TRAS LA SENTENCIA DE LA AUDIENCIA NACIONAL

Felipe Benjumea se crece tras su absolución: vuelve a cargar contra el Santander

El expresidente de Abengoa reitera el quid de su defensa: Rodrigo Echenique, presidente de Santander España, impuso su cese en el cargo y por eso cobró legalmente 11,4 millones

Foto: Felipe Benjumea, expresidente de Abengoa (derecha). (EFE)
Felipe Benjumea, expresidente de Abengoa (derecha). (EFE)

La absolución conocida hoy de la excúpula de Abengoa en el caso del cobro de indemnizaciones millonarias tras dejar la empresa en 2015 ha hecho crecerse a Felipe Benjumea, que percibió 11,4 millones que la Audiencia Nacional considera que recibió de acuerdo a la ley. El expresidente y máximo ejecutivo durante 25 años ha reincidido hoy en su estrategia de defensa clave en una reacción a la sentencia hecha pública: Desde su entorno se ha trasladado hoy: “La Audiencia Nacional ha dictado una sentencia muy importante que demuestra que el Consejo de Administración de Abengoa actuó correctamente y de acuerdo a derecho y confirma que el Banco Santander intervino en las decisiones de la compañía, forzando la salida del presidente, en pleno proceso de ampliación de capital, con las graves consecuencias que esto provocó".

Felipe Benjumea se crece tras su absolución: vuelve a cargar contra el Santander

Benjumea declaró en octubre pasado ante el tribunal que le juzgó, junto al exconsejero delegado Manuel Sánchez y tres exconsejeros, que Rodrigo Echenique, presidente de Santander en España en 2015, le dijo por teléfono en septiembre de ese año que tenía que irse de la compañía y colocar en su lugar a Javier Monzón, expresidente de Indra, para que el banco apoyara el salvamento financiero del grupo. Benjumea se negó y, según su relato, al final el consejo de Abengoa se vio obligado a cesarlo como imposición de Santander para apoyar una ampliación de capital de 650 millones. Ampliación que finalmente no salió adelante y llevó al grupo a preconcurso en noviembre de ese año.

La diferencia entre una marcha voluntaria (que era lo que defendía la acusación, sin éxito) y un cese está en que esta última circunstancia era la que activaba la posibilidad de indemnizar a Benjumea con esa cifra total de 11,4 millones (siete millones por permanencia y otros 4,4 millones equivalentes a un año completo de sueldo para no competir durante el año siguiente a su salida con la propia Abengoa). Posibilidad contemplada en los contratos de alta dirección firmados en marzo de 2015 por Benjumea y Sánchez con Abengoa, y que la sentencia también considera ajustados a derecho.

El propio hecho de que Felipe Benjumea haya reaccionado públicamente es excepcional, ya que nunca concedió entrevistas en sus 25 años como presidente y tampoco compareció nunca públicamente ante inversores o analistas bursátiles.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios