carlos manzano se incorpora al banco

Santander ficha al jefe del ladrillo de Deutsche para vender sus inmobiliarias

Javier García de Carranza se ha traído del banco alemán a Carlos Manzano, máximo responsable de 'real estate' y gestor de las inversiones inmobiliarias de los clientes vip

Foto:  Santander ficha al jefe del ladrillo de Deutsche para vender sus inmobiliarias. (Imagen: E.V)
Santander ficha al jefe del ladrillo de Deutsche para vender sus inmobiliarias. (Imagen: E.V)

La gestión del ladrillo se ha convertido en uno de los puntos esenciales para el futuro de la cuenta de resultados del Banco Santander, especialmente tras la herencia recibida por la compra de Banco Popular. Para gestionar la que se ha convertido en la mayor inmobiliaria de España, Ana Botín ha fichado a Carlos Manzano, el máximo responsable de ‘real estate’ de Deutsche Bank y gestor de Trajano, la socimi participada por los clientes de grandes patrimonios del banco alemán, como la familia Consentino y los dueños de Persán.

Manzano ha llegado por petición expresa de Javier García de Carranza, director general adjunto y encargado del área de Reestructuraciones, Recuperaciones, Inmobiliaria, Participadas y Capital Riesgo. Además, ahora va a dirigir todo el desagüe del Popular, que acumula una cartera vinculada al ladrillo de 37.000 millones de euros. Mucho trabajo en áreas conflictivas que requieren reforzar el equipo gestor, motivo por el cual se ha incorporado al directivo de Deutsche Bank, según han confirmado varias fuentes.

García de Carranza ha puesto a Manzano al frente de todas las participaciones que Santander ha acumulado por la indigestión del ladrillo que financió durante la época del 'boom' inmobiliario. Así las cosas, la entidad presidida por Ana Botín es dueña del 21,95% de Merlin Properties, la socimi dirigida por Ismael Clemente, ex de Deutsche Bank, y del 46,20% de Testa, la exfilial patrimonial de Sacyr Vallehermoso.

Pero el gran proyecto es el relanzamiento de Metrovacesa, de la que tiene el 70% del accionariado, incluido el 9% en manos del Popular, y a la que acaba de hacer una ampliación de capital mediante aportación de suelos por 1.108 millones de euros. Bajo su responsabilidad también estarán Altamira, su plataforma de gestión de activos inmobiliarios, y Aliseda, la inmobiliaria del Popular recientemente comprada al fondo Värde Partners. En total, Manzano tendrá bajo su responsabilidad una cartera que actualmente tiene un valor de mercado aproximado de 3.000 millones.

La gran función de Manzano será gestionar estas participaciones para una posterior venta, que debería generar unas sustanciales plusvalías tras el saneamiento realizado por la entidad en los últimos años y que le ha supuesto un cargo de más de 50.000 millones por provisiones para insolvencias. Algo similar a lo que Santander tuvo que hacer cuando se encontró con una cartera de inversiones, entre las que se encontraban Dragados y la propia Vallehermoso, cuando se fusionó con Central Hispano en 1999.

Hasta la fecha, Manzano era el responsable del área inmobiliaria de Deutsche Asset & Wealth Management en España y Portugal, negocio al que el banco alemán ha vuelto con fuerza tras la compra del centro comercial Diagonal Mar por 495 millones de euros. Además, estaba al frente de Trajano, la socimi participada por la familia Consentino, por Juan y Pedro Alcaraz, fundadores de Goldcar, vendida recientemente por 500 millones a Europcar, y por José Moya Sanabria, presidente del fabricante de productos de limpieza Persán.

Los morosos, para otro ex de Morgan Stanley

Para agilizar la gestión inmobiliaria, el hombre de confianza de Botín para sus negocios problemáticos ha puesto a Jaime Rodríguez Andrades al frente de la otra división que traerá de cabeza al banco: los créditos impagados o NPL ('non performing loans'), como se les conoce en el mundo financiero. Rodríguez Andrades llegó hace un año al Santander procedente de Morgan Stanley, donde estuvo 11 años y fue la mano derecha del propio Garcia Carranza.

Ambos participaron en un gran número de operaciones protagonistas del 'boom' y del 'crash' inmobiliario español, como las salidas a bolsa de Fadesa, de Renta Corporación, Riofisa, la compra de Gecina por Metrovasesa, la compra de Urbis por Reyal y la venta posterior de Fadesa a Martinsa. También tuvieron un papel relevante en las reestructuraciones de Grupo Pinar, Noriega, Lubasa y Prasa, la mayoría de las cuales acabaron quebradas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios