BBVA pincha en España por el ladrillo y la "excesiva" remuneración de los depósitos
  1. Empresas
las comisiones también caen con fuerza

BBVA pincha en España por el ladrillo y la "excesiva" remuneración de los depósitos

Las cuentas de BBVA en 2016 tienen su talón de Aquiles en España, donde el beneficio cayó el 46,3% debido a las cláusulas suelo, al saneamiento del ladrillo y a los depósitos

placeholder Foto: Francisco González, presidente de BBVA, en la presentación de los resultados de 2016. (Reuters)
Francisco González, presidente de BBVA, en la presentación de los resultados de 2016. (Reuters)

La banca en España sigue sin ser rentable, y ni siquiera se libran los dos grandes. BBVA publicó ayer una caída del 46,3% de su beneficio en nuestro país hasta 316 millones, incluyendo tanto la actividad bancaria como la inmobiliaria. Un desplome que se explica en parte por las provisiones por las cláusulas suelo, pero también por otros factores recurrentes y, por ello, más preocupantes: los bajos tipos de interés, la caída del crédito, las menores comisiones, la necesidad de sanear todavía más el ladrillo adjudicado ante la falta de impulso del mercado y una remuneración de los depósitos superior a la que le habría gustado a la entidad que preside Francisco González.

Foto: El presidente del BBVA. (Foto: Reuters)

Este mal comportamiento se traducirá en un recorte del bonus a la plantilla en España, según confirmó ayer el presidente, pese a que parte de la culpa la tengan las cláusulas suelo. La cuestión de los tipos del BCE es la explicación generalizada del sector para su caída de márgenes: con tipos cero o negativos, los ingresos por el crédito -la inmensa mayoría a tipo variable- están bajo mínimos. Esto se suele compensar con la caída de la remuneración de los depósitos, que en algunos países también ha llegado a ser negativa (es decir, cobrar al cliente por tener el dinero en el banco); en España, el propio BBVA ha admitido que lo hacecon algunas empresas.

Ahora bien, resulta que esta rebaja no es suficiente para salvar los muebles en este banco: según su consejero delegado, Carlos Torres, la remuneración media de los depósitos en España bajó en 2016 desde el 0,52% hasta el 0,29%, "no tanto como nos gustaría". Por el lado del crédito, su rentabilidad bajó el año pasado del 2,12% al 2,08%, con lo que la diferencia (lo que se conoce como margen de clientes) se situó en torno al 1,80%. Esto puede compensarse con un crecimiento del volumen de crédito, pero este continuó bajando un 3,7%. La consecuencia es que el margen de intereses en España -el que mide la diferencia entre intereses cobrados y pagados- cayó el 2,9%.

Comisiones a la baja, gastos al alza

Además, está la cuestión de las comisiones. Mientras en la mayoría de las entidades españolas crecieron por el traspaso de los clientes de los depósitos sin rendimiento a los fondos de inversión, en BBVA las comisiones cayeron el 6,5%. La explicación que ofrece el banco es "la evolución de los mercados y la menor actividad existente en valores y en banca de inversión". La semana pasada, Bankinter arguyó que en 2016 cayeron con fuerza las refinanciaciones de empresas, lo que redujo las comisiones de activo (por los créditos).

Foto: Francisco González, presidente de BBVA, en la presentación de los resultados de 2016. (Reuters)

A la caída de las comisiones se suma el desplome del 22,3% de los resultados de operaciones financieras, porque ya no les queda deuda pública en balance con la que obtener las enormes plusvalías de 2015. Encima, los gastos suben en contra de la tendencia generalizada en el sector (+4,4%), lo cual explica el anuncio de otros 400 despidos en la red española, aunque ayer FG dejó claro que no se plantea un nuevo ERE. Todo ello se traduce en una caída del margen neto del 15,2%. La fortísima reducción de provisiones para la morosidad (del 42,7%) queda anulada por la dotación extrarodinaria para las cláusulas suelo (577 millones brutos, 404 netos). El resultado es que el beneficio de la actividad bancaria bajó el 16% hasta 912 millones.

El mercado inmobiliario no arranca

Pero aquí falta la actividad inmobiliaria en España, que BBVA y Santander publican por separado. Este negocio registró una pérdida de 595 millones en 2016, el 20,1% más que el año anterior. Esto se explica, por un lado, por un traspaso de provisiones desde el crédito al ladrillo impuesta por la nueva circular contable del Banco de España, que Torres cifró en 136 millones en el cuarto trimestre. Con esto, la cobertura de los adjudicados y el crédito promotor se eleva al 53%.

Sin embargo, no sólo se trata de una exigencia regulatoria. Las cifras de BBVA demuestran que la recuperación del mercado inmobiliario es muy incipiente, lo que hace que las ventas sigan siendo muy reducidas y que éstas se realicen a unos precios todavía muy bajos, lo que impide obtener beneficios respecto al valor en libros (después de provisiones). Y mientras el mercado no arranque, esta unidad continuará lastrando el resultado del banco.

Noticias del BBVA Francisco González Cláusulas suelo Mercado inmobiliario Provisiones Tipos de interés Bancos españoles
El redactor recomienda