encarga la operación a atlas capital

El bróker inmobiliario Aguirre Newman, a la venta por casi 100 millones de euros

Santiago Aguirre Gil de Biedman ha encargado al banco de inversión Atlas Capital la venta de su broker inmobiliario en pleno calentón del sector del ladrillo en España

Foto: Interior de la sede de Aguirre Newman en Madrid.
Interior de la sede de Aguirre Newman en Madrid.

España vuelve a vivir un 'boom' inmobiliario y los intermediarios quieren aprovechar la situación para hacer caja. Si el pasado año el fondo de capital riesgo Cinven compró Tinsa, la primera tasadora del país, y en 2015 Apax Partners tomó el control de Idealista, ahora, Santiago Aguirre Gil de Biedma, hermano de Esperanza Aguirre, ha decidido poner en el mercado Aguirre Newman, el mayor bróker inmobiliario del sector.

Según han confirmado fuentes financieras, Santiago Aguirre ha encargado a Atlas Capital la venta de la mayoría del capital de la firma de consultoría, tanto para inversores particulares e institucionales, así como corporaciones públicas y privadas. Aguirre Newman se dedica a todas aquellas cuestiones relativas a la inversión inmobiliaria, incluyendo valoraciones, estudios de viabilidad, tasaciones, participación en juntas de compensación, arrendamientos, administración de inmuebles y servicios técnicos de arquitectura.

La compañía tiene una cifra de negocios que ronda los 80 millones de euros, con un beneficio operativo o Ebitda que se acerca a los 12 millones, por lo que fuentes financieras consideran que Aguirre Newman puede alcanzar una valoración de entre 80 y 100 millones. Otras fuentes consideran que entre los interesados en comprar este bróker inmobiliario se encuentran fondos de capital riesgo como Cinven y Apax Partners, que con esta adquisición podrían engordar los negocios de Tinsa y de Idealista.

Pero también estiman que sería una buena oportunidad para algunos de los principales competidores nacionales, lo que provocaría una concentración en un sector muy atomizado. Además de Aguirre Newman, entre las consultoras más grandes se encuentran CBRE, Knight Frank, JLL, BNP Paribas Real Estate y Cushman & Wakefield y Savills. Estas siete firmas acaparan el 90% de la facturación del sector en España y cuentan con 2.200 profesionales en nuestro país. Cerca de 400 trabajan para Santiago Gil de Biedma y sus socios minoritarios.

Los bajos tipos de interés, el desplome de los precios tras el 'crash', la enorme liquidez y la recuperación del Producto Interior Bruto (PIB) en España han formado un cóctel que se ha traducido en cifras de inversión no vistas desde los tiempos de la burbuja. Según un informe de JLL, la inversión inmobiliaria no residencial (oficinas, 'retail', logística y hoteles) alcanzó un volumen de 8.707 millones de euros en 2016. Esta cifra supone un descenso del 8% frente a 2015, cuando se realizaron operaciones por valor de 9.407 millones de euros. No obstante, los datos de 2016 siguen siendo superiores a los niveles máximos alcanzados en 2006 con 7.800 millones.

Momento 'de oro'

El principal mercado por volumen de inversión fue el de locales y centros comerciales ('retail'), con 2.977 millones de euros, un 3% menos que en 2015. Los datos de Aguirre Newman son algo más altos, ya que sitúan la inversión en esta área de negocio en 3.500 millones, un importe que solo se había superado en 2006. “Si es cierto que en el último año ha habido cinco operaciones por encima de los 200 millones cada una que sumadas representan más del 50% del volumen total; la gran mayoría de operaciones han sido 'single-assets' en un rango de precio de entre los 20 y 100 millones”, explica la consultora. En cualquier caso, la compañía destaca que por tercer año consecutivo se han mantenido cifras superiores a los 2.000 millones, lo que pone de manifiesto el gran momento que vive el sector inmobiliario, en especial el 'retail', que supone el 35% de la inversión terciaria.

Por su parte, el mercado de oficinas ha concentrado el 32% de la inversión, con un volumen de 2.753 millones de euros, un 13% menos que el año anterior. En el cuarto trimestre del año se cerraron operaciones por 1.214 millones, un 24% más que en el mismo periodo de 2015, cifra sólo superada por los 2.228 millones que se alcanzaron en el primer trimestre de 2008, según JLL. El 'boom' también se ha trasladado al mercado industrial y al logístico, con un crecimiento de casi el 90%, hasta superar los 820 millones, mientras que el sector hotelero ha movido 2.155 millones, un 23% menos que en 2015.

Por otro lado, el número de compraventas de viviendas registró en el conjunto del 2016 una expansión del 13,5% interanual (14,8% en términos desestacionalizados) hasta las 458.781 operaciones, cumpliendo de esta manera con las previsiones del sector que esperaba superar las 450.000 unidades, según datos del Consejo General del Notariado. Se prepara de esta manera el camino, si nada lo impide, de llegar durante el presente ejercicio hasta el medio millón de casas vendidas en todo el territorio español.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios