En el marco de la pacificación de la guerra familiar

Oferta de los Ferrer para asegurarse la mayoría del capital de Freixenet

La oferta de la rama que encabeza el presidente de honor de Freixenet es “firme” y permite dar una salida a los miembros de otras ramas familiares partidarias de vender

Foto: Foto: Freixenet
Foto: Freixenet

Los Ferrer han presentado una oferta para asegurarse la mayoría en el capital de Freixenet y cerrar la guerra abierta en la familia. La propuesta ofrece comprar hasta al 51% del capital que no controla la rama Ferrer por 230 millones, con lo que la totalidad del primer fabricante de cava de España se valoraría en 450 millones de euros.

Según publica hoy La Vanguardia, la oferta de la rama que encabeza el presidente de honor de Freixenet, José Ferrer, es “firme” y permite dar una salida a los miembros de otras ramas familiares partidarias de vender, como es el caso de los Hevia, con el 29%; y una parte de los hermanos Bonet, que en conjunto suman otro 29% de las acciones.

Como ya avanzó El Confidencial, durante el verano se cerró un principio de acuerdo para pacificar la situación en el seno de la familia y mantener la catalanidad del capital, garantizando a los Hevia vender sus títulos de la sociedad y que el grupo alemán Henkell & Co pueda tener una participación minoritaria, una alternativa que los Ferrer mantienen abierta una vez que hayan efectuado su adquisición.

Las tres ramas familiares de Freixenet
Las tres ramas familiares de Freixenet

Con esta oferta los Ferrer consiguen dos objetivos: asegurarse el 51% de las acciones de Freixenet primero; y presionar a la baja la valoración de la compañía que pueda hacer Henkell & Co, cuya aproximación traída de mano de los Hevia desató la batalla por el control de la sociedad, en la que los Ferrer no retienen la mayoría sino sólo el 46%. Eso supone un incentivo a los accionistas predispuestos a vender de aceptar ahora la oferta de José Ferrer y su rama familiar –el pájaro en mano– y no esperar a que Henkell & Co ejecute su “due dilligence”, un proceso que todavía no ha comenzado –los ciento volando–.

En todo caso los Ferrer cohesionan el accionariado. Se quedarán en el seno de Freixenet el actual presidente, José Luis Bonet, uno de los adalides del acuerdo, con su 7,25%. Igual que su hermana, Pilar, con un paquete equivalente. En cambio, los hermanos Eudald y Pere venderán total o parcialmente. Se calcula que hasta un 44% del capital de Freixenet podría acudir a la oferta.

Los Ferrer quieren financiar la comprar con apoyo del Banco Santander y luego repagar parcialmente el crédito dando entrada a Henkell & Co en calidad de socio minoritario, pero ya reteniendo ellos la mayoría de la sociedad.

Un líder en recuperación

Freixenet pasó un mal momento hace más de un año, cuando tuvo que suspender el pago del dividendo lo que provocó la petición de salida de los Hevia y las dudas de otros familiares. Pero sigue siendo la empresa líder del sector del cava en España. Factura más de 500 millones anuales y cuenta con marcas como Segura ViudasRené Barbier o Canals i Nubiola, entre otros.

Pero en el último ejercicio los resultados de Freixenet ya se están recuperando y se espera, incluso, volver a dar dividendo a los socios.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios