Degrada su recomendación a neutral

Iberdrola se juega 420 millones anuales con los recortes planteados por PSOE y Podemos

Goldman Sachs cuantifica el riesgo para el beneficio (antes de impuestos) al que se expone con las intenciones del Gobierno de recortar ingresos en generación y transferir el bombeo hidráulico a REE

Foto: Bilbao, con la torre de Iberdrola al fondo. (Reuters)
Bilbao, con la torre de Iberdrola al fondo. (Reuters)

Las eléctricas ya tienen cuantificado el efecto de las potenciales medidas que está barajando el Gobierno. Un informe de Goldman Sachs sobre Iberdrola, al que ha tenido acceso El Confidencial, revela que la firma presidida por Ignacio Sánchez Galán se enfrenta a un impacto de 424 millones de euros menos en el beneficio antes de impuestos en 2019 si se materializan los cambios regulatorios anunciados por el Ejecutivo socialista.

Los analistas del banco de inversión explican este golpe sobre el ebitda de la compañía por dos razones. En primer lugar, consideran que Iberdrola ganará 340 millones de euros menos por el hachazo a lo que PSOE y Podemos llaman 'windfall profits' o beneficios caídos del cielo. El acuerdo presupuestario al que llegó el Gobierno con el partido de Pablo Iglesias contemplaba acabar con lo que ellos entienden es una sobrerretribución de las compañías por los ingresos procedentes de sus instalaciones nucleares e hidráulicas. Unos ingresos que las compañías en general —e Iberdrola en particular— rechazan que estén por encima de lo razonable.

Fuente: Goldman Sachs.
Fuente: Goldman Sachs.

En segundo lugar, Goldman Sachs estima que la posibilidad de transferir las infraestructura de bombeo hidráulico a Red Eléctrica para dar firmeza a las renovables no gestionables (eólica y fotovoltaica), como advertía un borrador de un real decreto que prepara el Gobierno, supone un golpe de 84 millones de euros al beneficio anual antes de impuestos. Y es que, como explican los expertos del banco norteamericano, Iberdrola cuenta con 4.707MW repartidos en nueve plantas hidráulicas con bombeo.

Por este motivo y otras cuestiones, los analistas del banco deciden degradar su recomendación sobre la compañía a neutral. Además, rebajan el precio objetivo de la eléctrica vasca desde 7,80 euros a 7,40 euros por acción. Las medias que baraja el Gobierno "suponen un impacto negativo de 0,57 euros por acción", concluyen los analistas de la multinacional.

Además de las razones de "riesgo doméstico", derivadas de la coyuntura política, el banco americano esgrime razones como que la valoración de la compañía ya tiene una prima de dos dígitos con respecto a sus comparables y desde junio ha proporcionado un rendimiento del 12%, mientras que el sector ha estado en el 9%.

Pese a todo, Goldman Sachs advierte de que, al no contar con mayoría absoluta, el Gobierno de Pedro Sánchez "podría tener dificultades para aprobar el reglamento discutido".

No en vano, todas las medidas que pretende sacar adelante el Ministerio para la Transición Ecológica se dan en una delicada coyuntura electoral que se complica cada vez más. El ramo dirigido por Teresa Ribera trabaja sobre distintos borradores para un real decreto de medidas urgentes que pretende sacar adelante en las próximas semanas. De hecho, se habló de que incluso en el último Consejo de Ministros del pasado viernes podrían haberse aprobado algunas medidas, un movimiento que no se llegó a materializar.

Sin embargo, por el momento no hay nada en firme, y fuentes del sector próximas al Ejecutivo creen que los últimos resultados electorales en Andalucía, con un fuerte descenso de votos para el PSOE, podrían condicionar en mayor medida las medidas más controvertidas, sobre todo cuando empieza a barruntarse un posible adelanto de las elecciones generales.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios