todo apunta a más recursos en el TSJM

La 'energía del cambio' se propaga más allá de Madrid y eleva el pulso a las eléctricas

El aval logrado por Madrid del Tribunal Administrativo de Contratación Pública para contratar 100% energía renovable está generando repercusión en otras grandes administraciones públicas

Foto: Foto de archivo del Ayuntamiento de Madrid y la plaza de Cibeles con iluminación navideña. (EFE)
Foto de archivo del Ayuntamiento de Madrid y la plaza de Cibeles con iluminación navideña. (EFE)

Las grandes compañías eléctricas tienen una patata caliente encima de la mesa que tendrán que abordar antes de que llegue el verano. El megacontrato para el suministro eléctrico del Ayuntamiento de Madrid se les ha atragantado. El aval otorgado por el Tribunal Administrativo de Contratación Pública (TACP) al Ejecutivo de la capital, que veta la participación de Iberdrola, Endesa, Gas Natural Fenosa, EDP o Viesgo por no ser 100% renovables, ha puesto las bases para que otras administraciones sigan el mismo camino.

Tras conocerse el dictamen del tribunal administrativo, adelantado por El Confidencial, las reacciones desde otras instituciones no se han hecho esperar. Destacan las palabras del concejal del Ayuntamiento de Valencia Sergi Campillo, que señaló que estudiarán con detenimiento el caso de Madrid para el contrato de energía de Valencia. La localidad dirigida por Joan Ribó también está pleiteando contra las grandes eléctricas del Ibex a causa de sus licitaciones públicas de luz, aunque el motivo de disputa, que se saldó a favor de las empresas, tenía que ver con cláusulas sociales relacionadas con la pobreza energética.

Barcelona, el tercer gran ayuntamiento de España, también gobernado por una de las marcas municipales afines a Podemos, ha ido un paso más allá. Desde el pasado mes de febrero, Ada Colau cuenta con una comercializadora propia para abastecer el suministro de sus edificios oficiales y otras necesidades como semáforos o el alumbrado público. Barcelona Energía, nombre de la empresa pública, genera con renovables propias todo su consumo.

Tras el revés del TACP, todo apunta a que las eléctricas tratarán de frenar esta sangría en los tribunales. La sentencia del tribunal administrativo no es firme y contra la misma cabe recurso en la justicia ordinaria. Concretamente, en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Las eléctricas, por el momento, guardan silencio, pero fuentes jurídicas conocedoras de la casuística consideran que recurrirán seguro, ya que ven el fallo "discriminatorio". Tienen hasta el 20 de junio.

El sur de Madrid se interesa

Pese a todo, la tendencia hacia la contratación de energía renovable por parte de administraciones públicas no solo se circunscribe a las alcaldías del cambio. El cinturón sur de Madrid está trabajando en la misma línea.

Hace un mes, Fuenlabrada lanzó una propuesta para contratar energía renovable junto con el resto de grandes municipios contiguos. A este proyecto se han adherido Getafe, Leganés y Móstoles, todas ellas gobernadas por el PSOE. Han quedado fuera de la mesa de trabajo conformada Alcorcón y Parla, ayuntamientos en manos del PP.

Extender este modelo de contratación era uno de los objetivos de los dirigentes del consistorio madrileño, gobernado por Ahora Madrid. Así lo señala el principal impulsor de esta licitación, Carlos Sánchez Mato, quien asegura que "el objetivo es empujar en el sentido de lo que promueve la Comisión Europea, que pide avanzar en el consumo de energía de origen renovable". Desde la concejalía que dirige ahora Jorge García Castaño, aseguran que buscar un suministro 100% renovable está en línea con el objetivo del consistorio de cumplir con los Acuerdos de París de lucha contra el cambio climático.

Diversas muestras de interés

Sánchez Mato sostiene que el servicio de contratación pública del Ayuntamiento de Madrid "ha recibido consultas de diferentes administraciones públicas" como las anteriormente citadas y otras tantas.

Incluso administraciones como Salamanca o la Junta de Castilla y León, gobernadas desde hace varias legislaturas por el Partido Popular, están introduciendo criterios medioambientales en sus pliegos, que están siendo estudiados por las grandes compañías, afirma una de las eléctricas.

Dos precedentes para Madrid

Para lograr su objetivo, Madrid encontró dos precedentes en los que sacar adelante su pliego de condiciones con arreglo a las leyes de contratación pública. Uno es el contrato de suministro eléctrico firmado por Aguas de Valladolid. Este también fue objeto de recurso, pero también fue desestimado. Aguas de Valladolid pidió energía 100% renovable como criterio de solvencia, algo que ha hecho en su pliego Madrid. Otro ejemplo que sirvió a la capital fue el del suministro eléctrico del edificio del Defensor del Pueblo, que procedió de manera similar.

Tras la batalla jurídica, el proceso de adjudicación del contrato —valorado en más de 82 millones de euros— por Madrid sigue adelante. En mayo, dentro de pocos días, será la apertura de sobres, por lo que en menos de una semana se cierra el plazo para presentar ofertas. Fuentes conocedoras del proceso creen que el elevado volumen y la exigencia de ser 100% renovable da muchas posibilidades de victoria a Acciona, empresa con amplia experiencia en el suministro de energía renovable a diferentes instituciones públicas. Pero gane quien gane, recuerdan que la justicia ordinaria podría echar todo por tierra.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios