Ibex 35: ¿Hay vida fuera del Ibex? Estas son las claves para adentrarse en el MAB. Noticias de Empresas
ENCUENTRO EN LA BOLSA DE MADRID

¿Hay vida fuera del Ibex? Estas son las claves para adentrarse en el MAB

El MAB es una alternativa para pymes en expansión que quieran acercarse al mercado de valores, pero ¿cómo se puede acceder a él? Sus mayores expertos nos dan las claves

Cuando se habla de bolsa española, los inversores suelen pensar en los grandes nombres y compañías asentados en negocios estratégicos del Ibex 35. Sin embargo, fuera de esas empresas de alta capitalización existe un número interesante de casos de empresas en expansión. Son las compañías que viven fuera del Ibex 35, que cotizan en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) y que ofrecen ideas de inversión alternativas que, bien entendido su negocio, pueden ayudar a diversificar y abrir una cartera a nuevos mercados.

Con el objetivo de definir una alternativa al mercado tradicional y examinar distintas empresas del MAB, nos hemos rodeado de los mejores expertos en el foro '¿Hay vida fuera del Ibex? Un paseo por el Mercado Alternativo Bursátil', organizado por Bolsas y Mercados Españoles (BME), con la colaboración de El Confidencial, patrocinado por Armabex, Grant Thornton y Udekta Capital, y con la presencia de reconocidos nombres del sector como Jesús González Nieto (director gerente del MAB-BME), David Calzada (socio de Grant Thornton), Antonio Fernández (presidente de Armabex), Juan Sáinz de los Terreros (socio de Udekta Capital), Joaquín López-Chicheri (presidente de Vitruvio Socimi), José Luis Alba (director de desarrollo de negocio de Domo Activos Socimi), Diego Cabezudo (CEO de Gigas), Santiago Torres (presidente de Atrys Health), Alfonso Andrés Picazo (presidente de Grupo Inclam) y Carlos Ezquerro (CEO de Netex).

De izquierda a derecha: Javier Molina (El Confidencial), David Calzada (Grant Thornton), Jesús González Nieto (MAB-BME) y Antonio Fernández (Armabex). (Foto: Jorge Álvaro Manzano)
De izquierda a derecha: Javier Molina (El Confidencial), David Calzada (Grant Thornton), Jesús González Nieto (MAB-BME) y Antonio Fernández (Armabex). (Foto: Jorge Álvaro Manzano)

El MAB es uno de los mercados en los que más movimiento existe y, de hecho, en el ultimo año ha habido algunos especialmente relevantes: por ejemplo, la entrada de Netex Learning y la salida de la mayor empresa de la plataforma, MásMóvil, que fue también la primera en dar el salto del MAB al Mercado Continuo en julio de 2017. El MAB no es un vehículo de cotización como la bolsa tradicional o el Ibex, así que hemos pedido a todos estos expertos que nos detallen las claves para que una empresa en expansión pueda acceder a este mercado.

Una alternativa al mercado tradicional

Con 40 empresas cotizadas, el Mercado Alternativo Bursátil ha demostrado ser una alternativa para las empresas españolas que quieran acercarse de manera sencilla al mercado de capitales no solo para lograr financiación, sino también para obtener una mayor visibilidad, liquidez o valoración. Y esto no ha hecho más que empezar. Si se tiene en cuenta que más del 99% de las empresas españolas son pymes, el potencial de esta plataforma de negociación de acciones es enorme.

“Desde su creación en 2006, el MAB ha ido creciendo de forma muy satisfactoria”, afirma el director gerente del MAB-BME, Jesús González Nieto. Históricamente, ha contado con 88 empresas de sectores muy diferentes y, desde que arrancó, ha habido 156 ampliaciones de capital con volumen de 1.500 millones de euros. Los expertos señalan que esta es una buena forma para las empresas pequeñas de acceder a la financiación ya que, con el MAB, el abanico de inversión se ha ampliado.

"Las empresas del Mercado Alternativo Bursátil son rentables y generan empleo y riqueza" (Jesús González Nieto, BME)

“Se trata de ver las oportunidades de las empresas pequeñas porque las hay, como en las grandes”, asegura González Nieto. Las estadísticas señalan que el binomio rentabilidad-riesgo en las compañías pequeñas es muy interesante, e incluso muchas veces mejor que el de las grandes. “Son empresas rentables que generan empleo y riqueza en nuestro país”, añade.

El MAB se ha adaptado a las necesidades de aquellas organizaciones que, con una capitalización inicial baja, no pueden asumir los costes y requerimientos que supone dar el salto al mercado continuo. En consecuencia, se ha abierto la posibilidad de invertir en sectores que no solían estar en el mercado tradicional, como la ingeniería, el farmacéutico, el tecnológico, la comunicación y publicidad o las renovables. Si existen dudas a la hora de invertir en el MAB, Jesús González Nieto recuerda que hablamos de empresas que “ofrecen más crecimiento y valor y que, además, su facturación crece cinco veces más que las empresas de bolsa”.

Jesús González Nieto (director gerente del MAB-BME). (Foto: Jorge Álvaro Manzano)
Jesús González Nieto (director gerente del MAB-BME). (Foto: Jorge Álvaro Manzano)

Los requisitos para entrar al MAB

Los requerimientos exigidos por el MAB para que una empresa empiece a cotizar no distan de aquellos que cualquier otra compañía cotizada en la CNMV debe cumplir. Sin embargo, con el objetivo de que los procesos de admisión a cotización de empresas sean más rigurosos y más transparentes, los requisitos financieros en el proceso de incorporación al Mercado Alternativo Bursátil han cambiado en los últimos años.

“Se ha introducido una serie de mejoras para minimizar los riesgos con el objetivo de dotar de mayor seguridad a la comunidad inversora, y esto ha permitido que el MAB ofrezca mayores oportunidades que otros mercados”, señala David Calzada, socio de la auditora Grant Thornton. Por ejemplo, el MAB ahora exige a todas las empresas que estén cotizadas que haya una revisión limitada de unos estados financieros intermedios a mitad de año, mientras que en la CNMV eso no es una obligación, sino una posibilidad.

"Sirve como pista de despegue para que empresas pequeñas puedan salir al mercado bursátil" (David Calzada, Grant Thornton)

Otras obligaciones que las empresas deben cumplir durante su proceso de entrada son la creación de dos figuras clave para el futuro de las mismas. Por una parte, el asesor registrado, que ayudará en el proceso de entrada y permanencia en el MAB, y, por otra, el proveedor de liquidez, que facilitará la negociación.

Con todo, para David Calzada los objetivos perseguidos por el MAB hasta ahora se han cumplido con éxito. “El mayor logro es servir como pista de despegue para que empresas de tamaño pequeño puedan salir al mercado bursátil”, explica. Según el experto, entre los retos que quedan por afrontar, están conseguir un mayor reconocimiento por parte del mercado internacional y una mayor liquidez de los capitales.

David Calzada (Grant Thornton) y Jesús González Nieto (MAB-BME). (Foto: Jorge Álvaro Manzano)
David Calzada (Grant Thornton) y Jesús González Nieto (MAB-BME). (Foto: Jorge Álvaro Manzano)

La importancia del asesor registrado

La figura del asesor registrado es fundamental durante la etapa de incorporación al MAB, ya que analizará la empresa y la acompañará en la entrada. Es la actividad en la que se mueve Armabex, presidida por Antonio Fernández, que se ha especializado en la salida a bolsa de socimis. Han asesorado a 11 sociedades desde 2012, fueron los responsables de la primera salida a bolsa de una socimi, Promorent, y están trabajando en la salida a bolsa de una socimi que invierte en socimis, una opción que también permite la ley.

“Nuestro objetivo es velar por un mercado transparente”, asegura Antonio Fernández. “El asesor tiene una relación directa y continuada con el emisor para garantizar que cumple con todos los requisitos que le son exigidos para cotizar”.

"Es para empresas que no piensen dónde están ahora, sino dónde estarán en tres años" (Antonio Fernández, Armabex)

Poner en orden determinadas cuestiones que habían quedado abandonadas es un proceso costoso a la vez que satisfactorio cuando una empresa valora su entrada en bolsa. “El Documento Informativo de Incorporación significa un antes y un después en la compañía, es el documento que permitirá conocer cómo crecer y cómo financiarlo”, aclara el presidente de Armabex.

El trabajo del asesor registrado persigue, en definitiva, delimitar los riesgos en un periodo previo a la salida en el mercado de valores y maximizar la protección de los accionistas minoritarios. Por eso, Antonio Fernández lo recomienda “a aquellas pequeñas empresas que quieran pensar no dónde están ahora, sino adónde quieren ir y dónde estarán en tres años”.

Jesús González Nieto (MAB-BME) y Antonio Fernández (Armabex). (Foto: Jorge Álvaro Manzano)
Jesús González Nieto (MAB-BME) y Antonio Fernández (Armabex). (Foto: Jorge Álvaro Manzano)

¿Rentabilidad en el sector inmobiliario?

Las cifras de las socimis cotizadas, a día de hoy, resultan más que contundentes. Casi medio centenar de sociedades españolas ya han apostado por llevar sus socimis a cotizar en bolsa, mientras que otras se preparan para llegar en los próximos meses. Las sociedades de inversión inmobiliaria han cogido velocidad de crucero a raíz del cambio de normativa que se produjo en 2012 y la recuperación del mercado inmobiliario español. En total, el valor conjunto de todas en bolsa roza los 20.000 millones de euros, una cifra similar, por ejemplo, a la capitalización individual de Endesa.

La rentabilidad de las empresas que invierten en el MAB puede ser de más del 100%. Vitruvio empezó con siete millones de euros, debutó en el MAB en 2016 y actualmente tiene un objetivo de rentabilidad media anual del 5%. La rentabilidad de sus activos es más alta que la media que se puede encontrar en el mercado y actualmente cuenta con 107 millones de euros invertidos en el mercado inmobiliario de oficinas, residencial y comercial.

"No queremos un 8% de revalorización y salir, sino mantenernos un tiempo razonable" (Joaquín López-Chicheri, Vitruvio)

Joaquín López-Chicheri, presidente de la sociedad, explica que invierten en “activos que todo el mundo entiende, porque la idea es que personas de fuera del mundo empresarial encuentren localizaciones interesantes”. El perfil de sus inversores son accionistas de banca privada con patrimonio y visión a largo plazo. “No queremos que alguien haga un 8% de revalorización y se salga, sino que se mantenga un tiempo razonable”, insiste el empresario.

Los activos valen en función de lo que generan y, entre las recomendaciones para lograr rentabilidad en el sector inmobiliario, están comprar en buenas localizaciones, con poca deuda y con el objetivo de alquilar. Además, hay que tener en cuenta que la mayor parte de las oportunidades se encuentran en inmuebles en rehabilitación. De hecho, más del 50% de los activos de las socimis está en manos de inversores extranjeros, lo que hace pensar que cuando alcancen la rentabilidad esperada, materializarán sus inversiones y buscarán otros activos donde invertir, inmobiliarios o no.

Javier Molina (El Confidencial), Joaquín López-Chicheri (Vitruvio Socimi) y José Luis Alba (Domo Activos Socimi). (Foto: Jorge Álvaro Manzano)
Javier Molina (El Confidencial), Joaquín López-Chicheri (Vitruvio Socimi) y José Luis Alba (Domo Activos Socimi). (Foto: Jorge Álvaro Manzano)

Localizar oportunidades de inversión

El mercado está repleto de grandes empresas en las que todo el mundo se fija tratando de encontrar un valor excepcional. Sin embargo, los expertos sugieren que las oportunidades de inversión están precisamente en las empresas pequeñas que pocos inversores miran y que presentan cierto potencial.

Udekta Capital es un vehículo de inversión privada que invierte en empresas que en poco tiempo van a estar en un mercado alternativo bursátil español o europeo. Se constituyó con un capital de 200.000 euros y, con un solo año de vida, ya suma 325.000 euros y 13 socios, mientras que la rentabilidad está a la par de las aportaciones. “Nosotros seguimos la fórmula del 'value investing', es decir, compramos una cosa por menos de lo que vale, estudiamos las compañías, seleccionamos una y esperamos”, explica Juan Sáinz de los Terreros, socio de la compañía.

"Si no puedes ver quebrar alguna de tus empresas en cartera, no inviertas en el MAB" (Juan Sáinz de los Terreros, Udekta Capital)

Su filosofía consiste en buscar valor en las empresas y esperar los resultados en lugar de centrarse exclusivamente en la liquidez. Juan Sáinz de los Terreros lo justifica así: “Si tienes algo bueno, siempre lo vas a poder vender”. Su objetivo de futuro es buscar oportunidades en otros mercados alternativos europeos en países como Reino Unido, Italia o Francia, donde son mucho más populares entre los inversores. Y, aunque son un poco remisos a la hora de definir sectores con oportunidades de inversión, ven con cierto potencial sectores como el 'outsourcing' —o externalización— y el audiovisual.

Invertir en el MAB no es para todo el mundo. Como en cualquier mercado de valores, las apuestas conllevan un riesgo y el socio de Udekta Capital deja la decisión en manos de este consejo: “A menos que puedas ver quebrar alguna de tus empresas en cartera, no deberías invertir en el MAB”.

Javier Molina (El Confidencial), Diego Cabezudo (Gigas), Santiago Torres (Atrys Health), Alfonso Andrés Picazo (Grupo Inclam), Carlos Ezquerro (CEO de Netex) y Juan Sáinz de los Terreros (Udekta Capital). (Foto: Jorge Álvaro Manzano)
Javier Molina (El Confidencial), Diego Cabezudo (Gigas), Santiago Torres (Atrys Health), Alfonso Andrés Picazo (Grupo Inclam), Carlos Ezquerro (CEO de Netex) y Juan Sáinz de los Terreros (Udekta Capital). (Foto: Jorge Álvaro Manzano)

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios