La marca blanca pierde peso por primera vez

Las marcas de alimentación cargan contra la distribución por su falta de apoyo

Presentación del estudio de ESADE sobre el peso de las marcas de fabricantes en la economía española durante el año 2014

Foto: Una de las mesas del evento organizado por ESADE y Promarca: 'Impacto económico y social de las marcas de fabricante'. (EC)
Una de las mesas del evento organizado por ESADE y Promarca: 'Impacto económico y social de las marcas de fabricante'. (EC)

Las marcas de alimentación cargan contra el sector de la distribución por su falta de apoyo. Lo hicieron este lunes en la escuela de negocios Esade, en la presentación del estudio 'Impacto económico y social de las marcas de fabricante', elaborado por esta escuela de negocios. El presidente de la asociación Promarca, Ignacio Larracoechea, ha destacado que 2014 fue el primer año desde la crisis en el cual las marcas blancas no ganaron peso específico en el conjunto de la economía.

El informe, entre otros puntos, destaca que “el trasvase desde la marca de fabricante a la marca de distribución —marca blanca— desde 2008 supone una reducción del valor añadido económico de 1.803 millones en 2014, una disminución del 37,7% en inversión en I+D y la pérdida de 53.600 empleos; además de 967 millones en tributos”.

Ignacio Larracoechea durante el evento. (EC)
Ignacio Larracoechea durante el evento. (EC)

Ignacio Larracoechea se ha felicitado ayer en Barcelona de que “en 2014, por primera vez, la marca de gran consumo vuelve a crecer frente a las marcas blancas. Incluso en 2016, según Nielsen, han caído las marcas blancas”, las cuales en la actualidad ya suponen la mitad del lineal.

Sin embargo, la verdadera carga de profundidad la lanzó Jérôme Boesch, presidente de Danone España, para quien a una empresa innovadora como su multinacional le "cuesta que la distribución dé tiempo a esta innovación, pero el sector de la distribución no aporta innovación importante. En los últimos años, cero patatero, mientras que nuestro sector sí que lo hace”.

En una clara alusión a Mercadona, Boesch ha recordado que “en España hay grupos que presumen, y se puede decir porque lo dicen ellos, que su estrategia pasa por eliminar a las marcas de fabricantes”, y "eso hace que a los fabricantes nos cueste más estar en el lineal, y cuando estamos es como un sorteo con bolas calientes. Lo que los fabricantes pedimos es tener nuestra oportunidad".

“Aquí predomina un punto de venta más pequeño, lo que limita los lineales”, ha lamentado Boesch, comparando España con otros países, y así ha explicado que en el caso de Danone, “para introducir una referencia, retiramos otra. Una disciplina interna no siempre fácil”. España es importante para Danone por su volumen de ventas, "lo que hace que tengamos un peso específico mayor en la innovación del conjunto del grupo. Si dejamos de serlo, la innovación se perderá”.

Larracoechea, por su parte, ha destacado que “entre 2008 y 2014, se perdieron 100.000 puestos de trabajo entre los fabricantes de marcas alimentarias. Por ahora, se han recuperado la mitad de estos puestos de trabajo. Y en dos o tres años, nos pondremos a la par con la situación que había antes de la crisis”. Para Larracoechea, la presencia de las marcas blancas es una competencia desleal y produce un continuo conflicto de interés.

Impacto en el I+D

El gran resumen de la jornada lo ha hecho Fabrice Ducceschi, consejero delegado de Adams Food, la empresa de galletas segregada de la antigua Nutrexpa. “El 'low cost' tiene coste, un coste social, con la pérdida de 53.000 empleos, un coste fiscal, una destrucción de valor añadido de 1.800 millones y una reducción del 38% en la inversión en I+D”, ha destacado este directivo.

Asistentes al evento organizado por ESADE y Promarca. (EC)
Asistentes al evento organizado por ESADE y Promarca. (EC)


Más inversiones

Por su parte, Laurent Dereux, director general de Nestlé España, ha destacado el esfuerzo inversor de su grupo. Entre 2010 y 2015, Nestlé ha invertido 380 millones de euros en sus fábricas españolas.

Otros 215 millones se invertirán en los próximos cinco años en la fábrica de cápsulas de café en Girona, según ha explicado el director general de Nestlé, detallando que estos fondos se destinarán a “desarrollar una mayor capacidad de producción de esta factoría catalana”.

El peso de las marcas de fabricante ha pasado del 59% del PIB en 2012 a colocarse en el 62% en el año 2014. Esto supone el 7,4% del PIB, que solo sería el 4,9% sin las exportaciones, según recoge el estudio presentado.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios