sustituto de borja prado

El futuro presidente de Endesa, defensor de las remuneraciones millonarias a directivos

Sánchez-Calero consideró en 2015 "erróneo" un análisis que contrastaba el alza del 10% de la retribución de la alta dirección del Ibex con la caída del 0,6% del sueldo de las plantillas

Foto: Juan Sánchez-Calero, en una imagen de la web de su estudio jurídico.
Juan Sánchez-Calero, en una imagen de la web de su estudio jurídico.

Poco se conoce del nuevo presidente no ejecutivo de Endesa. Sin embargo, Juan Sánchez-Calero ha dejado por escrito algunas reflexiones que pueden servir para anticipar cómo se manejará desde su puesto de máximo responsable del consejo de administración de la eléctrica.

En su blog personal, el nuevo mandatario de la multinacional justificaba las elevadas retribuciones cobradas por grandes consejeros delegados del Ibex en plena crisis.

En un 'post' titulado 'Retribución: ¿una comparación acertada?', Sánchez-Calero trata de explicar por qué se justificaba en plena crisis (año 2014) que mientras la retribución de los altos ejecutivos había crecido un 10%, el salario de las plantillas de las empresas hubiera caído un 0,6%. De hecho, calificaba este análisis desarrollado por el diario 'El País' como "erróneo".

En su argumentación, el nuevo presidente de Endesa no considera que los 12,5 millones de euros que se llevó el antiguo consejero delegado de la eléctrica que va a presidir, Andrea Brentan, sean una cifra que se pueda usar para hacer comparaciones, ya que en la misma hay elementos extraordinarios.

En el artículo, Sánchez-Calero tacha el bonus cobrado por el ejecutivo italiano de "elevado", pero asegura que se trata de una circunstancia "extraordinaria" que no entra dentro del desempeño normal de su puesto. Ese mismo año, hubo otras grandes retribuciones percibidas, como la de Juan María Nin en CaixaBank, que cobró 16,5 millones de euros, también en gran parte debido a su salida. O el de José Miguel García, consejero delegado de Jazztel, que se llevó 14,5 millones de euros.

No obstante, cada año se dan entre las grandes empresas del Ibex megabonus por circunstancias extraordinarias que para el nuevo presidente de Endesa no se pueden incluir en la comparación. Sin ir más lejos, su antecesor, Borja Prado, se llevará 13 millones de euros en diversos conceptos por su salida.

Al margen de lo anterior, Sánchez Calero cree que hay elementos de juicio que justifican las "cuantiosas retribuciones" ordinarias que se llevan los presidentes, ya que considera que su nivel de responsabilidad en la empresa va más allá: "Exceden el contenido de una relación laboral, por mucho que algunos administradores, en una visión que me parece limitada, pretendan someter su retribución y la publicidad de esta a los estrictos cauces del derecho del trabajo. Esa no es una buena defensa —aunque lo pretenda— del genuino líder societario".

El catedrático propuesto para consejero independiente en la próxima junta de accionistas concluye su defensa de los altos salarios señalando que, al margen de excepciones, "podemos ver la botella medio llena si admitimos que algunas de nuestras grandes empresas sí aparecen dirigidas por personas que ejercen un liderazgo que justifica una retribución que guarda proporción con la responsabilidad que asumen y los resultados de su dirección".

La reflexión es toda una declaración de intenciones, teniendo en cuenta que se trata del que será el máximo responsable que tendrá que aprobar la retribución del consejero delegado, José Bogas, que cuenta con importantes incentivos variables.

Todo ello se producirá en pleno tira y afloja contra los representantes de los trabajadores. Actualmente, la compañía está sin convenio colectivo y libra una batalla judicial con sindicatos y jubilados por los beneficios sociales, como el pago de la luz de unos 36.000 afectados.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios