PREPARA UN 'LISTING' PARA EL MES DE NOVIEMBRE

MásMóvil ficha a Norgestión para subir a la primera división bursátil en otoño

Tras la compra de Pepephone, a MásMóvil se le ha quedado pequeño el Mercado Alternativo Bursátil. El objetivo es cotizar en el continuo a partir de noviembre

Foto: Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil.
Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil.

MásMóvil, el autoproclamado cuarto operador de telefonía en España, ha decidido dar el salto a la máxima categoría de la bolsa española. La entidad cotizada en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) desde el año 2012 prepara un 'listing' en el Mercado Continuo para el próximo otoño, dentro de un esquema de trabajo que cuenta con el respaldo de Norgestión como asesor financiero y de KPMG como consultora jurídica y auditora de cuentas. La empresa quiere empezar a cotizar en las cuatro plazas bursátiles de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia antes de que termine el mes de noviembre.

La reciente adquisición de Pepephone y la consiguiente ampliación de capital por importe de 90 millones destinada a financiar la compra han supuesto un punto de inflexión en el desarrollo de MásMóvil, que ahora se apresta para jugar sus cartas con plenitud en lo que se considera la primera división bursátil. La puesta en valor en los mercados de capitales no es más que el reflejo de las aspiraciones que tiene el emergente operador ‘low cost’ para mirar cara a cara a los tres grandes rivales del mercado de telecomunicaciones, como son Telefónica, Vodafone y Orange.

MásMóvil trata de desplazar a Yoigo del cuarto lugar, aprovechando la incertidumbre que la filial española de TeliaSonera viene padeciendo desde hace tres años con sus repetidos intentos frustrados de venta. Las negociaciones para el traspaso de Yoigo al fondo británico Zegona siguen estancadas, lo que ha motivado que algunos inversores hayan confundido sus deseos con la realidad situando a MásMóvil como eventual alternativa de compra. La única y primordial tarea que tiene la compañía dirigida por el austríaco Meinrad Spenger no es otra que consolidar el proceso de crecimiento llevado a cabo en estos años para convertirse en un competidor esencial dentro del mercado integrado fijo-móvil de telefonía en nuestro país.

MásMóvil intenta desplazar a Yoigo. (Reuters)
MásMóvil intenta desplazar a Yoigo. (Reuters)

La empresa ha ido fortaleciendo su oferta con la compra en los dos últimos años de hasta un total de 10 filiales, entre las que destacan Ibercom, Quantum, Xtra o The Phone House. Esta entidad corporativa, a la que ahora se añade el acuerdo con Rosauro Varó y Javier Hidalgo para la adquisición de Pepephone, se ha nutrido de forma paralela con la formación de un equipo de gestión constituido por ejecutivos y profesionales procedentes de las más reconocidas empresas de la competencia, como Vodafone y Orange, además de Ono, Jazztel e incluso Indra.

La proyección de la compañía desde su estreno bursátil en el MAB se ha saldado con el más rápido crecimiento de negocio en términos relativos dentro del sector. MásMóvil ha multiplicado por 6,5 veces sus ingresos netos desde los 22 millones de euros registrados en 2012 a los 145 millones en 2015. Al cierre del pasado ejercicio contaba con 960.000 abonados en el segmento residencial, de los que 500.000 son de fijo e internet y 450.000, de móvil. Además tiene 25.000 empresas en su cartera de clientes. La capitalización de mercado ha crecido en estos tres años más de un 80%, hasta alcanzar los 235 millones de euros.

El plan de negocio de MásMóvil prevé una cuota de mercado del 2,5% en España, con 400.00 clientes de banda ancha y un millón de móviles en dos años

Las previsiones económicas para el salto al Mercado Continuo apuntan una cifra de hasta 400.000 clientes de banda ancha en 2018, en tanto que los abonados de móvil podrían superar el millón a la vuelta de dos años. Los ingresos previstos en el horizonte de este plan de negocio se estiman en 250 millones de euros, con un incremento anual acumulado del 20%. El ebitda o beneficio bruto operativo se situará en 70 millones, seis veces más que los 11,5 millones contabilizados en 2015. El objetivo es obtener una cuota del 2,5% en el mercado español, frente al escueto 0,2% que posee en la actualidad.

Con estos poderes, MásMóvil aspira a ejercer dentro del supermercado español de las telecomunicaciones el papel de ‘Maverick’, ese apelativo utilizado en el mundo económico para definir a los competidores vigorosos e impredecibles que despliegan una oferta disruptiva, obligando a los operadores de toda la vida a cambiar sus políticas comerciales. De momento, la empresa ha lanzado su primer ataque con una propuesta que puede reventar los precios en el sector y que se resume en una tarifa plana de 36,89 euros por un servicio integrado de fijo, móvil e internet con fibra óptica o ADSL. Telefónica, Vodafone y Orange tendrán que darse prisa en mover sus fichas. De Yoigo, por ahora, solo se escuchan los lamentos de una operación de venta que no termina de cuajar.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios