MEDIO MILLÓN EN ARTÁ y otro medio en mabel

Los Cosentino se alían con March en capital riesgo y con el hijo de Matutes en EEUU

Los tres hermanos propietarios del grupo fabricante de Silestone —Francisco, el presidente, Eduardo y José—toman un 5% de un fondo de Artá Capital y otro 5% en la inmobiliaria Mabel Philadelphia

Foto: Francisco Martínez-Cosentino, presidente de Cosentino. (Fernando Ruso)
Francisco Martínez-Cosentino, presidente de Cosentino. (Fernando Ruso)

La familia almeriense Cosentino, que controla la multinacional especializada en superficies de recubrimiento como Silestone, ha dado un paso más en la diversificación de sus inversiones, que gestiona a través de la patrimonial Surister del Arroyo. Esta firma ha pasado a controlar, a través de varias ampliaciones de capital acometidas entre 2016 y 2017, el 5% del fondo Artá Capital Fund II. Este vehículo es uno de los cuatro que cuelgan de Artá Capital, la sociedad de capital riesgo de Corporación Financiera Alba (Grupo March). El desembolso acumulado en el citado fondo por los tres hermanos Cosentino —Francisco, presidente del grupo, Eduardo y José— y sus familias, todos ellos socios de Surister, asciende a medio millón de euros.

La saga fundadora de uno de los mayores emporios empresariales de Andalucía es cliente de Banca March, y la entrada en uno de los vehículos de inversión de Alba es una opción que se ofrece por parte del grupo financiero balear para fidelizarlos. Se da la circunstancia además de que Carlos González Fernández, consejero independiente de Corporación Financiera Alba desde 2015, es asesor del consejo de administración de Cosentino. Artá Capital Fund II ha hecho tres operaciones en 2017 para entrar en las empresas españolas Satlink (tecnología para el sector pesquero) y Alvinesa (gestión de subproductos vinícolas), así como la gasista portuguesa Gascan. Esta semana, March ha comunicado que este fondo ha alcanzado los 400 millones de tamaño objetivo, y esas tres compras han supuesto consumir 100 millones, el 25% del total.

En total, la sociedad patrimonial de los Cosentino gestiona activos por valor de 63,8 millones de euros distribuidos en 12compañías. La mayoría de sus inversiones se ha dirigido a proyectos inmobiliarios en su provincia de origen (Almería), aunque también han usado Surister para entrar en la socimi Trajano Iberia junto a la familia sevillana Moya Yoldi, propietaria de Persán, entre otros inversores. Controlan el 5,27% de esta inmobiliaria. Han hecho además adquisiciones en el paseo de la Castellana de Madrid, donde en 2016 compraron un local por 6,1 millones en el que se ubica la tienda Cosentino City, abierta en la capital hace ahora justo un año.

Apuesta por el mercado residencial de Filadelfia

Otra de las inversiones relevantes, realizada casi en paralelo a su desembarco en Artá en 2016, es el otro medio millón de euros desembolsado en Mabel Philadelphia. Esta sociedad es una filial de Mabel Capital, la firma de inversión controlada por Abel Matutes Jr (hijo del exministro español de Exteriores) y su socio Manuel Campos. Los Cosentino poseen un 5% de este vehículo enfocado exclusivamente a la promoción y venta de viviendas en la ciudad estadounidense de Filadelfia. La esposa de Abel Matutes Jr es originaria de esta urbe, como ya publicó El Confidencial.

El músculo inversor de los tres hermanos Martínez-Cosentino se nutre de los dividendos de Grupo Cosentino, controlado en un 40% por su presidente, Francisco, y sus hermanos Eduardo (idéntico porcentaje) y José (20%). El gigante industrial ubicado en Cantoria (Almería) decidió en este sentido duplicar la retribución a sus socios en 2016 (último año del que hay cifras públicas) respecto al año anterior: de 7,5 millones hasta 14 millones. El fabricante de Silestone obtuvo en 2016 un beneficio neto histórico de 43 millones, casi el triple que un año antes (14,5 millones).

La familia Cosentino se repartió 14,5 millones en dividendos en 2016 tras lograr el fabricante de Silestone un resultado histórico de 43 millones

El motivo fundamental de este fuerte aumento de las ganancias fue una mejora sustancial en las condiciones de los seguros de cambio euro-dólar. Grupo Cosentino, con 3.600 empleados a cierre de ese año, facturó 834 millones, casi un 60% en EEUU. Otro 20,5% procede de Europa (sin incluir España) y un 16,5%, del mercado nacional (137,5 millones). El resto se reparte entre Latinoamérica y Oceanía.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios