juicio por la salida a bolsa

Norniella culpa a un informe del FMI de la caída de Bankia

El exdirectivo dice que el banco "hizo crack" tras el informe del FMI de abril de 2012. Ha descolocado al fiscal asegurando que se provisionaron 1.500 millones del ladrillo en 2011

Foto: José Manuel Fernández Norniella junto a su abogado.
José Manuel Fernández Norniella junto a su abogado.

"Bankia funcionaba, era viable, pero hizo 'crac' tras el informe del FMI". Así se ha expresado uno de los principales acusados del juicio de Bankia, José Manuel Fernández Norniella, sobre los últimos meses de Bankia antes de su nacionalización. Este exdirectivo fue durante años mano derecha de Rodrigo Rato, cuyo entorno siempre ha señalado a Luis de Guindos como impulsor de que el Fondo Monterario Internacional señalara a Bankia como un problema.

"Lo que pasó [en el último mes] es para mí una incógnita. La cotización funcionaba bien y el Banco de España decía que el banco era viable. Dejó de funcionar en un momento determinado" con el informe del FMI.

Norniella ha declarado que no tuvo información de primera mano en cómo fue la negociación de Rato con Guindos y el Banco de España de su plan de recapitalización, que fue rechazado por el primero desencadenando la nacionalización. "Hubo directrices políticas", ha criticado, explicando a continuación que dimitió tras la salida de Rato "por conciencia". "Si Rato se iba tenía que venir otro equipo, de confianza" del Gobierno, ha añadido.

Choque previo

El interrogatorio ha dejado un choque entre la Fiscalía Anticorrupción y el acusado. Ha sido durante el análisis de las provisiones inmobiliarias del banco, área de la que llevó las riendas en el último tramo de 2011 con la presidencia de Bancaja Habitat.

El fiscal Alejandro Luzón ha incidido en que una presentación al consejo hecha por Norniella reflejaba la necesidad de provisionar casi 1.500 millones, pero se iba a pedir algo de tiempo al Banco de España. El acusado ha señalado que finalmente se cargaron estas dotaciones en las primeras cuentas formuladas de 2011, algo que no consta en los informes aportados hasta ahora, entre la que se incluye documentación de Deloitte urgiendo al banco a tasar los inmuebles. Al contrario de la versión de Norniella, estas dotaciones se incluían en la reformulación de cuentas llevada a cabo por José Ignacio Goirigolzarri, tras la salida de Rodrigo Rato.

Luzón ha seguido apretando a Norniella sobre por qué se querían difererir las provisiones del ladrillo de Bankia, algo a lo que no quiso entrar el acusado: "Estábamos haciendo un grupo inmobiliario, las provisiones eran lo de menos".

Durante el resto del interrogatorio, el acusado ha negado conocimiento sobre cuestiones preguntadas por el fiscal acerca de Banco de Valencia, Aviva, un swap de Bancaja y Martinsa Fadesa, hechos que provocaron pérdidas millonarias a Bankia y que no figuraban en el folleto de la salida a Bolsa. Norniella ha mostrado ante la sala un tríptico con el nombre de decenas filiales del grupo, por lo que no podía estar al tanto de todo lo que pasaba en la entidad.

Foleto a la salida a Bolsa

Norniella también ha sido preguntado por el folleto de la salida a Bolsa. Ha dado a entender que no lo examinó íntegro y que no lo hizo hasta que estaba aprobado por la CNMV. "La CNMV fue muy exigente con el folleto de Bankia y lo aprobó. Me siento incapaz de corregir al supervisor".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios