Esperan que los rendimientos caigan un 15% en el próximo trimestre

Ryanair prevé más viajes hacia España y más baratos por la inestabilidad del Mediterráneo

La compañía pronostica en sus últimos resultados que el cambio de vuelos desde Turquía, Egipto o el norte de Africa a España y Portugal presionará los precios por el exceso de capacidad

Foto: El director ejecutivo de la aerolínea irlandesa Ryanair, Michael O'Leary. (EFE)
El director ejecutivo de la aerolínea irlandesa Ryanair, Michael O'Leary. (EFE)

El terrorismo y la inestabilidad política siguen haciendo mella en las cuentas de resultados de algunas compañías. Ryanair ha registrado un ganancia en los nueve primeros meses de su año fiscal 2016 de 1.260 millones de euros, lo que supone un 16% menos que en el mismo periodo del año anterior. En las cuentas, la aerolínea irlandesa destaca que el Brexit y el cambio de rutas de Turquía, Egipto y el norte de África (países sumidos en la inestabilidad política y un alto grado de inseguridad por el terrorismo) hacia España y Portugal continuará presionando a la baja los precios en lo que resta de año y el próximo 2018.

La compañía de vuelos continúa "creciendo en capacidad, nuevas rutas y bases, mientras que otras aerolíneas de la Unión Europea también añaden capacidad, por lo que el entorno competitivo sigue debilitando los precios". En este sentido, Ryanair sostiene que, como la compañía ofrece las tarifas más bajas en todos los mercados, los precios están cayendo más rápido de lo que inicialmente se planteó. Sin embargo, sostiene que esto es una "buena noticia para los clientes y sus socios en los aeropuertos, aunque sea una mala noticia para los competidores que no pueden igualar sus precios".

Ryanair espera un retroceso de los rendimientos para el próximo trimestre del 15% por los bajos precios que repercuten a los clientes

De esta forma, Ryanair espera un retroceso de los rendimientos para el próximo trimestre del 15% por los bajos precios que repercuten a los clientes. En opinión del equipo de análisis de Bankinter, "los resultados se han visto negativamente afectados por la caída de las tarifas. La guerra de precios para compensar el exceso de capacidad del sector continuará en los próximos meses, como reflejan las perspectivas de la aerolínea". Además, estos expertos consideran que "las regiones de Portugal, España e Italia se benefician de la pérdida de atractivo de destinos como Egipto y Túnez, desde el punto de vista del turismo. Sin embargo, como algunas aerolíneas han dejado de volar a estos dos últimos destinos, se están saturando los de Europa occidental [exceso de capacidad]". De ahí que los precios de los billetes sigan cayendo: el 15%, según Bankinter.

Entre los factores de riesgo que destaca la compañía para el futuro, apunta algunos clásicos, como el aumento de la competencia, las medidas regulatorias que tomen los distintos gobiernos de los países donde opera o el tono general de la economía y en particular del sector aéreo. No obstante, observa otros riesgos más específicos, como el Brexit y la volatilidad de las divisas y los tipos de interés, las huelgas de los trabajadores, las emisiones volcánicas que interrumpen el tráfico aéreo o el terrorismo, principal factor que está beneficiando al turismo de Europa Occidental.

Avión de la compañía Ryanair. (Reuters)
Avión de la compañía Ryanair. (Reuters)

Los números de la aerolínea demuestran la tendencia a abaratar los precios de los billetes. Entre finales de 2015 y 2016, Ryanair ha aumentado un 16% sus pasajeros y un 1% sus ingresos, mientras su beneficio después de impuestos ha caído un 8%, lo que le deja un margen neto un punto básico menos que el año anterior. Estos guarismos no han convencido a los inversores, que han optado por las ventas en bolsa, con lo que Ryanair ha perdido un 3,76% en la sesión de este lunes.

España se beneficia de la inestabilidad

Esta tendencia demuestra una vez más que la situación de inestabilidad que se vive en un gran número de países de la cuenca mediterránea está beneficiando al turismo español, que no para de crecer en los últimos años. Desde las revueltas de la Primavera Árabe, muchos turistas del norte de Europa están optando por destinos como España y Portugal en detrimento de otros países que ofrecen sol y playa a precios en principio más competitivos, como puede ser Túnez. Además, los ataques terroristas del ISIS en lugares turísticos de este país supusieron un gran golpe a su imagen. La inestable situación política que vive Egipto es otro de los motivos que están alejando a los turistas de uno de los principales destinos de turismo mundial.

Las estadísticas turísticas en España no dejan de mejorar. El último dato apunta a un crecimiento del gasto de visitantes internacionales del 19,3%

Por otro lado, la guerra en Siria, que estalló en 2011, supuso el cierre total para el ocio de otro enclave del Mediterráneo. Y más recientemente Turquía, un país muy acostumbrado a recibir visitantes foráneos, se está deteriorando como destino turístico, dados los ataques perpetrados por el Estado Islámico y la difícil situación que vive el país con los kurdos. Por si esto fuera poco, en julio de 2016 el país otomano se vio envuelto en un golpe de Estado fallido que desató una crisis política en la que aún hay muchas incógnitas abiertas.

España ya está notando con intensidad la mayor llegada de turistas, el principal motor de la economía. Tal y como destacaba la última estadística publicada por el INE, el gasto de los turistas internacionales que visitaron España en diciembre aumentó un 19,3% respecto al mismo mes de 2015. El buen tono del turismo hacia España se beneficia de la inexistencia de ataques del terrorismo islamista desde el 11 de marzo de 2004. Otros países europeos como Francia o Bélgica también están acusando en sus cifras turísticas el asedio terrorista que viven desde 2015. Esto afecta también a las empresas. NH ingresó un 30% menos este verano en Bélgica, justo después de los ataques sufridos en la ciudad de Bruselas, tal y como publicó El Confidencial. Ese país recibió duras críticas por la descoordinación y laxitud de sus servicios de seguridad e inteligencia. España, por el momento, es considerado como uno de los países avanzados en materia antiterrorista.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios