TRAS CAER UN 24% ESTE MIÉRCOLES

La CNMV pide explicaciones a Villar Mir por el crash de OHL y su socio de Mónaco

El desplome de la acción ha encendido las alarmas. El riesgo de que la constructora entre en una espiral bajista preocupa al supervisor, que requiere más información a la familia.

Foto: Evolución bursátil de OHL en los últimos seis meses. (Bloomberg)
Evolución bursátil de OHL en los últimos seis meses. (Bloomberg)

Mientras el yate de los Villar Mir espera en Grecia a la familia para comenzar las vacaciones, la cotización de OHL, la joya de la corona familiar, como la definen en su última presentación, sufre el mayor crash desde la fusión entre Obrascón-Huarte y Laín en 1999. Ante el desplome del 24% registrada este miércoles y las caídas en las dos sesiones anteriores, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha pedido explicaciones al consejo de administración para preguntarles por los motivos de este hundimiento.

Fuentes oficiales de OHL han indicado que la llamada del organismo regulador fue de “oficio”, restando importancia a la preocupación de la CNMV. Pero, según otras fuentes del mercado, la petición de información se debe a la inquietud del supervisor por si la estructura financiera a través de la cual la familia Villar Mir tiene el control de la compañía estaba teniendo alguna incidencia en el comportamiento de la cotización.

El requerimiento de información perseguía conocer si Tyrus Capital, fondo en el que el mayor accionista de la constructora aparcó en octubre del pasado año un 8,3% del capital, cuando realizó la ampliación de 1.000 millones, había realizado operaciones con esos 25 millones de acciones. Este fondo con sede en Mónaco adquirió este paquete con un pacto de sindicación con los Villar Mir por el que la familia debía compensarle en el caso de caída de la cotización, como ha ocurrido, hasta el punto de asumir las minusvalías en caso de vender las acciones.

Tyrus Capital invirtió al menos 125 millones para cubrir la parte de la ampliación de capital que los empresarios españoles no pudieron asumir. Compró los títulos a 5,02 euros y hoy cotizan a 2,10, por lo que acumulan una pérdida de 73 millones, un dinero que debe ser repuesto por los Villar Mir. El pacto incluye un derecho preferente para los dueños de la constructora para adquirir cualquier paquete superior al 0,25% que el fondo venda en los 18 meses posteriores (hasta marzo de 2017). A su vez, Tyrus tiene derecho especial para adquirir la parte proporcional sobre una potencial venta por parte del Grupo Villar Mir del 2% de OHL durante el mismo periodo.

Si se hunde la cotización, saltan los 'margin call' y la familia y la compañía tienen que poner más garantías

Según distintas fuentes, ni la CNMV ni la mayoría de los inversores conocían esta cobertura de la familia sobre la pérdida del fondo, lo que le pone en un aprieto dadas las propias dificultades del holding, con una deuda creciente por sus inversiones en Abertis y Colonial. “Es una pescadilla que se come la cola. Si se hunde la cotización, saltan los 'margin call' y la familia y la compañía tienen que poner más garantías”, explican desde un hedge fund que “huele la sangre”, como añaden desde un banco internacional.

OHL ha asegurado a la CNMV que no tiene nada que agregar a la información que dio el pasado viernes en la presentación de los resultados del primer semestre y en la conferencia telefónica mantenida con los analistas. Fuentes próximas al grupo consideran que se trata de un ataque especulativo de fondos que apuestan a corto a la bajada de la acción para que salten los soportes de resistencia y lleven a la empresa al límite. Especialmente, sobre los 900 millones de deuda corporativa que mantiene la constructora sobre un total de 3.600. La diferencia es que la primera va contra los recursos del grupo, mientras que los restantes 2.700 millones están garantizados por proyectos y concesiones que pueden ser vendidos para repagar los préstamos.

La compañía cree que el mercado ha reaccionado de forma excesiva a la caída del 94% del beneficio en el primer semestre. Y se apoya en el propio informe de Moody´s, que ayer le bajó su solvencia más allá del bono basura, donde se explica que la segunda parte del año mejorarán las cuentas tras haber provisionado casi veinte obras fallidas. En este sentido, indican que Fitch se ha comprometido a no revisar la calificación crediticia de OHL hasta octubre.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios