de capital riesgo, que ya tenía el 30% de la sociedad de valores, ha alcanzado un acuerdo con la familia Vallvé y los Hortalà para adquirir el 45% adicional del capital

Foto:

Segunda operación corporativa sobre Beka Finance, la antigua Caja Madrid Bolsa, controlada todavía mayoritariamente por la familia Vallvé. Según han confirmado fuentes financieras, Gala Capital, que a finales de 2017 compró un 30%, va a adquirir el 45% que aún está en manos de esta saga catalana a través de GVC Gaesco, el bróker del que era consejero uno de los grandes financiadores de Òmnium Cultural.

Según las mismas fuentes, el fondo de capital riesgo dirigido por Carlos Tejera y Luis Chicharro ha llegado a un acuerdo con Maria Àngels Vallvé y Joan Hortalà, presidente de la Bolsa de Barcelona, para comprar este paquete adicional de Beka Finance por un importe que no ha sido desvelado. De esta manera, el capital del bróker que en su día constituyeron Caja Madrid y CaixaBank cuando tenían el 50% de lo que se llamó Inverbán pasa a estar controlado en un 75% por Gala Capital y el restante 25% por Carlos Stilianopoulos y el resto del equipo directivo.

De esta manera, los Vallvé y Hortalà se deshacen de la sociedad de valores que compraron en 2013 al Estado español por 37 millones de euros cuando Bankia se vio obligado a vender su bróker y todos los negocios no estratégicos tras el rescate financiado con 22.400 millones de dinero público.

La compra de este 45% está solo pendiente de las últimas autorizaciones de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que lleva estudiando un mes el expediente. No se prevé ningún problema administrativo, porque Gala Capital ya pasó el filtro del regulador de los mercados de capitales cuando adquirió el primer 30% del capital a través de una ampliación de acciones nuevas.

La operación se produce después de que Beka Finance se viese salpicada por la vinculación del que era su mayor accionista, GVC Gaesco, con el independentismo catalán. Como adelantó El Confidencial el 9 de octubre de 2017, justo días después del intento de referéndum en Cataluña, el bróker catalán anunció el traslado de su sede oficial de Barcelona a Madrid ante la pérdida significativa de clientes de su negocio en la capital de España.

Pocos días más tarde, Joan Vallvé Ribera, hermano de Maria Àngels, tuvo que anunciar su dimisión como consejero de GVC Gaesco Holding tras descubrirse que a su vez era y es vicepresidente de Òmnium Cultural, cuyo lema es 'Lengua, cultura y país'. Su presidente es Jordi Cuixart, abanderado de Carles Puigdemont, ahora en la cárcel por el juicio del 'procés'. Joan Vallvé, cuya fortuna proviene de la fábrica de acuñar moneda —la peseta— de su padre, fue 'conseller' con Jordi Pujol.

La ayuda de la Generalitat

Por su parte, Hortalà, que se define como catalanista pero no independentista, fue miembro de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), a la que representó como concejal en el Ayuntamiento de Barcelona y posteriormente como 'conseller' en la Generalitat. Más tarde, Jordi Pujol le nombró consejero de Industria y Energía, hasta que en 1997 fue nombrado presidente de ERC, la formación liderada actualmente por Oriol Junqueras.

El nombre original del bróker fue Garcon, Vallvé, Contreras (GVC). Pero en los últimos años añadió los apellidos de Gaesco y Beka Finance. La primera era una sociedad de valores catalana que la crisis puso al borde de la desaparición y que los Vallvé, ya dueños del 100%, compraron por unos 55 millones en 2008 gracias a un préstamo de 12 millones del Institut Català de Finances. Es decir, de la Generalitat, que puso su granito de arena para que no fuera adquirido por un competidor de Madrid y se llevase el negocio a la capital.

El objetivo del grupo controlado por Carlos Tejera es usar Beka Finance como una plataforma para constituir varios fondos. No solo de 'private equity', su principal actividad actualmente, sino de deuda, inmobiliario y de renta fija, para ofrecer un abanico de productos a sus clientes institucionales, la mayoría de ellos 'family offices' españoles y grandes fortunas de Latinoamérica y Oriente Medio. No obstante, en las últimas semanas ha perdido a gran parte del equipo de renta fija, ya que Gestión de Patrimonios Mobiliarios (GPM) ha incorporado recientemente a Manuel Villalba, Javier Barnuevo y Boris Pérez procedentes de GVC Gaesco Beka.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios