recta final de la subasta competitiva

CVC-Douglas presenta la oferta más alta por Bodybell tras ser maquillada por HiG

La cadena alemana de perfumerías, propiedad del fondo de capital riesgo, ha presentado la oferta vinculante más elevada para quedarse con el grupo español de belleza

Foto: Bodybell. (Centro Comercial El Ferial)
Bodybell. (Centro Comercial El Ferial)

Bodybell y sus algo más de 1.600 empleados acabarán 2016 con un nuevo dueño, el tercero en apenas año y medio, después de una profunda reestructuración financiera y operativa. HiG, el fondo que se hizo a precio de saldo con la cadena de perfumerías tras caer en manos de los bancos, ha recibido ya las ofertas vinculantes para la venta del grupo, que se espera esté cerrada antes de Navidad. Entre los candidatos más interesados está Douglas AG, una multinacional alemana propiedad del CVC Capital Partners.

Fuentes próximas a la operación han confirmado que la oferta más competitiva que ha recibido Montalbán Atlas Capital, el asesor de la transacción, es la de Douglas, una compañía alemana, con cerca de 2.000 tiendas repartidas por 19 países de Europa, que fue adquirida en 2015 por CVC al también fondo de capital riesgo Advent. Sin embargo, Douglas apenas tiene 60 locales abiertos en España, donde ha sufrido con dureza la caída de las ventas por la crisis del consumo y donde no ha podido lograr el liderazgo que sí tiene en 11 mercados del Viejo Continente.

Douglas ha decidido apostar fuerte por Bodybell para consolidar su posición en España, cuyo mercado está muy atomizado por otras compañías como la valenciana Druni, la andaluza Primor, la andorrana Júlia y la salmantina Perfumerías Avenida. Todas ellas han padecido la presión de los precios implantados por Mercadona, que ha puesto contra las cuerdas las cuentas de otras cadenas como Perfumerías If, perteneciente a Eroski, y la francesa Mariannaud. La primera perdió más de 25 millones en 2015 y está en una difícil situación financiera, mientras que la segunda cerró 70 de sus 117 tiendas.

Foto: Douglas.
Foto: Douglas.

Precisamente, Douglas ha estado en negociaciones muy avanzadas para comprar también las cerca de 200 tiendas de Perfumerías If a Eroski, pero, según distintas fuentes, las conversaciones se han roto a última hora. Por este motivo, su apuesta por Bodybell es más estratégica, ya que le permitiría pasar de sus actuales 60 establecimientos a casi 350 puntos de venta. Otras fuentes indican que por Bodybell también se han interesado Druni y Sephora, la cadena propiedad del grupo francés Louis Vuitton, que opera en España en una alianza con El Corte Inglés.

Una pesadilla de 10 años

HiG quiere vender el grupo de belleza antes de que acabe el año porque, pese a la operación de ingeniería financiera llevada a cabo en 2015, la compañía necesita nuevos fondos. Hace un año, se acordó la conversión de deuda por 165 millones en préstamos participativos por valor de 125 millones, la capitalización de otros 10 millones y el mantenimiento de una deuda bancaria de 30 millones más. El plan, que incluía el reconocimiento de pérdidas por 200 millones, fue bendecido por la mayoría de los bancos —el 91% apoyó la transformación— y homologado por el juez este mismo año.

Pese a ello, Bodybell ha tenido que pedir más árnica a los bancos que le prestaron los 20 millones adicionales de dinero nuevo, para hacer frente a sus necesidades imperiosas de tesorería, al comprobar que todavía le es imposible cumplir con sus obligaciones financieras. La cadena tiene ahora cerca de 300 tiendas y una plantilla aproximada de 1.600 personas. 

Bodybell, que llegó a estar en varias ocasiones en situación técnica de insolvencia, ha sido víctima de la ingeniería financiera con la que N+1 Mercapital y Dinamia la compraron en 2006 por algo más de 120 millones de euros. Después adquirieron Juteco con una maniobra similar: mucha deuda bancaria, liderada por BNP Paribas, y préstamos participativos de los accionistas al 26% de interés, en la creencia de que un crecimiento infinito permitiría devolver el préstamo y ganar dinero. Ocurrió todo lo contrario, lo que llevó a la empresa a pasar a manos de la banca acreedora por ejecución de los créditos. La compra por parte de Douglas podría ser el fin de una pesadilla que dura ya 10 años.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios