a través de timón

Los Polanco crearon su propio entramado societario en el paraíso fiscal de las Caimán

La familia fundadora de Prisa tuvo durante ocho años cuatro sociedades de inversión en Islas Caimán, que le permitieron operar en Reino Unido con las máximas ventajas fiscales

En las aguas del mar Caribe, junto a Jamaica y Cuba, se ubican las minúsculas Islas Caimán, tres pequeños bloques de tierra que descubrió Cristóbal Colón en su cuarto viaje a América, y que ocho décadas después fueron bautizados con su actual nombre por el pirata Francis Drake, primer británico del que se tiene constancia en estos territorios.

Cuatro siglos después, estas islas siguen estrechamente ligadas a Reino Unido, ya que son uno de sus territorios de ultramar y, como las Islas Vírgenes Británicas o Bermudas, gozan de una ventajosa política fiscal que los ha convertido en uno de los mayores centros financieros del planeta, a pesar de contar con una población de apenas 70.000 habitantes. Entre las grandes fortunas de todo el mundo que se han sentido atraídas por estos beneficios, figuran los Polanco, históricos accionistas del grupo de comunicación Prisa, que en 2001 registraron cuatro sociedades en Caimán.

Todas ellas fueron bautizadas como Additional Value (1, 2, 3 y 4), y se constituyeron bajo la fórmula de 'exempt company', régimen que está libre del impuesto de sociedades y entre cuyas garantías ofrece ocultar el nombre del beneficiario. Tras incorporarse al registro de las Islas Caimán en octubre de 2001, estas cuatro sociedades se dieron de alta en Reino Unido como Oversea Company, una especie de sociedad cortina que podría denominarse como la fórmula británica de empresas 'offshore'.

Según puede confirmarse en el registro británico, fue el 1 de mayo de 2002 cuando estas cuatro sociedades se dieron de alta como oficina de representación ('place of business') en Reino Unido, la misma fecha en que se dieron de alta como 'directors' (consejeros) Borja Pérez Arauna, director general de Timón y heredero del cofundador de Santillana, y Rafael Luis Noblejas Sánchez-Migallón, director financiero de la sociedad y hombre de máxima confianza de los Polanco. Sin embargo, su nombramiento apenas duró 24 horas, ya que en ese mismo primero de mayo cesaron de su cargo.

Dos meses después, todas estas empresas cambiaron sus nombres por Albert Bridge Investments Limited, Blackfriars Bridge Investments Limited, Chelsea Bridge Investments Limited y Westminster Bridge Invesments Limited, respectivamente. En sus informes anuales de cuentas, que se limitan a un breve recopilatorio de 10 folios gracias a su especial naturaleza, las cuatro reconocen que su matriz es Tower Bridge Holding Limited y que "la matriz última y que tiene el control es Timón SA", la sociedad de la familia Polanco, a través de la cual canaliza sus inversiones tanto personales (como su amplio negocio hotelero), como editorial (con Santillana) o de medios de comunicación (Prisa).

Consultado por este medio, un portavoz de Timón ha reconocido la existencia de estas sociedades y ha señalado que "es una estructura de inversión que se hizo de manera perfectamente legal, declarada, en orden y que ya está liquidada". Efectivamente, en las cuentas consolidadas de Timón correspondientes a los años en que estuvo activa esta estructura, aparece la pata británica de este entramado societario, pero no la caimanesa, que se desmontó en 2009, año en que Reino Unido modificó la normativa de las 'overseas company'.

Desde la sociedad patrimonial de la familia Polanco, no han podido dar una respuesta a por qué Pérez Arauna y Noblejas solo permanecieron un día como consejeros de las sociedades británicas, ni si el asesor que les recomendó montar esta estructura fue Goldman Sachs International, entidad que aparece como "parte relacionada" en los informes de todas estas empresas, ya que reconoce ser su anterior compañía matriz, además de seguir manteniendo lazos a través de depósitos y créditos.

En las cuentas consolidadas de Timón del ejercicio 2002, primero con el entramado caimanés-británico completo, Timón contabilizaba su participación del 96% en Tower Bridge -'holding' de las otras cuatro compañías- en 267,7 millones de euros y colgaba esta participación de Promotora de Publicaciones, empresa en la que estaban sindicados los socios históricos de Prisa, los Pérez y los Polanco, junto a otros fieles como Adolfo ValeroGregorio MarañónRamón Mendoza, para canalizar su voto en Prisa, hasta que este pacto saltó por los aires tras la entrada del inversor americano Liberty.

Un ejemplo del beneficio fiscal que genera una estructura como esta es el impuesto de sociedades saldado por Albert Bridge Investments Limited en 2002, ejercicio en el que declara haber obtenido un beneficio antes de impuestos de 7,8 millones de libras (10 millones de euros) y en el que solo tuvo que tributar 114.663 libras (146.493 euros), a pesar de que el Impuesto de Sociedades en Reino Unido en aquel entonces era del 30%, según reconoce el propio informe de la compañía.

"La diferencia entre el 30% del beneficio antes de impuestos [2,36 millones de libras] y la carga pagada se debe, sobre todo, a que los ingresos por dividendos no están sujetos a impuestos", señala Albert Bridge en su informe anual, todo un caramelo para una sociedad de inversión, como eran todas las que conformaban la trama caimanesa de los Polanco, origen último de todas estas empresas, ya que aunque crearan un clon en Reino Unido, se sometían a la normativa del paraíso fiscal.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios